De todos los más famosos Monumentos de Francia, sin lugar a duda la Catedral de Notre Dame de París tiene la historia más larga y rica. Con 130 metros de largo, 48 de ancho y 35 de alto, esta gran catedral gótica ha dominado la mayoría de las vistas de la Île de la Cité durante más de 850 años.

Construcción de la Catedral de Notre Dame

Catedral de Notre Dame

Entre los siglos XI y XII, París surgió como el centro del poder en Francia, política, económica e intelectualmente. Y la Isla del Sena era para ese momento el corazón de la ciudad. El 12 de octubre de 1160, Maurice de Sully ascendió a la oficina del Obispo de París. Con eso declaró su intención de demoler la Iglesia de Saint-Etienne y erigir en su lugar un monumento a la Virgen María que reflejara el nuevo estado de la capital.

La primera piedra fue colocada tres años más tarde en presencia del rey Luis VII y el Papa Alejandro III. El primer período de construcción duró casi 200 años. Durante este tiempo numerosos arquitectos contribuyeron a su nuevo estilo gótico. Finalmente se completó en 1345.

Un Poco de su Historia

Uno de los primeros eventos trascendentales en la historia de la Catedral de Notre Dame llegó en 1431. Fue entonces cuando Enrique VI, el Rey de Inglaterra, también fue coronado como Rey de Francia aquí en medio de la Guerra de los Cien Años. A principios de ese año, Juana de Arco de 19 años fue quemada en la hoguera como hereje.

Sin embargo, el 7 de julio de 1456, una investigación la encontró inocente de todos los crímenes y la declaró mártir. En 1909, fue beatificada en la Catedral de Notre-Dame por el Papa Pío X y hecha santa 11 años después.

Daños y Reparaciones a la Catedral

Durante el siglo XVI, la condición de la catedral se deterioró significativamente. Sus tumbas y vitrales fueron destruidos en nombre de la modernización. Y las características externas fueron eliminadas o vandalizadas debido a los reclamos de idolatría. Sin embargo, se iniciaron obras de renovación en el siglo XVII bajo los deseos de Luis XIII. Fue en este período que se instaló su famoso órgano, que todavía funciona perfectamente hoy en día.

A finales del siglo XIX, la catedral estaba en muy malas condiciones. Pero Napoleón la salvó de la ruina y fue coronado Emperador allí en diciembre de 1804. Además, tuvo lugar una restauración muy necesaria entre 1845 y 1870 bajo el gobierno del rey Luis Felipe I.

Afortunadamente, ninguna de las Guerras Mundiales trajo un daño significativo a la catedral de Notre Dame. Aunque su ventana Roseta del siglo XIII fue eliminada por temor al vandalismo nazi o al saqueo. La modernización más cautelosa siguió en la segunda mitad del siglo XX. Esta incluyó la mecanización de la campana Emmanuel de 13 toneladas. Además de la extensa limpieza de las fachadas y esculturas.

Su suerte volvió a descender cuando la Revolución Francesa llegó a París. La iglesia se convirtió en una tienda de comida y vino y cayó en mal estado. Muchas de sus estatuas también perdieron la cabeza, aunque debido a golpes de martillo en lugar de la guillotina.

En 1991, se emprendió un importante programa de restauración. Se esperaba que duraría 10 años, pero continuó hasta bien entrado el siglo XXI. La limpieza y restauración de las viejas esculturas fue un trabajo extremadamente delicado. Pero ahora el resultado es espectacular. La arquitectura de piedra y las esculturas brillan con su color original.

No dejes de conocer también la Catedral de Amiens

Que ver en la Catedral de Notre Dame

Catedral de Notre Dame

Frente Oeste

El frente oeste de la catedral es una de sus características más notables. Allí están sus dos torres de 69 metros de altura. La Torre Sur alberga la famosa campana de la catedral, “Emmanuel”. Pesa 13 toneladas y es la más antigua de la catedral de Notre Dame, habiendo sido refundida en 1631.

La Galerie des Chimères conecta las dos torres del oeste, y es donde se pueden encontrar las legendarias gárgolas de la catedral. Estas están llenas de carácter gótico, pero se agregaron durante la restauración del siglo XIX.

La Galería del Rey es una línea de estatuas de los 28 reyes de Judá e Israel. Esta fue rediseñada para reemplazar las estatuas destruidas durante la Revolución Francesa. La hermosa ventana Roseta data de alrededor de 1220.

Los portales

Catedral de Notre Dame

Los tres portales al oeste de la Catedral de Notre Dame son magníficos ejemplos del arte gótico temprano. Esculpidas entre 1200 y 1240, representan escenas de la vida de la Virgen María. Además del Juicio Final y la vida de Santa Ana. Muchas de las estatuas originales fueron destruidas en la Revolución y reconstruidas en el siglo XIX.

Portal de Juicio Final (Centro)

El portal central oeste fue esculpido último en las décadas de 1220 y 1230. Su tema es el Juicio Final, con Cristo enfatizado menos como juez y más como el sufriente salvador de la humanidad.

Portal de Santa Ana (Derecho)

Este fue el primero de los tres portales al oeste que se instalarán (c.1200). Su tímpano es una obra románica anterior de la antigua Catedral de San Esteban de 1150.

El tímpano muestra a la Virgen y al Niño en un trono, acompañados por dos ángeles que se inclinan, un obispo y su asistente, y un rey. El dintel superior representa escenas del advenimiento de Cristo y el inferior cuenta las historias de Ana, Joaquín, María y José.

En el Trumeau hay una estatua de San Marcel, un obispo de París del siglo quinto. Las estatuas de Pedro, Pablo y los monarcas bíblicos están en las jambas de las puertas. Las puertas de madera tienen herrería original del siglo XIII.

Portal de la Virgen (Izquierdo)

Este está dedicado a la patrona de la catedral y suele ser la puerta de salida para los visitantes modernos. Fue esculpida en segundo lugar en las décadas de 1210 y 1220. A diferencia de los otros dos portales del oeste, está coronado por un hastial.

El tímpano presenta la Coronación de la Virgen mientras Cristo la bendice y le da un cetro. El dintel superior representa la Muerte de la Virgen. Rodeada por Jesús y los Doce Apóstoles dos ángeles la levantan al Cielo. El dintel inferior tiene tres profetas del Antiguo Testamento (izquierda) y tres reyes del Antiguo Testamento (derecha), todos con pergaminos que representan las profecías de Cristo.

Las arquivoltas están pobladas por la Corte Celestial. Las estatuas de la puerta-jamba representan de izquierda a derecha: el emperador Constantino, un ángel, San Denis con la cabeza, otro ángel, San Juan Bautista, San Esteban, Santa Genoveva y Papa San Silvestre. En el Trumeau hay una estatua de pie de la Virgen y el Niño. Su pedestal debajo está tallado con escenas de la tentación y la caída de Adán y Eva.

Los contrafuertes de las puertas tienen paneles que representan la vida en la tierra. Los paneles a ambos lados del portal están degradados pero son elegantes zodíacos y los meses.

Portal del Transepto Sur

Está dedicado a San Esteban. La sección inferior del tímpano representa escenas de su vida. La parte superior muestra su muerte por lapidación.

Portal del Transepto Norte

Tiene una estatua del siglo XIII de la Virgen María en el trumeau que logró sobrevivir a la Revolución. La sección inferior del tímpano representa escenas relacionadas con el nacimiento de Cristo y los dos niveles superiores muestran los milagros de San Teófilo.

Vitrales de la Catedral de Notre Dame

Catedral de Notre Dame

Los vitrales de la Catedral de Notre Dame son muy bellos y una gran cantidad datan del siglo XIII cuando se construyó la catedral. Son una importante y bella colección de arte gótico del siglo XIII, con detalles interesantes que vale la pena explorar. Lo más destacado es el conjunto de tres hermosos rosetones, que brillan como joyas sobre la puerta oeste y en el crucero norte y sur.

Rosetón Oeste

Tiene 10 metros de diámetro y es excepcionalmente hermoso. Data de aproximadamente 1220 y conserva la mayor parte de su vidrio y tracería originales. El tema principal es la vida humana con escenas simbólicas como los zodíacos y los meses. En el exterior, tiene una estatua de la Virgen y el Niño acompañada de ángeles.

Rosetón Sur

Este fue donado por el Rey San Louis e instalado alrededor de 1260. Sus temas generales son el Nuevo Testamento, el Triunfo de Cristo y el simbólico número cuatro. Reparados más de una vez, muchos de los paneles están ahora fuera de servicio.

Tiene 12.9 metros de diámetro y contiene 84 paneles de vidrio. Radiando desde un medallón central de Cristo, consta de cuatro círculos concéntricos de 12 medallones, 24 medallones, cuadrilobios y 24 trilobios.

El medallón central original se ha perdido y fue reemplazado en 1726 por el escudo de armas del Cardenal de Noailles, el Arzobispo de París que restauró la ventana. Luego este se reemplazó con un moderno Cristo del Apocalipsis.

Debajo del rosetón hay 16 ventanas en forma de lanza, que son reemplazos del siglo XIX. Representan 16 profetas. En el centro, los cuatro grandes profetas (Isaías, Jeremías, Ezequiel y Daniel) llevan a los cuatro evangelistas (Mateo, Marcos, Lucas y Juan) sobre sus hombros.

Rosetón Norte

Data de 1250 y también tiene 12,9 metros de diámetro. Su tema principal es el Antiguo Testamento, pero el medallón central representa a la Virgen y el Niño.

Como puedes ver la Catedral de Notre Dame ha sabido ganarse su sitial entre los monumentos más visitados de Francia. No te quedes sin verla en tu próxima visita!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here