Los 10 Mejores Restaurantes De Pamplona Para Disfrutar Una Comida

Pamplona, la capital de la región de Navarra, es mejor conocida por las Corridas de Toros que tienen lugar durante el Festival de San Fermín. Pero para aquellos que no están dispuestos a arriesgar sus vidas (o algún miembro) los restaurantes de Pamplona ofrecen una rica mezcla de tradición e innovación. Una armonización perfecta de delicias regionales y alta cocina se pueden encontrar en sus menús. Para un tipo diferente de experiencia culinaria española, haz una visita a uno de estos restaurantes.

Conoce los 10 Mejores Restaurantes de Pamplona

1.- Café Iruña

Pamplona juega un papel importante en “El sol también se levanta”, obra de Ernest Hemingway. Y el Café Iruña, que data del siglo XIX, fue un lugar favorito de este escritor durante su estancia en España. La historia del restaurante, la decoración art déco vintage y su excelente ubicación en la plaza principal de la ciudad, la Plaza del Castillo, lo convierten en uno de los mejores restaurantes de Pamplona.

Disfruta de un café cortado y un croissant a la plancha para el desayuno mientras descansas en la terraza. O aprovecha los menús de cena que ofrecen una relación calidad-precio fantástica por tres platos y una botella de vino.

2.- La Nuez

El chef venezolano Julio Flames no quiere que “nada enmascare la esencia del producto” aquí, creyendo en los sabores naturales de sus ingredientes y valorando la sencillez. Basándose en su experiencia culinaria acumulada en todo el mundo, Flames evoca la cocina internacional de alta calidad.

Prueba deliciosos platos como el sashimi de lubina con trufa y yuzu o el entrecot con pimientos del piquillo y pont neuf y crema catalana con vainilla natural. La Nuez está situado en las afueras del casco antiguo de Pamplona, lejos de la principal zona turística de la ciudad y solo se utilizan productos locales.

No dejes de conocer también Donde comer en Sevilla

3.- La Olla

La Olla ofrece cocina tradicional de Navarra como los guisos y pintxos, que son aperitivos similares a las tapas que se comen en Navarra y el País Vasco. Ejemplos de pintxos que se sirven aquí son txangurro, un tipo de gratén de cangrejo y tomates navarros rematados con atún en conserva.

También están disponibles una selección de tapas españolas más tradicionales. Como el jamón ibérico y el revuelto con setas, que se pueden comer bien caliente o frío. Para acompañar estos platos, elije entre la impresionante gama de vinos de Navarra de La Olla.

4.- Casa Otano

Casa Otano ha sido parte de los restaurantes de Pamplona desde 1912. Y ha permanecido en manos de la familia Otano durante toda su historia, manteniendo cada generación las recetas regionales que se les han transmitido.

En sus tres habitaciones, que combinan el diseño tradicional y el moderno, se pueden degustar deliciosos platos. Por ejemplo el salmorejo con virutas de jamón o ensalada mediterránea con atún, espárragos, ramos de lechuga, tomates confitados y albahaca. Y puedes rematar con una Navarra Rioja.

5.- Bistrot Catedral

Frente a la Catedral de Pamplona se encuentra el bien llamado Bistrot Catedral. Su interior extraordinario fue creado en colaboración con arquitectos y diseñadores para reflejar el arte y la historia de la ciudad. El restaurante también cuenta con instalaciones para proyecciones de películas y exposiciones de arte y ofrece sesiones regulares de jazz.

La cocina sirve pintxos, tapas, brochettes y tostadas. También gambas con chutney de menta, salmón ahumado y tostadas de bacalao con vinagreta de huevo y limón y huevo de codorniz y foie gras en tostadas. También tienen un menú especial de San Fermín disponible durante el festival.

6.- Europa

Desde que fue galardonado con una estrella Michelin en 1993, el elegante restaurante Europa ha ganado más fortalezas bajo la dirección de sus propietarios, la familia Idoate. Puedes disfrutar una gastronomía de la más alta orden en sus nueve comedores contemporáneos (dos públicos y siete privados).

El logro culinario de los Idoates se demuestra en platos como la paloma asada con calabacín a la parrilla y cebolla esmaltada; O el tocinillo de cielo infundido con maracuyá y frambuesas con frutas rojas y yogurt congelado.

7.- Baserri

Más de 30 tipos de tapas, pintxos y otros aperitivos variados se pueden pedir aquí en Basseri. Este es otro de los restaurantes de Pamplona que ha recibido numerosos premios a lo largo de los años. Sobre todo por su enfoque innovador en la presentación y las mezclas de los ingredientes de la comida.

Un ejemplo de la creatividad que ha llevado a tales distinciones es un plato de tapas compuesto de cubos de puré vegetal gelatinizado, una mezcla que incluye espárragos, zanahorias, repollo, guisantes y pimientos de piquillo. El equipo detrás de Baserri ha logrado conservar un ambiente tradicional mientras continúa innovando. Incluso han introducido la carne de avestruz y otras curiosas mezclas de ingredientes que amplían su delicioso menú.

Te contamos también cuáles son los mejores Restaurantes de Granada

8.- Bodegón Sarria

Este es otro de los restaurantes de Pamplona que ha servido a los que participan en las celebraciones de San Fermín durante décadas. Y la calle donde se encuentra es en realidad parte de la ruta del toro. La carne que cuelga de las vigas contribuye a su encanto rústico.

Prueba el capricho escombro, virutas del mejor jamón ibérico de Sánchez Romero Carvajal, chorizo y lomo de cerdo. O la brocheta de calabacín, elvers y salsa piquillo con vegetales tiernos.

9.- Rodero

Rodero, una empresa familiar de más de 40 años, cuenta con una estrella Michelin y un alto grado de logros conceptuales y técnicos en sus platos. Esto es evidente en la jalea exquisitamente presentada de barnacles de ganso, berberechos y frijoles blancos. Y el queso salado y turrón de maní con foie gras, vinagreta de uva y huevas de arenque.

La atención al detalle mostrada por el chef Koldo Rodero se refleja en el elegante entorno del restaurante. Y la lista de vinos está bien elaborada por la sommelier Verónica Rodero.

10.- Bar Gaucho

El Bar Gaucho está muy orgulloso de su cocina en miniatura, ya que sus pintxos han recibido numerosos elogios. Una mirada a la creatividad puesta en su comida se aprecia desde un cappuccino de lentejas con calabaza y jamón salado hasta una crema de guisantes presentada con un lollipop de foie gras. Esto es suficiente para mostrar por qué éste es uno de los más populares restaurantes de Pamplona.

Ha sido considerado como una excelente opción por varios especialistas en cocina. Pero tal vez una mayor distinción es su popularidad entre los residentes de la ciudad. Este es un signo de la calidad y autenticidad del restaurante.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.