La Torre de Shanghái es uno de los rascacielos más elevados que existen en china, teniendo alrededor de 128 pisos y 632 metros de altura. En el presente artículo, nos dedicaremos a realizar un recorrido acerca de este enorme edificio, su diseño, características y mucho más.

Torre de Shanghái

¿Dónde se encuentra la Torre de Shanghái?

La Torre de Shanghái es un rascacielos que se encuentra situado en el distrito de Pudong en Shanghái, China.​ El mismo se eleva del suelo alcanzado una altura de 632 metros, contando con 128 pisos y una superficie de 420 000 m². Hoy en día es conocido como el rascacielos más alto de China y el segundo rascacielos más alto del mundo, superado únicamente por el Burj Khalifa de Dubái.

Características de la Torre de Shanghái

Esta torre es vista como parte del urbanismo vertical de Shanghái, su diseño está hecho para abrazar y estimular la vida de la ciudad. No obstante, a diferencia de los otros parques que se extienden de forma horizontal por la zona, esta torre ofrece espacios de reuniones verticales.

Por medio de estos jardines elevados, se le dota gran distinción a la construcción de gran altura. Al mismo tiempo, ya que se hace énfasis en la calidad de su espacio público y la localización de tiendas, restaurantes y servicios urbanos a nivel del atrio, la Torre Shanghái es un lugar en donde se ve una gran oportunidad para hacer vida y trabajar.

Diseño

Los modelos de planificación hechos para la zona financiera de Lujiazui fueron realizados en el año 1993, en los mismos se pueden ver planes de tres grandes rascacielos uno junto al otro. Dichas construcciones que ya han terminado, las cuales son: el edificio Jin Mao, que fue finalizado en el año 1998, el Shanghái World Financial Center concluido en el 2008, y la Torre de Shanghái en el año 2015.

Luego de la amplia selección de diseños entregados por numerosas compañías de arquitectura, dos propuestas de diseño fueron elegidas para el año 2008, ambas propuestas establecían una altura de 580 metros. El diseño innovador de Gensler fue elegido para junio de ese mismo año, una particularidad de este diseño es que su estructura da giros a medida que se ascendía y además estaba rodeada por una pared de vidrio exterior.

El director de diseño de Gensler, Marshall Strabala, en una entrevista para el E-Architect.co.uk (un sitio web de noticias de arquitectura), dijo que la Torre de Shanghái sería la representación de: “El futuro dinámico de China. Sería un impresionante edificio en el que tanto esta animada y cambiante metrópolis, como en el resto del país, miran hacia el futuro. No habría otra torre tan única y bien concebida en el mundo”.

Construcción

El 29 de noviembre del 2008 se dio a cabo la celebración que daba comienzo a la construcción, luego de que se finalizó su edificación, la torre de Shanghái pasó por la prueba de impacto ambiental. Fue necesario para su levantamiento el utilizar técnicas sostenibles para hacer que este edificio fuera más agradable con el medio ambiente y así poder reducir el uso de energía.

El bloque actual asignado a la Torre de Shanghái, Z3, por un breve periodo de tiempo fue considerado como un driving range, antes de que este lugar fuera limpiado para la preparación. Toda la construcción de la torre finalizó en el año 2014, pero su inauguración se dejó para el siguiente año. De una misma manera, también es un rascacielos anti-sísmico, teniendo la capacidad de soportar un terremoto de hasta 9 grados o más esto como parte de la novedosa y tecnológica ingeniería y arquitectura china.

Torre de Shanghái

Diseño interior

La Torre de Shanghái se encuentra organizada en nueve edificios cilíndricos apilados uno encima del otro. La capa interior de la fachada de doble piel tiene la función de encerrar los edificios apilados, mientras que la fachada que está al exterior genera la envolvente del edificio, dando un giro de 120 grados mientras que se levanta y le da al edificio su forma curva tan característica.

Los espacios que se encuentran entre estas dos fachadas dan origen a nueve jardines elevados. Al igual que las plazas cívicas de las ciudades tradicionales, dichos jardines cumplen la función de permitir la interacción y ser un sitio en donde se pueda dar una reunión de la comunidad, incluyendo restaurantes, cafés y tiendas a lo largo de un paisaje exuberante. Por medio de los jardines, este edificio se encuentra envuelto en espacios públicos.

Estrategias sustentables

Las estrategias sustentables se pueden percibir en el interior del diseño de la Torre de Shanghái. Al poseer una fachada tipo cono, la textura y la asimetría de trabajo en colaboración (hechas con la intención de ¡disminuir las cargas de viento sobre el edificio en un 24%), ofrecieron un ahorro de aproximadamente 58 millones de dólares en materiales de construcción en general.

Al mismo tiempo, puesto que sus fachadas tienen vidrios tanto en su interior como en su exterior, se permite el paso de luz natural, lo cual contribuye a la reducción de emplear luz eléctrica. La piel exterior de la torre también funciona como aislante del edificio, disminuyendo el consumo de energía para calefacción y refrigeración. El parapeto en espiral de la torre se encarga de recoger el agua que proviene de la lluvia y se emplea para los sistemas de calefacción y aire acondicionado.

Torre de Shanghái

Las turbinas eólicas que se encuentran en la parte debajo del parapeto, son las responsables de generar energía a través de un sistema de cogeneración de 2.130 kW, entregando electricidad y energía térmica a todos los pisos que se están en la parte inferior de la torre. Adicional a esto, un tercio del terreno se convertirá en un espacio verde con paisajismo que enfría al edificio.

En otras palabras, todas las medidas sustentables que se han tomado para la construcción de la Torre de Shanghái ayudarán a reducir la huella de carbono a 34.000 toneladas métricas por año, por lo que la torre espera recibir la certificación LEED Oro de la Green Building Council de los Estados Unidos, además de la certificación “Tres Estrellas” del Green Building China.

”Al alcanzar su altura máxima, la torre de Shanghái será una impresionante representación de nuestro pasado, nuestro presente y el futuro sin límites de China”, estas fueron las palabras de Jun Xia, el diseñador líder de la torre y jefe de Gensler. “Esta torre se inspira en la tradición de los parques y barrios de Shanghái, reformulando esa historia en base a la alta densidad urbana, que simboliza el surgimiento de la moderna en Shanghái y en China”.

Shanghái Tower J-Hotel

El Shanghái Tower J-Hotel es uno de los hoteles más famosos en China, además de encontrarse a pocos pasos de la Torre de Shanghái. Se trata de un hotel hecho para personas no fumadoras que posee un restaurante, piscina cubierta y aparcamiento sin asistencia. En el mismo se puede degustar un desayuno gratuito de lunes a viernes y wifi gratis en las zonas comunes.

Entre otras instalaciones se ofrece un servicio de recepción 24 horas y servicio gratuito de compra de comestibles. Cada una de las habitaciones posee un sistema de insonorización, disponen de wifi gratis y periódicos gratuitos. Las prestaciones funcionales ofrecen un hervidor eléctrico, bolsitas de té y café soluble gratuitos, junto con agradables extras como minibar y albornoces.

En el interior de este hotel hay alrededor de 165 habitaciones con aire acondicionado, minibar y caja fuerte. En cada una de las habitaciones hay un mobiliario y decoración diferentes. También se ofrece una televisión de pantalla plana con canales por satélite. Todos los baños se encuentran equipados con una bañera y ducha independientes con cabezal de ducha tipo lluvia, albornoces, zapatillas y artículos de higiene personal de diseño.

Es un hotel que ofrece un servicio de wi-fi gratuito para todos los huéspedes, además de estar pensado para todos los viajeros, en especial aquellos que están por viaje de negocios dado que las habitaciones poseen un escritorio, periódicos gratuitos y teléfono, igualmente, cuentan con una botella de agua gratis y secador para el cabello. Asimismo, es posible solicitar una tabla de planchar con plancha, cambio de toallas y cambio de sábanas. Se ofrece un servicio nocturno de descubierta y servicio de limpieza todos los días.

¿Cómo llegar a la Torre de Shanghái?

La alternativa más confiable es usando el metro, subiendo a la Línea 2 y bajando en la estación de Lujiazui, se debe salir de la estación en la salida 6 y luego llegar a la torre. Si la persona se encuentra cercana al Bund, entonces la mejor opción es tomar un ferry comprando un solo boleto que tiene un coste de 2 yuanes chinos, se puede cruzar el río y disfrutar de la vista de él al mismo tiempo, luego de bajarse del ferry la caminata hasta la torre solo será de diez minutos.

Luego de ingresar por la parte secundaria, el primer lugar por que el deben pasar por primera vez todos los visitantes se conoce como la sala de prefacio del observatorio, en ella se pueden ver algunas fotos o videos que muestran el desarrollo de la Torre de Shanghái y algunos diagramas y modelos que presentan algunos de los edificios más altos del mundo.

El Bund

Las vistas más hermosas se pueden observar desde el Shanghái World Financial Center y a la Torre Jin Mao, estos dos rascacielos de gran tamaño eran los más altos de la ciudad de Shanghái antes de que se concluyera la construcción de la Torre de Shanghái.

Para realizar una visita se recomienda que se verifique el clima del día a ir, esto se debe a que las actividades de observación se pueden ver influenciadas por el tipo de clima que se presente en ese momento, lo ideal es seleccionar un día claro para visitar, ya que la visibilidad será buena, si no lo que va a ocurrir es que no se podrá vislumbrar nada desde las alturas, solo niebla.

 

Ha sido todo por el artículo de hoy, esperamos que la información proporcionada haya sido de gran ayuda. En un mismo sentido, le hacemos la invitación a leer también: Catedral De Burgos y Castillo de Bratislava