El cine de China ha ido adquiriendo relevancia, no solo en el ámbito nacional, sino también internacional, gracias a la apertura del país al mundo occidental. Te invitamos a conocer acerca de la industria cinematográfica china, saber de su historia, sus vertientes, de China, Hong Kong y Taiwán, primeras películas y la actualidad. Te sorprenderá.

Cine de China

Historia del Cine de China

La evolución histórica del cine de China se desarrolló desde tres rutas o vertientes diferentes con sus particularidades, éxitos y fracasos, debido a que, aun estando políticamente unidas por un mismo país, tradicionalmente, en esta materia tiene pocos puntos en común.

Esas tres vertientes, que han producido muchas obras cinematográficas que han trascendido sus fronteras, llevando sus propuestas artísticas a otros ámbitos geográficos, son:

  • Cine de China
  • Cine de Hong Kong
  • Cine de Taiwán.

Esta diversificación del cine en China es debido a que muchos de los grandes creadores tuvieron que migrar desde Shanghái a la isla de Taiwán o a Hong Kong, lugares en los que  impusieron un estilo e impulsaron la industria del cine de la región.

Cine de China El cine hongkonés ofrece mucha variedad de temas y géneros en virtud de la mayor libertad política y económica que disfrutaba por haber sido colonia británica.

Taiwán, por su parte, fue colonia japonesa a principios de siglo, razón por la cual se puede apreciar su influencia en la filmografía en cuanto a técnicas y formas narrativas.

La producción y fama del cine de China, en general, se ha extendido por todo el mundo y muchas de sus obras, no solo de kung fú, pueden verse en el extranjero, además de las salas de cine, en filmotecas y en los diversos festivales de cine que se organizan a nivel internacional.

La gran mayoría de sus filmaciones de China continental se hacen en idioma mandarín, diferente a las producidas en el actual Hong Kong, que se realizan en cantonés. También es interesante conocer acerca de las extravagantes Salas de cine, donde se exhiben las películas.

Cine de China

Cuando se van a exhibir las películas de China continental en Hong Kong, se suelen doblar, mientras que cuando van a Taiwán, donde se habla primordialmente el mandarín, se proyectan sin ningún inconveniente, siendo éste un mercado cautivo de las películas chinas.

De hecho, Taiwán es uno de los principales centros de distribución de la gran cantidad de producciones cinematográficas de la China continental a otros países de la región. Te recomendamos leer Lugares Históricos en China, algunos de los cuales son parte de los filmes chinos.

Comienzos

El cine de China data de finales del siglo XIX, época de la invención del cinematógrafo por parte de los hermanos franceses Louis y Auguste Lumière, quienes fueron los que provocaron una gran revolución en el mundo con sus inventos.

Entre sus invenciones se cuentan la foto instantánea, las películas de cine y el autocromo en color, siendo el más importante el aparato cinematógrafo, por el cual han sido reconocidos mundialmente.

Cine de China

Este cinematógrafo de los Lumière fue llevado a suelo chino en 1896 y la primera filmación se realizó en Shanghái, el 11 de agosto de 1896, como parte de un espectáculo de variedades.

El primer filme completo fue realizado en noviembre de 1905 con una representación de “La batalla de Dingjunshan” efectuada por la Ópera de Pekín.

En esa época las empresas productoras de cine eran extranjeras, por lo que no había mayor presencia de trabajos locales cinematográficos.

Fue en 1916 cuando la industria nacional comenzó formalmente de manera independiente.

Se desarrolló principalmente en la pujante ciudad portuario de Shanghái, la más grande del lejano oriente. En su consolidación se contó con el apoyo de los técnicos de Estados Unidos, quienes estuvieron por unas dos décadas proporcionando entrenamiento al personal chino.

Cine de China

Es por ello que podía percibir la influencia estadounidenses en las siguientes décadas. Como evidencias del trabajo de ese periodo están las obras de algunas de las compañías productoras más importantes que se fueron creando.

La firma Mingxing (Star) Film Company fue una de ellas fundada en 1922, la cual se convirtió muy pronto en la compañía de producción cinematográfica más grande de China.

Los fundadores de Mingxing, Zheng Zhengqiu, uno de los primeros directores y guionistas del cine chino, y Zhang Shichuan, empresario chino, director y productor de cine, considerado el padre fundador del cine chino, se enfocaron en la producción, en una primera instancia, de cortos cómicos.

Entre sus obras están “El romance de un vendedor de fruta”, que es la película china más antigua que se conserva, de Zhang Shichuan en el año 1922.

Cine de China

Asimismo, habían hecho en 1913 el primer largometraje chino, que se tituló “Una pareja difícil”.

Se sucedieron varias producciones del género dramas familiares, entre los que se destacan “El huérfano rescata a su abuelo”, del año 1923.

Asimismo, la empresa Tianyi Film Co. de los hermanos Shaw, exhibió varios de sus trabajos en esa época y fue la mayor productora de cine en Hong Kong en 1958.

Tianyi se abocó a los dramas folclóricos, realizando muchos trabajos de producción, que llegaron a varios mercados extranjeros.

A partir de los años 30 la cinematografía china tomó fuerza cuando se realizaron las películas realmente más contundentes del arte chino y cuando comenzaron a surgir las ideas comunistas en proyecciones como “Los gusanos de seda de primavera” de fecha de 1933 de Cheng Bugao, “La calle mayor” de 1935 de Sun Yu o “La diosa” de Wu Yonggang en 1934.

Cine de China

Nuevos filmes netamente chinos comenzaron a surgir, sobre todo gracias a los llamados intelectuales del Movimiento Cuatro de Mayo.

Este movimiento estaba conformado por grupo de liberales de clase media, que, motivados por el levantamiento social chino que se formó a partir de las protestas de los estudiantes en la Plaza de Tian’anmen de Pekin del 4 de mayo de 1919, buscaban cambios sociales en China para que fuera un país de progreso según el modelo occidental.

En esas producciones se presentaron muchos estilos y géneros, influenciados por los patrones estilísticos occidentales.

En esas primeras películas chinas no se apreciaban las características propias de un mundo estilizado de cine tradicional como la ópera de Beijing.

Sin embargo, se podía apreciar el estilo conocido como el “contador de cuentos”, en el cual había un personaje que hacía la narración cerca de la pantalla, leyendo los títulos para los que no sabía leer.

La temática de estas proyecciones estaba referida sobre todo en las intimidaciones externas, tal como la invasión japonesa, la lucha de clases y los conflictos de individuos comunes del entorno familiar.

Edad de Oro

En vista del éxito que alcanzaron muchas de estas producciones y su repercusión en el público espectador, esta época posterior a 1930 se denominó la primera época dorada el cine chino.

En ese entonces se vivía en China un ambiente de cine con experimentó una ola de cine de orientación ideológica de izquierdas concentrada sobre todo en las creaciones de las alrededor de las productoras.

A la par había la tensión generada por la invasión militar japonesa en Manchuria, al noreste de China, que derivaría en una operación de invasión en todo el país, así como introducción de ideas tanto de cambio por el marxismo soviético como  de los valores occidentales.

Como se señaló, las empresas Mingxing y Tianyi dominaban el mercado y durante la primera mitad de la década de los 30 se sumó la empresa Lianhua Film Company, fundada en 1930 por Luo Mingyou. Todas estas empresas con sede en Shanghái.

Cine de China

Mingxing y Lianhua mostraron tendencias hacia el comunismo, mientras la producción de Tianyi tendía a ser menos social.

Al instaurarse la República Popular de China, se impusieron acciones estrechas con la industria cinematográfica, que contemplaban como parte de la Revolución Cultural, dar a conocer sistemáticamente al proletariado nacional las hazañas y proezas militares de los héroes de guerra.

Al mismo tiempo, hacer filmaciones de propaganda educativa del pueblo en el dogma marxista del régimen.

En esa época surgieron las primeras y grandes personalidades artísticas del celuloide chino. Entre ellos están los artistas Hu Die, Ruan Lingyu, Zhou Xuan, Zhao Dan y Jin Yan.

A las obras ya mencionadas, se agregaron las dirigidas por Cai Chusheng, director de cine chino antes de la llegada al comunismo, que produjo “Nuevas mujeres” de 1934, “Canción de los pescadores” de 1934 y “Corderos perdidos” también de 1934.

También se cuentan las producciones de 1937 como la de Shen Xiling, “Plaza pública” y la de Yuan Muzhi “El ángel de la calle”.

Cine de China

La producción cinematográfica de este período de oro que abarca de 1931 a 1949 es también llamado el cine de Shanghái, por ser el lugar donde se filmaron la mayor cantidad de películas y donde había la audiencia potencial para dichos filmes.

Se dice que era un cine comprometido con la visión de alcanzar una nueva China, que permitiera la modernización del país, como un renacimiento de la Nación, pregonando como consigna “la gran nación que siempre fue, libre de complejos y miedos”.

Los estudiosos del tema señalan que es poco el conocimiento sobre esta época del cine chino, el cual está limitado a una pequeña porción  de las obras producidas.

Algunas películas de ese período son:

  • “La gran carretera” de Sun Yu de 1935, en el contexto de la invasión japonesa.
  • “Encrucijada” de Shen Xiling de 1937.
  • “Confucio” de Fei Mu de 1940.
  • “La princesa abanico de hierro” de Wan Laiming y Wan Guchan de 1941.
  • “Primavera en un pequeño pueblo” de Fei Mu de 1948.

Cine de China

Segunda Edad de Oro

El cine de China tomó renovadas fuerzas creativas después de 1945 con nuevas propuestas, centrándose nuevamente en Shanghái.

Se crearon nuevas empresas y estudios cinematográficos, que vinieron a sustituir los ya obsoletos de Lianhua y Mingxing.

Surgió como una nueva y renovada alternativa la firma Xinhua, la cual se había estado conformando en una de las empresas dominantes de la industria.

Fue en 1946, cuando el director Cai Chusheng retornó a Shanghái para renovar a Lianhua, que había pasado a ser los estudios Kunlun.

En esta nueva empresa se hicieron trabajos importantes como “Miles de luces en 1948, “El río de la primavera fluye hacia el este” de 1947,  “Cuervos y gorriones” de 1949.

Cine de China
Cuervos y gorriones

​Estas producciones se caracterizaron por plasmar en pantalla el desencanto por la opresión gubernamental del partido nacionalista de Chiang Kai-shek, militar y estadista.

En ese período se exalta la exitosa obra “El río de la primavera fluye hacia el este”, por su temática de crítica social aunado a la lucha de cualquier grupo familiar en los años de la guerra Sino-japonesa.

Este filme fue dirigido por los reconocidos directores Cai Chusheng y Zheng Junli.

Se presentaron propuestas alejadas de la tendencia izquierdista por parte compañías como la Wenhua Film Company.

Se exploraron otros géneros como el drama romántico que se exhibió en la película de la Wenhua, “Primavera en un pueblo pequeño” dirigida por Fei Mu del año 1948, que se señala como una de los mejores filmes antes de la revolución.

Cine de China

Los críticos señalan que la trama sencilla sin aparente crítica política fue irónicamente catalogada por el Partido Comunista de China como una obra “conservadora y reaccionaria”, razón por la cual no fue tomada en cuenta en la etapa comunista.

No obstante, con la reapertura del Archivo de cine de China, luego de la Revolución Cultural, se creó una nueva copia, con la cual se le dio difusión entre los nuevos directores de cine.

Incluso en el año 2002 el director Tian Zhuangzhuang realizó una nueva versión de la película.

En virtud del control del Partido Comunista sobre intelectuales y artistas, por mandato de Mao Tse-tung, el cine en China ya no tuvo mayor expresión artística y se le asignaron funciones de ser instrumento propagandístico. Este período terminó con la muerte de Mao y el arresto de la banda de los cuatro.

En vista de la represión artística, la Academia de Cine de Pekín, otrora fuera centro de iniciación de los nuevos cineastas chinos, fue cerrada por unos 10 años.

Cine de China

Cine de Hong Kong

Esta vertiente del cine chino ha presentado a la cinematografía del país muchas interesantes y reconocidas obras que se distinguen por el valor artístico y contextual.

Como sabemos, Hong Kong fue colonia británica y como tal tuvo siempre independencia política y económica, lo que se reflejó en gran medida en sus producciones cinematográficas.

Por tal motivo se constituyó en el centro de esta industria en la región del sudeste asiático y para todos los hablantes de chino, incluyendo aquellos que se encontraban en la diáspora.

Tuvo mucha popularidad durante una temporada que se le llegó a llamar el Hollywood de Oriente.

Los críticos y estudiosos del tema cinéfilo señalan que por décadas ha estado catalogada como la tercera mayor industria del cine mundial, después de Bollywood, meca del cine en Bombay, y Hollywood.

Asimismo, se reporta que es el segundo mayor exportador de producciones. El cine de Hong Kong conserva su identidad, aun cuando ha tenido que atravesar períodos de crisis como el traspaso de su soberanía a China en julio de 1997 y el colapso de la industria cinematográfica en la mitad de los años 90.

No obstante, el cine hongkonés sigue parte prominente de la producción cinematográfica mundial.

El cine de Hong Kong es primordialmente un cine de acción, que ha captado la atención de una gran audiencia, siendo actualmente una de las corrientes culturales influyentes que ha hecho que este género sea imitado con frecuencia por el cine de acción de Hollywood.

En sus inicios las producciones incluían a los actores de la ópera, pero en la actualidad la mayoría provienen del entorno televisivo gracias a escuelas de actores y las series de televisión, en especial de las dos grandes cadenas emisoras Television Broadcasts Limited y Asia Television Limited.

El camino del dragón, Lee y Norris

En esta vertiente se destaca la relación del cine con la industria pop cantonesa, en vista de que muchas de las estrellas de cine son también cantantes o músicos o viceversa.

Esta modalidad ha sido importante y beneficioso para la industria del espectáculo, pues no se hacen campañas publicitarias.

Se ha aprovechado de la fama de jóvenes ídolos musicales como, por ejemplo, Ekin Cheng o Twins para atraer público a las salas de cine.

En esta vertiente cinematográfica la industria es pequeña, pero de mucha actividad tanto para actores como directores, por lo que es muy común encontrar en los periodos de mayor actividad encontrar que los actores más prestigiosos participen en varias películas.

Entre las películas de Hong Kong consideradas algunas de las mejores del mundo, están:

“Un toque de zen”
Se trata de una ciencia ficción y thriller en agentes imperiales de Kung Fu enfrentando fantasmas, espíritus y una casa embrujada. Dirigida por el rey Hu en 1971.

“El camino del dragón”
Famosa porque enfrenta a Bruce Lee contra Chuck Norris. Lee busca proteger a su restaurante familiar en Roma, Italia. Dirigida por Bruce Lee de 1972.

“Maestro borracho”
Jackie Chan es enviado para ser entrenado por por su tío con su técnica del ‘Maestro borracho’. Dirigida en 1978 por Yuen Woo-ping.

“Un mañana mejor”
Es un thriller de acción y crimen en el que el personaje Chow Yun Fat se presenta con todo su armamento para disparar al que ose enfrentársele. Dirigida por John Woo en 1986.

“Días de ser salvaje”
Drama pesado que narra la búsqueda de un hombre por su madre biológica. Dirigida por Wong Kar-wai en 1990.

“Asuntos infernales”
Se trata de un thriller sobre un policía encubierto y una tríada en el Departamento de Policía de Hong Kong. Dirigida por Andrew Lau y Alan Mak en 2002.

 Cine de China

Las producciones de la cinematografía china se distinguen por tener mayormente un escenario histórico, en el que se realza las virtudes de sus líderes.

Muchas de las tramas también están referidas al género de época con espadachines, en el que abundan las escenas de acción centradas en la lucha con espadas.

Se puede apreciar un cierto énfasis en el melodrama y temas de vínculo, amistad, lealtad y traición, destacándose los temas cotidianos como la mujer y el matrimonio, mostrando aspectos nacionalistas y culturalistas.

Asimismo, refleja el drama es representado de manera intensa, siendo muchas de sus producciones hiperrealistas.

Este cine de la China continental se comenzó a producir películas después de 1949, de manera restringida en virtud de las disposiciones de censura emanadas del Partido Comunista de China.

Wuxia

En el cine chino se creó el género wuxia o de héroes de las artes marciales. En este género se pretende exaltar la grandeza de la naturaleza y el alma del héroe de la película.

El vocablo wuxia esta compuesto de dos silabas, por un lado se tiene a sílaba wu que se refiere a artes marciales directamente y xia que denota a los héroes que las practican.

Los filmes de género wuxia hacen reconocimiento al espíritu heroico que describe y caracteriza al protagonista, es decir, el espíritu heroico de China.

La recopilación de las películas más representativas de este cine es muy variadas en temáticas, actores y montajes. Las más sobresalientes son:

“Héroe”

Producida en el año 2002 relata la lucha de poder en el siglo III a. C. entre los siete reinos existentes.

“La maldición de la flor dorada”

Se trata de un drama de época de la dinastía Tang. Cuenta con espectacular elenco, excelente fotografía y vestuario. Producida en 2006 y nominada al Óscar y otros premios internacionales.

Actriz Gong Li

“La linterna roja”

En este filme se presenta la situación de las mujeres y concubinas de los Señores de la Guerra, señores feudales de los años 1920, durante la primera etapa del Siglo XX en China.

“Adiós a mi concubina”

Su trama está referida a la vida de un pequeño artista, que intenta ganarse la vida como actor de la ópera china en Beijing. Se desarrolla en el año 1925, que transcurre al mismo tiempo que China atraviesa revoluciones y guerras importantes en su historia. Fue producida en 1993.

“¡Vivir!”

En esta película se busca explicar las dificultades de la sociedad china durante la revolución cultural a través de la historia de una familia que atravesó el ascenso y la consolidación del Partido Comunista de China. La película estuvo censurada en China durante muchos años al ser acusada de anticomunista y antirrevolucionaria.

“El último emperador”

Aunque se trata de producción extranjera, se destaca por ser la primera en obtener permisos para rodar dentro de la Ciudad Prohibida. Es la obra maestra de Bernardo Bertolucci, basada en una historia real, que narra la vida de Puyi, el último emperador de China, que ascendió al poder con tan solo 3 años, en uno de los periodos más caóticos y cambiantes de la historia de China.

Ganadora de nueve Óscars y es considerada como una de las mejores películas sobre China jamás rodada.

Cine de Taiwán

Éste es un cine más libre en cuanto a la temática y propuestas de género que el cine chino continental, en el que históricamente han existido controles gubernamentales.

En esta isla la industria del cine ha promovido la creación de obras de diversa índole, muchas de ellas de mucho rendimiento comercial, tanto así que se les ha comparado con la comercialidad que en cierto momento tuvo el cine hongkonés.

En ciertas superproducciones de categoría internacional, Taiwán ha compartido, en los tiempos de expansión global su trabajo, con las otras dos vertientes, China y Hong-Kong, uniendo esfuerzos financieros y humanos.

En cuanto al idioma empleado, la gran mayoría de los filmes se hacen en mandarín.

Aun cuando es un cine comercial como el de Hong Kong, sus trabajos tiene una marca propia que los distinguen del hongkonés.

Guerreros de fuego

Desde sus primeras incursiones en el año 1901, este cine fue reflejo de la tumultuosa historia que se vivió en la isla en cada una de sus fases.

Un género cinematográfico particular taiwanés fue el llamado “realismo social” a finales de la década de 1970, cuyas producciones se conocieron como Taiwán Black Movies,  y que resultaron todo un boom en las salas de cine taiwanesas.

Estas producciones se caracterizaban por:

  • Mostrar el lado más oscura de la sociedad a través de escenas de peleas entre bandas, asesinatos y violaciones a mujeres, torturas en prisión, etc.
  • Producirse en un lapso de tiempo muy corto, de manera que desde que se empezaban a filmar hasta la finalización del montaje podía pasar menos de un mes.
  • No ser rodadas, en muchas ocasiones, sin guion, escribiéndolo a medida que avanzaba el rodaje.
  • Contar con un presupuesto muy bajo.
  • Ser altamente rentables, por lo que su exhibición se convirtió en una forma rápida de obtener dinero fácilmente, dando lugar a una producción masiva de las mismas.
Jet Li

Entre 1979 y 1985 se produjeron más de 150 películas de gran éxito, siendo su época de máximo esplendor entre 1981 y 1982, con más de 80 títulos en tan sólo dos años.

A pesar del gran éxito que tuvieron las películas del realismo social a principios de los ochenta, a mediados de esa década ya dejaron de producirse para dar paso a otro tipo de producciones, pues se había perdido progresivamente el interés tanto nacional como internacional hasta desaparecer por completo.

No obstante, en el año 2005 se volvió a recuperar a partir de un documental que las dio a conocer mediante su proyección en varios festivales de cine.

Algunos de los filmes más populares fueron:

    • “Los Guerreros de fuego” de 1981.
    • “El diablo de la dinamita” de  1981.
    • “Código mortal” de 1982.
    • “Mata mariposa mata” de 1982.
    • “Vestida de fuego” de 1983.

Entre los más recientes se pueden mencionar:

    • “Un lugar en la tierra de los sueños” del año 2004.
    • “Retrato número cuatro” del año 2010.
    • “Cuando viene el amor” de 2010.
    • “El alma” del 2013

Mejores películas del cine de China

Del prolífico cine que a pesar de las circunstancias acaecidas políticamente en el país, se pueden destacar como las más resaltantes y que los críticos las han catalogado como entre las mejores las siguientes:

  • “La Diosa” de Wu Yonggang, 1934.
  • “Cuervos y gorriones” de Zheng Junli, de 1949.
  • “La gran carretera” de Sun Yu, 1935.
  • “Encrucijada” de Shen Xiling, 1937.
  • “Confucio” de Fei Mu, de 1940.
  • “La princesa abanico de hierro” de Wan Laiming & Wan Guchan, 1941.
  • “Primavera en una pequeño pueblo” de Fei Mu, 1948.
Director Fei Mu

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here