A la hora de planificar un viaje en familia es muy importante tomar en cuenta a los más pequeños de la casa desde el comienzo, desde la elección del destino a visitar hasta los detalles del viaje para llegar a él.

Para quienes tienen niños, sobre todo sin son pequeños la idea de realizar un viaje corto o largo se presenta, además de los usuales asuntos pertinentes a reservaciones y paseos, con la diatriba de estar totalmente preparados para que los viajeros más pequeños puedan disfrutar también al máximo y disminuir los dolores de cabeza de los adultos que en ciertas ocasiones se presentan al salir de vacaciones.

Pero no hay de qué preocuparse, con estos consejos de seguro tus vacaciones serán no menos que inolvidables.

1.- ¿A dónde ir?

Esta es la primera fase de nuestra planificación familiar. Para tener un viaje exitoso debemos considerar escoger un lugar para vacacionar que brinde entretenimiento para todos los miembros de la familia, de esta manera evitamos que nuestros niños se aburran durante las vacaciones y decidan darnos más de un dolor de cabeza que no sería de extrañar si consideramos que los niños tienen una capacidad de distracción más corta que la de un adulto y que quizás no encuentren un paseo por el Louvre tan atractivo como nosotros.

Hay una multitud de destinos que nos permiten visitar diferentes locaciones en las que no solo podemos los adultos conocer increíbles lugares sino que nos ofrecen locaciones específicas para la distracción de nuestros niños viajeros, bien sea una ciudad turística que cuente con parques infantiles o simplemente escoger paisajes naturales como playas o montañas que cuenten con tours especializados en actividades diseñadas para los más pequeños. No dudes en investigar muy bien las alternativas para atracciones infantiles antes de escoger o reservar un destino.

Escoge un destino para el disfrute de todos
Escoge un destino para el disfrute de todos

2.- Alojamiento

Este es otro paso sumamente importante que debemos analizar muy bien a la hora de realizar un viaje familiar y, aunque todo dependerá del destino elegido, debemos pensar muy bien en las edades de los pequeños viajeros y sus necesidades de atención así como la cantidad de personas que viajarán para no pasar un mal rato.

Actualmente es posible encontrar estadías que se especializan en ofrecer servicios de entretenimiento para niños a quienes se hospedan en sus habitaciones, estas opciones son excelentes especialmente si viajamos a un destino que naturalmente no posee mucho atractivo para los más pequeños, haciendo uso de esta posibilidad todos los viajeros tendrán su momento de diversión durante sus vacaciones.

Otra opción es alquilar una casa o apartamento que le permitirá a los padres hacer de la estadía lo más parecido a estar en la comodidad de casa posible, esta es una buena opción sobre todo para quienes viajan con niños muy pequeños pues brinda la tranquilidad de prepararlos para dormir o para salir con calma y la comodidad que solo una casa puede brindar.

Los campamentos al aire libre se convierten en los preferidos para los niños más grandecitos ya que les permiten experimentar el contacto con la naturaleza y las actividades al aire libre que de seguro disfrutarán al máximo, sin embargo, en ocasiones representa más trabajo de preparación para los padres que deben llevar al campamento todo lo que creen que los niños pueden llegar a necesitar durante su estadía, de todas formas, la felicidad de amanecer frente a una playa o dormir bajo un manto de estrellas de seguro valdrá el esfuerzo!

Los hoteles con piscinas para niños son perfectos para todo padre viajero
Los hoteles con piscinas para niños son perfectos para todo padre viajero

3.- ¿Avión, tren, carro…?

Cuando ya hemos decidido el destino a visitar y el sitio en el que nos hospedaremos, debemos considerar la manera en la que vamos a trasladarnos hasta allá y de qué manera haremos los recorridos turísticos que hemos escogido. En este paso es muy importante hacer una lista con calma y tiempo antes del viaje que nos recuerde las cosas importantes que nos servirán para tener a los pequeños cómodos y distraídos durante el tiempo que nos lleve estar en algún medio de transporte, la lista, que quizás para algunos parezca innecesaria, es de hecho una de las mejores maneras de ayudarnos a planificar todas las cosas con las que debemos armarnos, por decirlo de alguna manera, para suplir a los niños durante el tiempo que afrontamos.

Recordemos siempre que los niños tienen un tiempo limitado de concentración lo que hace que se aburran rápidamente, en especial, si nos trasladamos por ejemplo en avión a un destino alejado, es por esto que debemos tomar como precaución llevar juguetes y cosas que puedan ser atractivas para ellos, recuerda, en plural juguetes, varios, todos los que puedas, de este modo tendrá la posibilidad de cambiar de actividad durante el tiempo que dure el traslado en vez de aburrirse y pasar un mal rato. También debemos planificar sus comidas durante el tiempo específico, sobre todo sin son niños muy pequeños o con necesidades alimenticias especiales más difíciles de encontrar en un vuelo o en un a parada en el camino.

No olvides el agua! Es super importante llevar una buena provisión de agua para el viaje y así evitar tener que hacer paradas en el carro.

Escoge una gama atractiva de juguetes fáciles de cargar
Escoge una gama atractiva de juguetes fáciles de cargar

4.- Primeros auxilios a la mano

Aunque en muchos viajes se ofrece un seguro de salud a disposición de los turistas, (que te recomendamos agendar) desde casa debemos ya estar preparados porque todos los que conviven con niños tienen muy claro que los accidentes pueden pasar en cualquier momento así que no dejes que te sorprendan sin estar preparado! Prepara un bolso exclusivo con medicina y artículos de atención primaria para prevenir malestares mayores durante tu viaje, toma en cuenta todo lo imaginable (y lo inimaginable) que puede suceder, desde malestares gripales y estomacales hasta una caída o golpe en un parque. Incluye sobres de hidratación y protector solar y barras de labial para hidratar, sobre todo si vas a lugares con mucho frío o mucho calor, bolsas plásticas y una toalla pequeña y listo.

Nunca está de más estar preparado!

Prepara con antelación el botiquín de viajes
Prepara con antelación el botiquín de viajes

5.- No los pierdas de vista ni un momento!

Este punto es uno de los más importantes que se debe recordar a la hora de salir de viaje con nuestros niños. Obviamente, ningún padre espera perder a sus tesoros durante un viaje pero, no es extraño que este tipo de cosas sucedan, sobre todo cuando estamos visitando un lugar nuevo y el espíritu aventurero de nuestros niños se enciende con pasión.

Un tip que puede ayudarte si planeas visitar lugares muy concurridos es colocar en el cuello de tus pequeños tarjetas plastificadas con sus datos, los tuyos y los datos del lugar en el que te alojas con tu familia y si viajas con una empresa de tours, la información de ésta, de modo que si sucede lo que nadie espera, con quien haga contacto el pequeño aventurero pueda encontrar los datos sin tanto problema; evidentemente, lo más saludable es que los niños no se separen de sus padres y de ser posible, tenlo de la mano especialmente en lugares que suelen estar repletos de turistas en los que a veces es difícil mantener contacto visual.

Procura no perder de vista los pequeños, preferiblemente mantenlos siempre de tu mano
Procura no perder de vista los pequeños, preferiblemente mantenlos siempre de tu mano

Ya sea en la playa, en una ciudad histórica o en un parque de diversiones, el bienestar de nuestros niños siempre debe estar primero, toma estos consejos y prepárate a disfrutar al máximo sin estrés!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here