La Laguna Negra de Urbión es uno de los parajes más hermosos y espectaculares de la provincia de Soria en España, que ofrece formaciones geológicas realmente increíbles. Descúbrelas aquí y conoce acerca de su flora y fauna, su clima, del Parque Natural, así como de las actividades, que se pueden realizar allí.

Laguna Negra de Urbión

¿Dónde se encuentra la Laguna Negra de Urbión?

La Laguna Negra de Urbión es un lago glaciar de alta montaña situado a una altura de 1.731 m sobre el nivel del mar al norte de la provincia de Soria, cerca de la Sierra de Urbión, en la comunidad autónoma de Castilla y León, en el centro-norte de España.

La Sierra de Urbión es el punto más alto desde donde se contempla la gran zona de bosque que cubre la Soria más verde. Es una de las más productivas y agradables de la geografía provincial.

Esta tierra, limítrofe con las provincias de La Rioja y Burgos, posee diversos lagos glaciares como el de las Heladas, la Laguna Larga y la de Urbión. También conoce La Cueva de La Pasiega, tan interesante como la Laguna Negra.

El pico Urbión, que domina esta provincia con sus 2.229 m, da vida a un efluente del río Duero que al nacer crece a través de la península ibérica, rumbo al océano Atlántico a través de Oporto en Portugal.

Laguna Negra de Urbión

La laguna forma parte del Parque Natural de la Laguna Negra y de los Círculos Glaciares de Urbión y está a sólo 20 km de la población de Vinuesa. También te recomendamos la lectura de Puerta Del Sol De Madrid, otro lugar icónico de España.

Este sorprendente paraje del parque ha sido fuente de leyendas, en las que, por ejemplo, se trata de explicar el por qué de sus oscuras aguas.

Así también hay relatos que aseveran que la Laguna Negra de Urbión no tiene fondo y que se comunica con el mar a través de cuevas y arroyos subterráneos.

También dicen que hay un ser que vive en su fondo y que devora todo lo que cae en ella.

Pero la leyenda de Antonio Machado, que relata en su obra “La tierra de Alvargonzález”, es la más difundida, pues su historia discurre en estos parajes de la Laguna Negra y hace hincapié en la ausencia de fondo.

Esto es porque el autor la escribió en el año 1912, cuando no se sabía que en realidad la profundidad máxima de la laguna no supera los 8 m.

Laguna Negra de Urbión

Laguna Negra de Urbión

Es un lago de origen glaciar con aguas oscuras y rodeado de altas paredes rocosas.

Es uno de esos lugares mágicos en los que el agua del glaciar ha hecho maravillas en la alta montaña, con un montón de arroyos, cascadas y lagos de ensueño para disfrutar.

Flora

La flora que habita en la zona es la más común del norte de Europa hasta la Península Ibérica.

Es una vegetación acuática equiparable a la de otros lagos de montaña del norte de la península.

Las pequeñas plantas de césped se forman en el fondo y a lo largo de las crecientes y otras que flotan en la superficie.

En tierra abundan diferentes especies arbóreas entre las que destacan el haya que crea un cerrado compartido con el pino silvestre, rey del territorio que forma grandes bosques de sotobosque.

Laguna Negra de Urbión

El roble albar, el abedul y el álamo temblón son especies con una presencia importante junto con el serbal, pequeño árbol que ocupa el matorral de las laderas, y en cuanto a los arbustos, hay aliagas y brezos.

Una vasta masa de pino negro y pino silvestre ocupa los valles del Revinuesa y del Duero.

En las laderas sombrías por encima de los 1.400 m de altitud, hay también hayas, mientras que en los lugares rocosos hay un bosque mixto entre pino silvestre y otros árboles.

En altitudes superiores a los 1.800 m, de condiciones climáticas duras, se desarrollan pastos de montaña y matorrales formados por especies como la baya, el enebro y el arándano.

En las partes más altas se observan especies acolchadas de flora alpina, entre las que se encuentran algunas especies endémicas como la armeria y la margarita alpina.

Fauna

En cuanto a la fauna, en las aguas del lago abundan las truchas y los siluros, mientras que en la tierra permanece una rica variedad de animales de todo tipo desde buitres, águilas y otras aves rapaces, gatos monteses, ciervos, jabalíes, lobos, zorros, roedores, reptiles, etc., que conviven en este espacio lleno de valor natural.

Laguna Negra de Urbión

La variada vegetación permite que la fauna sea también variada. Hay reptiles típicos de los ambientes atlánticos, como el lagarto verde y la víbora áspid; anfibios, como el tritón jaspeado; mamíferos como la ardilla, la marta, la comadreja, el tejón y el corzo. También se pueden ver nutrias y visones europeos.

En los bosques de pinos se pueden encontrar aves como el piquituerto, el herrerillo, la perdiz pardilla, el saltarín común, el trepador azul o el pinzón común.

Mientras que en las montañas hay acentor alpino, collalba gris o bisbita alpino. Las aves rapaces son la joya del parque y una de las causas de su integración en la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).

Laguna Negra de Urbión

Se pueden ver águilas culebreras, halcones peregrinos y águilas reales, entre otras. También se observa la perdiz gris.

Entre los invertebrados destaca el escarabajo asociado a los hayedos.

Clima

El clima de la laguna es muy lluvioso y fresco, lo que ha permitido que crezca una gran cantidad de pinos negros y silvestres que abarcan casi todo el valle.

Éstos son una importante representación de la extensión boscosa de la península ibérica.

La laguna se encuentra a 2.000 m de altitud, rodeada de paredes de rocas de granito y pinares, lo que da a la laguna un aspecto oscuro y siniestro.

Alcanza su máxima belleza en invierno, cuando se cubre de nieve y hielo, el cual esculpió este paisaje glaciar con su laguna, arroyos, bosques y praderas en épocas remotas.

Tales formaciones se originaron gracias a la oscilación climática de hace millones de años y al paisaje glaciar, creando formas glaciares de circo que hoy en día están ocupadas por la Laguna Negra.

Esta zona de naturaleza, y en especial su oscura y misteriosa laguna, siempre han fascinado a los escritores e incluso han inspirado grandes obras como la señalada del poeta Machado.

Parque Natural de la Laguna Negra y los Circos Glaciares de Urbión

El Parque Natural de la Laguna Negra y Circos Glaciares de Urbión es un espacio protegido bajo la categoría de Reserva Natural, que se ubica en los picos de Urbión.

Tiene una superficie de 4.617 hectáreas, distribuidas en los municipios de Covaleda, Duruelo de la Sierra y Vinuesa.

Fue declarado parque natural en 2010 y su centro está en la Laguna Negra de Urbión.

Como se ha señalado, el parque forma parte de la Red Natura 2000 de la ZEPA y ha sido declarado ” Lugar de Importancia Comunitaria ” (LIC) de la Sierra de Urbión y Cebollera.

La mayor parte de la superficie del parque se halla entre los 1.500 y los 2.000 m de altitud, que es la denominada franja mediterránea de Oromed.

El paisaje es de tipo glaciar en el Cuaternario, por lo que abundan las lagunas de origen glaciar, algunas de ellas incluidas en el Catálogo Regional de Zonas Húmedas de Castilla y León.

Destacan la Laguna Negra, la Laguna Larga, la Laguna Helada, la Laguna Mansegosa y la Laguna del Hornillo.

El pico Urbión es la mayor elevación del parque y uno de los más altos de la provincia de Soria; en él nace el río Duero.

La diversidad de ecosistemas que se dan en la zona del parque lo hace relevante. Pastos de montaña, bosques de coníferas, ríos, arroyos y lagunas hacen de estas tierras un ejemplo de paisaje característico de la alta montaña mediterránea ibérica.

El origen glacial

El clima glacial del Cuaternario ha configurado este característico paisaje, en el que los circos glaciares han sido ocupados por lagunas resultantes de la acción glaciar y periglaciar, en las que se ha sobreexcavado la base de los circos, que están cerrados por arcos de morrena, impidiendo la evacuación del agua acumulada.

La morrena glaciar está actualmente cubierta por la vegetación y los grandes bloques de piedra que se ven por todo el parque son también testigos de los glaciares del Cuaternario de hace 2 millones de años.

Formando parte del Parque Natural se encuentran tres pintorescos pueblos; a saber: Covaleda, Duruelo de la Sierra y Vinuesa, que han proporcionado a la zona de un rico y variado patrimonio cultural.

Covaleda

Covaleda es una localidad en la que destacan sus puentes, que han sido considerados como de los más interesantes de Soria. Entre ellos se cuenta el del Bocalprado y el de los Tejeros.

Las iglesias de San Quirico y Santa Julita son edificaciones de gran relevancia, dignas de admirar por su impecable estilo gótico.

Además, este poblado se distingue por la abundancia de sendas y rincones con pintorescos espacios, como los Refugios de los pescadores.

Duruelo de la Sierra

Duruelo de la Sierra es el primer pueblo que el río Duero encuentra en su largo recorrido hacia Oporto.

En esta zona se asienta un sitio maravilloso como lo es el mirador de Castroviejo, que permite contemplar toda la grandeza del bonito valle, pudiéndose apreciar el sorprendente trabajo creado por la erosión.

La iglesia del pueblo es de origen prerrománico, la cual se le ha reconocido su valor como pieza patrimonial importante.

Asimismo, su necrópolis de tumbas antropomórficas resulta también un sitio muy interesante.

En las proximidades se encuentran la Cueva de la Serena y la cascada.

Vinuesa

La localidad de Vinuesa es una de las más importantes de la zona, en virtud del impresionante conjunto histórico-artístico que alberga en sus espacios.

En ellos se encuentran sorprendentes edificaciones que datan de los siglos XVI al XVIII, como la Casa de Los Ramos, el palacio del Marqués de la Vilueña, el palacio de Don Pedro de Neila, la iglesia de Nuestra Señora del Pino, del siglo XVII, o el Puente Romano, ubicado en el Embalse de Cuerda del Pozo.

Son edificios que plenan sus callejones de piedra, llenos de tradiciones y leyendas.

Iglesia de Nuestra Señora del Pino

¿Qué hacer en la Laguna Negra de Urbión?

El esplendoroso Parque Natural de la Laguna Negra ofrece sitios fabulosos para actividades al aire libre con esplendidas vistas de las rocas, vegetación y fauna autóctonas.

Entre esas actividades están:

Senderismo

Para un óptimo y placentero disfrute de este extraordinario paisaje lo más apropiado es practicar senderismo.

Por tal motivo, en el Parque Natural se han dispuesto varias rutas, cada una con una dificultad diferente para así poder estar a la altura de cualquier persona.

Los senderos GR-68, según las normas del manual de señalización de senderos seguros, son inmejorables guías para ascender a lugares muy exclusivos como los picos de Urbión, así como del nacimiento del río Duero.

Se trata de destinos únicos para los más aventureros.

Las rutas habilitadas para el senderismo permiten disfrutar a plenitud los distintos paisajes del parque, sobre todo si sé es amante de la naturaleza.

Escalada

La escalada al pico Urbión partiendo desde la Laguna Negra es otra fascinante actividad que se puede realizar en este parque.

El ascenso se inicia en la espectacular laguna, cuyo color oscuro se debe al reflejo de las formaciones rocosas circundantes en el agua.

Luego de llegar a la Laguna Negra, se bordea la Laguna Larga y se atraviesan bosques de pinos y cascadas hasta llegar a la cima del pico Urbión, el cual está rodeado de un extraordinario paisaje glacial, que ha moldeado caprichosas formas heladas a través del tiempo.

Esta ruta completa es lineal, fácil y está bien señalizada. Sus 10 km de longitud se pueden completar en unas 5 horas, con un desnivel de 500 m.

Las enigmáticas leyendas que se han tejido entorno a la Laguna Negra y su ubicación, surgen de estos colosales muros de granito macizo y de los exuberantes bosques de pinos.

Travesía a nado

Cada año, el primer domingo de agosto se celebra en la Laguna Negra de Urbión, la tradicional “Travesía a Nado”, que reúne a un gran número de participantes, que deben cruzar la laguna de lado a lado nadando y para quienes sus gélidas aguas no suponen ningún inconveniente.

Es un evento habitual en verano en el que participan muchas personas, mientras otras prefieren hacer picnic en ella, disfrutando de su clima helado.

Esta tradición se inició el domingo 23 de agosto de 1953 cuando se llevó a cabo la primera travesía.

En tal ocasión, resultó ganador Ramón Monreal, en la categoría masculina, quien tardó 2 minutos y 58 segundos en recorrer los 200 m de la prueba. En su momento, este fue un tiempo récord que perduró por varios años.

En lo que a la categoría femenina se refiere, la vencedora fue Esperanza Morales, mas no se tiene registro del tiempo que le tomó a ella hacer el recorrido.

¿Cómo llegar a la Laguna Negra de Urbión?

A la Laguna Negra se puede llegar desde la capital de la provincia de Soria, tomando la carretera nacional 234 hasta la población de Cidones.

Allí se sigue por la S0-810  y, luego la S0-820 hasta la localidad de Vinuesa, el cual es el punto de entrada al parque natural.

Se comienza entonces el ascenso de 10,8 km. En esta distancia el desnivel es de 401 m con una pendiente media del 3,73%, pero con tramos de hasta el 8%.

Esta ruta abarca una distancia de 52 km y el tiempo estimado de llegada hasta arriba es de apenas 1 hora.

En cuanto a la carretera que lleva a la laguna, localizada dentro de la cordillera de los picos de Urbión, ésta está asfaltada, pero es bastante estrecha y empinada.

Además, la carretera puede cerrarse en cualquier momento debido a la nieve y el hielo, no obstante, es un viaje que merece la pena.

Los últimos 1,5 km están cerrados a los vehículos de motor en vacaciones, por lo que hay que caminar los últimos 1500 m.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here