8 Pueblos De Extremadura Interesantes Y Dignos De Visitar

Visitar Extremadura significa emprender un viaje al corazón de la antigua España. Aquí las ruinas romanas se mezclan con las espectaculares ciudades medievales. También significa explorar los muros antiguos y los elegantes monumentos góticos. Además de disfrutar de espléndidos paisajes de montaña y degustar deliciosa comida local. Has un recorrido real por la historia en estos siete pueblos de Extremadura que debes visitar.

7 Pueblos de Extremadura Que Debes Visitar

1.- Mérida

pueblos de Extremadura
Puente Romano de Mérida

Mérida es indiscutiblemente uno de los destinos de viaje imprescindibles en la región de Extremadura. Fue una vez la capital de la provincia romana de Lusitania, y ahora es la capital de Extremadura. Viajar a Mérida significa explorar extensas e impresionantes ruinas romanas que se esparcen por la ciudad.

Uno de los deslumbrantes monumentos de Mérida es el Teatro Romano construido en el año 15 aC para albergar a más de 6000 espectadores. Además, el impresionante Puente Romano sobre el río Guadiana que sigue siendo utilizado por los peatones. Y el más largo de todos los puentes romanos existentes. Además de las hermosas ruinas romanas, varias iglesias y catedrales de diferentes períodos hacen lugar para una extraordinaria visita.

2.- Cáceres

pueblos de Extremadura
Plaza Mayor de Cáceres

Conocida como la mágica ciudad medieval de la región, Cáceres llevará a sus visitantes a la Edad Media. Por esto es uno de los más turísticos pueblos de Extremadura. Las calles estrechas y retorcidas en el casco antiguo (Ciudad Monumental) se elevan entre las antiguas mansiones y palacios.

La mayoría de los mejores destinos turísticos de Cáceres se encuentran en la Plaza Mayor y en el interior de la fortaleza del siglo XVI. Los visitantes pueden ver una gran variedad de monumentos históricos. Por ejemplo la Torre de Bujaco, el Arco de la Estrella y el Palacio de Toledo-Moctezuma. Para los amantes de la naturaleza, Cáceres también ofrece espacios naturales dignos de visitar.

3.- Trujillo

pueblos de Extremadura

Trujillo es prueba de que la magia ocurre cuando viajamos a un lugar inesperado. Estructurado alrededor de la Plaza Mayor, Trujillo está lleno de varias iglesias, castillos y casas solariegas construidas entre los siglos XIV y XVI. Sube al casco antiguo y encuentra el espectacular y bien conservado Castillo de Trujillo. Los visitantes quedan impresionados con las impresionantes vistas de la provincia de Cáceres.

Entre los monumentos más importantes se encuentran el Castillo (Alcazaba), la iglesia de Santiago, la iglesia de Santa María la Mayor y la iglesia de San Francisco. Además de palacios renacentistas como el Palacio del Marqués de la Conquista y el Palacio de Piedras Albas. El casco antiguo amurallado es un lugar que no te puedes perder en tu visita.

4.- Guadalupe

pueblos de Extremadura

Tener poco más de 2,000 habitantes no convierte a Guadalupe en una pequeña ciudad solitaria. De hecho, Guadalupe ha crecido alrededor de una de las atracciones turísticas más populares de España. El increíble Monasterio Real de Santa María de Guadalupe.

El monasterio tiene un gran claustro mudéjar y un claustro gótico de tres pisos. Es una excelente muestra de cuatro siglos de arquitectura religiosa española. Su famosa estatua de la Virgen se convirtió en un poderoso símbolo de la cristianización de gran parte del Nuevo Mundo. Actualmente está habitado y gobernado por la comunidad franciscana. Conserva toda su riqueza patrimonial y da la bienvenida a muchos visitantes.

Varios atractivos edificios de estilo gótico también se encuentran en este, uno de los más hermosos pueblos de Extremadura. Se aconseja a los turistas que visiten la Plaza Mayor para entretenerse de manera animada.

5.- Plasencia

pueblos de Extremadura
Acueducto Romano de Plasencia

Plasencia es la ciudad más grande de la región de Extremadura. Está llena de edificios antiguos y calles estrechas. Viajar a Plasencia significa disfrutar de una variedad de iglesias, así como la atracción más popular de la ciudad, la catedral. En Plasencia puedes ver la doble línea de sus muros, con seis puertas y 68 torres, que datan de 1197. Además de visitar los restos del Acueducto Romano.

El Palacio de los marqueses de Mirabel (siglo XVI) es otra de las atracciones más visitadas de Plasencia. La Catedral, quizás el lugar turístico más conocido, es en realidad dos iglesias construidas una sobre la otra. Una catedral románica del siglo XII y la más nueva catedral del siglo XV-XVI.

6.- Zafra

pueblos de Extremadura
Castillo de Zafra

Conocida como ‘la pequeña Sevilla’, Zafra es uno de los pueblos de Extremadura perfectos para pasear. Dominado por su fortaleza del siglo XV, los visitantes pueden disfrutar paseando por las estrechas y blancas calles de Zafra. Aunque de origen prerromano, hay restos que sugieren su importancia como parte del territorio ocupado por los romanos.

Puedes comenzar tu paseo en la Plaza Grande, que está rodeado de edificios del siglo XV. Esta se une a la Plaza Chica por el Arquillo del Pan con un pequeño retablo dedicado a la Virgen de la Esperancita. Muy cerca se encuentra la Casa del Ajimez y el Monasterio de la Encarnación (siglo XVI). No dejes de visitar la Iglesia de la Candelaria, un edificio del siglo XVI con un impresionante órgano.

Diferentes bares de tapas se encuentran a lo largo de las calles, donde la gente puede saborear sus comidas mientras ve pasar el mundo. El antiguo castillo, el Parador, es uno de los principales atractivos de Zafra.

7.- Badajoz

pueblos de Extremadura
Alcazaba de Badajoz

Limitando con Portugal en el oeste, Badajoz es la provincia más grande de España. Badajoz disfrutó de su pico de poder e influencia durante el Imperio Romano, cuando los romanos convirtieron a Mérida en su capital. Paseando por el casco antiguo, los visitantes pueden admirar las viejas plazas: la Plaza de España, la Plaza de San José y la Plaza Alta.

Además, los turistas también pueden optar por visitar el Puente de Las Palmas y la Alcazaba, una ciudadela morisca construida en el siglo IX. La fortaleza militar de Vauban fue construida en el siglo XVII durante la guerra entre España y Portugal como defensa. Otro lugar que vale la pena ver es La Giralda, ubicada cerca de la Plaza de la Soledad, es una réplica de la Giralda en Sevilla construida en 1930.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.