Catedral De Amberes en Bélgica. El Arte Gótico En Su Máxima Expresión

La imponente Catedral de Amberes (Onze-Lieve-Vrouwekathedraal) o Catedral de Nuestra Señora es una obra maestra de la arquitectura gótica. Es la iglesia más grande del Benelux en Bélgica. La catedral de Amberes también alberga cuatro magníficos retablos de Rubens.

Como uno de los edificios más altos del mundo, la catedral majestuosa de Amberes todavía domina el horizonte de la ciudad. La Catedral de Nuestra Señora es una obra maestra de encaje en piedra.

Historia de la Catedral de Amberes

Iniciada en 1352, es uno de los edificios góticos más finos de Europa. La iglesia, que se convirtió en una catedral en 1559 sustituyó a una iglesia románica construida en el siglo XII. Los últimos vestigios de esa iglesia fueron demolidos en 1481.

El diseño general de la Catedral de Amberes se atribuye a Jean Appelmans, también conocido como Jean Amel de Boulogne. Aunque la construcción fue dirigida muy probablemente por De Waghemakere. Un monumento del siglo XIX en la base de la aguja del sur conmemora al arquitecto.

El coro y la nave fueron construidos primero entre 1352 y 1411. El frente del oeste fue construido más adelante, entre 1422 y 1474.

Arquitectura de la Catedral de Amberes

Verás la Catedral de Nuestra Señora mucho antes de que te acerques a sus enormes puertas de madera y fachada de piedra ornamentada. La catedral de Amberes cubre 2,5 hectáreas, lo que lo convierte en el edificio más grande de su tipo en Bélgica y Holanda.

Si te detienes en la pequeña plaza antes de la entrada podrás admirar los altos arcos góticos. Así como las estatuas intrincadamente talladas dentro de la fachada. Al pie de la aguja sur, verás un monumento al arquitecto de la iglesia, Jean Appelmans.

Te mostramos las mejores Ciudades de Bélgica que debes visitar

Interior de la catedral

La amplia nave central está flanqueada por tres naves a cada lado. Esto crea un enorme espacio interior con cuarenta y ocho pilares en cada pasillo. La catedral tiene una longitud de 117 metros y una anchura de 65 metros en su punto más ancho.

En 1566 y de nuevo en 1581, el interior de la catedral fue gravemente dañado por los calvinistas durante las furias iconoclásticas. En el siglo XVIII, los franceses incluso amenazaron con demoler completamente el edificio. Afortunadamente, el arquitecto de la ciudad logró detener esos planes.

Durante la ocupación francesa, la mayor parte del interior fue vendida por los franceses. A pesar de todo el saqueo, algunos tesoros importantes del arte han sobrevivido. Los más notables son tres grandes pinturas de Rubens. Descenso de la Cruz (1612), Elevación de la Cruz (1610) y el Tríptico de la Resurrección (1612).

Hay muchos objetos notables más dentro como altares, confesionarios, estatuas y el púlpito. La reliquia principal que sobrevivió la Edad Media es la tumba de bronce de Isabel de Borbón. La catedral también cuenta con treinta y cuatro enormes vitrales.

Torre de la Catedral de Amberes

La última parte, la torre, se terminó en 1518. De las dos torres previstas, sólo la norte fue terminada. La parte octogonal de la torre fue construida entre 1501 y 1507. Fue diseñada por Herman de Waghemakere.

Dentro de la torre hay un carillón con cuarenta y siete campanas. La aguja real fue construida por Domien de Waghemakere, Antoon Keldermans II, y Rombout Keldermans entre 1508 y 1518.

La catedral fue la estructura más alta de los Países Bajos durante varios siglos. Incluso ahora, el espiral de 123 metros de altura reina sobre la ciudad. En parte debido a las restricciones de altura en Amberes, sigue siendo el edificio más alto de la ciudad.

Como ejemplo de las aspiraciones de Amberes en su edad de oro, el emperador Carlos V colocó la primera piedra de una extensión significativa, Quería llevarla a tres veces el tamaño de la actual, lo que la convertiría en el edificio más grande de la tierra.

Los daños causados por el agua usada para apagar un incendio intenso en la nave en 1533 incluyen la destrucción del techo y el mobiliario gótico. Esto impidió la construcción de este proyecto megalómano.

Importancia de la Catedral de Amberes en la Música

A principios del siglo XV, el coro de la catedral empezó a desarrollar una vida musical activa. Y como resultado, la importancia de la catedral en la historia de la música pronto se disparó. Johannes Ockeghem, uno de los compositores más importantes del siglo XV, sirvió aquí como cantante-vicario en 1443. Y también lo hizo Jacob Obrecht entre 1492 y 1497.

Los organistas que trabajaron en la catedral incluyen Henry Bredemers (1493-1501), que pasó a ser un maestro para los hijos de Felipe el Apuesto. Y el renombrado compositor inglés John Bull (1615-1628), que huyó a Flandes de su país de origen escapando de la justicia.

De 1725 a 1731 Willem de Fesch sirvió como maestro de capilla seguido de 1731 a 1737 por Joseph-Hector Fiocco. Otras figuras menos conocidas, pero localmente importantes, como Jacobus Barbireau y Andreas Pevernage, también trabajaron en la catedral de Amberes.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.