Dublín se ha convertido en un destino muy buscado, últimamente sus grandes atractivos logran capturar el interés de viajeros de todo el mundo. No sólo es una ciudad hermosa sino que posee un carácter muy particular que resulta sumamente atrayente. Quienes la han visitado concuerdan en que su gente hace que el ambiente de la ciudad sea único y que en cualquier lugar que visites sentirás ese mismo “no sé qué” que le dan sus pobladores.

Acompáñanos a descubrir Dublín!

Acerca de la ciudad

Dublín es la capital de la República de Irlanda
Dublín es la capital de la República de Irlanda

Dublín es la capital de la República de Irlanda, es una ciudad muy antigua pues su fundación se remonta a la era de los vikingos en el año 841. En esta época era utilizada como una base militar por su ubicación cerca de la costa este de la Isla y en la desembocadura del río Liffey y gracias a esta ubicación privilegiada, desde la Edad Media ha sido la ciudad capital. Actualmente la ciudad se caracteriza por tener una vida cultural y nocturna bastante activa por lo que los visitantes suelen disfrutar mucho su estadía.

10 Cosas que debes hacer en Dublín

1.-Conoce las bodegas de la cervecería Guinness

Vista del edificio de la Bodega Guinness y su Bar
Vista del edificio de la Bodega Guinness y su Bar

La historia de la cervecería Guinness se remonta a 1759 cuando Arthur Guinness comenzó la producción de una cerveza negra de tipo staut. Ésta no es sólo una marca de cerveza, la historia de Guinness a logrado formar parte de la historia de Irlanda. En el corazón de la St. James Gate Brewery se encuentran las bodegas de Guinness, en este sitio se ha almacenado esta cerveza desde el inicio de su producción en 1759. Este masivo edificio de 7 pisos solía ser una planta de fermentación que ha sido remodelada hasta verse como una cerveza. En tu visita a este lugar podrás aprender todo lo que necesitas saber sobre esta cerveza conocida a nivel mundial. Una de las mejores cosas que se pueden encontrar es el Bar Gravity en el que podrás probar la famosa bebida y la oportunidad de relajarte disfrutando de una increíble vista de 360 grados de Dublín.

2.- Zoológico de Dublín

Entrada al Zoológico de Dublín
Entrada al Zoológico de Dublín

En este hermoso zoológico podrás ver una gran variedad de especies exóticas en fabulosos hábitats naturales. Recorre la sabana africana y échale un vistazo a las girafas, cebras y avestruces; luego puedes dirigirte al Bosque Kaziranga y observar una hermosa manada de elefantes asiáticos que llaman a este su hogar. El zoológico se ubica en el Parque Phoenix en el corazón de la ciudad de Dublín y es un lugar que te permite descubrir increíbles animales que incluyen tigres, hipopótamos, murciélagos, extrañas especies de monos y gorilas, reptiles y pandas rojos, sólo por nombrar algunos.

3.- Centro Acuático Nacional

Piscina olímpica del Centro Acuático Nacional en Dublín
Piscina olímpica del Centro Acuático Nacional en Dublín

Este centro es un espacio acuático techado que cuenta con una piscina de 50 metros y una piscina para buceo. AquaZone en el Centro Acuático Nacional es uno de los parques acuáticos más innovadores de Europa. Una gran cantidad de elementos aseguran un sinfín de diversión para toda la familia. Entre las atracciones que podemos encontrar están 3 toboganes, un espacio para surfear y una piscina de olas. Si te encanta la aventura y disfrutas el agua y la excitación de las actividades extremas o si solo buscas algo que hacer en la ciudad AquaZone es una excelente opción que no debes dejar pasar porque tiene las más grandes y mejores atracciones acuáticas que encontrarás en todo el continente europeo.

4.- Échale un vistazo al Libro de Kells

Una página del Libro de Kells
Una página del Libro de Kells

El Libro de Kells fue escrito cerca del año 800 y es uno de los más maravillosos manuscritos iluminados del mundo. Sus páginas de pergamino contienen los textos en latín de los cuatro evangelios y se piensa que fue escrito por monjes irlandeses y enterrado por temor a los vikingos. Debido a la belleza de su acabado los especialistas lo consideran uno de los vestigios más importantes del arte religioso medieval. Luego de ser descubierto fue salvaguardado en el Trinity College de Dublín en 1653.

5.- La Galería Nacional de Irlanda

Fachada de la Galería Nacional de Irlanda en Dublín
Fachada de la Galería Nacional de Irlanda en Dublín

Actualmente la colección de la galería Nacional incluye más de 2.500 pinturas junto a 10.000 otras piezas de arte incluyendo acuarelas, dibujos, imprentas y esculturas. Cada importante Escuela de pintura europea está representada. También alberga una reconocida colección de pinturas irlandesas. Las piezas más destacas de la galería incluyen obras de Vermeer, Caravaggio, Picasso, Van Gogh y Monet.

6.- Jardín Botánico Nacional

Una de las apacibles áreas del Jardín Botánico Nacional en Dublín
Una de las apacibles áreas del Jardín Botánico Nacional en Dublín

Este Parque fue inaugurado en 1795 con la idea original de promover un acercamiento científico al estudio de la agricultura. Cuenta con 19.5 hectáreas y se encuentra en el banco sur del río Tolka y cuenta con muchas atracciones como un arboretum, un jardín sensorial, un jardín de rocas, un gran lago y una biblioteca. En él se hacen eventos anuales donde se muestran hermosas flores decorativas como la Victorian Carpet Bedding.

7.- Catedral de San Patricio

Imponente estructura de la Catedral de San Patricio en Dublín
Imponente estructura de la Catedral de San Patricio en Dublín

Esta catedral fue construida originalmente como una pequeña iglesia de madera al lado de un lago en el que se decía que San Patricio bautizaba a los paganos que se convertían al cristianismo. La estructura actual de piedra se erigió entre 1220 y 1260 y es uno de los edificios medievales que aún permanecen en la ciudad de Dublín. Actualmente la Catedral de San Patricio es la Catedral nacional de la Iglesia de Irlanda y sigue siendo la más grande del país. Los visitantes pueden aprender acerca de la fascinante historia del edificio, incluyendo la de su más famoso Decano Jonathan Swift, quien está enterrado junto a otras 699 personas en el sitio.

8.- Museo Nacional de Arqueología de Irlanda

Fachada del Museo Nacional de Irlanda
Fachada del Museo Nacional de Irlanda

Camino dentro de este Museo ubicado en la calle Kildare y has un mágico viaje en el tiempo. Tómate un tiempo en la tesorería y disfruta de una hermosa muestra de arte celta y medieval como el famoso Ardagh Chalice, el Tara Brooch y el Derrynaflan Hoard. Maravíllate con la fina colección de prehistóricos artefactos de oro de Europa que se encuentra en el espacio Irlanda Dorada. Además de las colecciones dedicadas a Irlanda, se puede visitar las colecciones de Egipto y Chipre. Pasea por la Irlanda prehistórica y experimenta la vida que disfrutaron los vikingos en su era. Además de visitas guiadas en los espacios del Museo se puede disfrutar de su café.

9.- Galería de Ciencia en el Trinity College

Exterior de la Galería de Ciencias de Dublín
Exterior de la Galería de Ciencias de Dublín

Esta galería es única en el mundo y cuenta con una magnifica mezcla entre ciencia y arte que actualmente está siendo repetida a lo largo del mundo. Una nueva manera de hacer las cosas en la que las teorías pueden ser dejadas de lado y puedes construir tu propia opinión. Un lugar en el que las ideas se encuentran y las opiniones chocan. A diferencia de las demás galerías, no hay colecciones permanentes lo que significa que siempre hay algo nuevo que ver.

10.- Casa Farmleigh

Fachada de la Casa Farmleigh en Dublín
Fachada de la Casa Farmleigh en Dublín

Construida en el siglo XVIII la Casa Farmleigh fue comprada por Edward Cecil Guinness, uno de los nietos de Arthur Guinness, en 1873. La casa contiene muchas hermosas cosas que ver incluyendo el área de la Casa Principal, un hermoso ejemplar de la arquitectura victoriana, el jardín hundido, el jardín amurallado, la famosa torre del reloj y el lago y la Biblioteca Benjamin Iveagh; esta última contiene algunos de los mejores ejemplos de encuadernación irlandesa de los siglos XVIII, VIX y XX. La colección fue donada por la familia Guinness.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here