La Costa Azul Francesa – 7 Lugares Imperdibles!

Esta elegante y escénica franja de costa francesa llamada la Costa Azul se extiende desde Saint-Tropez a Menton, cerca de la frontera con Italia. También conocida como la Riviera francesa, la Costa Azul ha tomando su nombre del color azul intenso del mar Mediterráneo. Este destino de vacaciones glamoroso zumba de energía durante la temporada turística. Y es además conocida como el patio de recreo para los ricos y famosos.

Estos tienen lujosas villas de vacaciones en la costa e impresionantes yates atracados en los puertos. Las playas privadas, los restaurantes de alta gama y los hoteles cinco estrellas refuerzan su imagen de elegancia y el prestigio de la playa. Ya sea tomando el sol en una cabaña en Cannes, navegando desde el puerto de Mónaco u observando a la gente en los bulevares de Niza. La Costa Azul es un lugar para no perderse!

Descubre 8 Atracciones Turísticas imperdibles de la Costa Azul Francesa

1.- Promenade del Anglais, Niza.

Niza tiene una pintoresca ubicación junto al mar. Su clima cálido y su encantador carácter mediterráneo es la quintaesencia de la Riviera francesa. La calle más famosa de Niza es la Promenade des Anglais. Esta es una hermosa zona peatonal que sigue la curva de las playas de la Baie des Anges. Desde la “Belle Epoque”, el paseo marítimo ha sido agraciado por edificios opulentos. Por ejemplo el Teatro Palacio de la Méditerranée y la exquisita Villa Masséna. La Villa Masséna está abierta a los visitantes y alberga un museo de arte e historia. Además está rodeada de hermosos jardines incluyendo jardines franceses formales.

Además de tomar el sol en las playas y pasear, patinar, o andar en bicicleta por el paseo marítimo, hay muchas atracciones culturales e históricas cerca. Por ejemplo el Jardin Albert I que está a poca distancia a pie de la Promenade des Anglais. Este extenso jardín fue uno de los primeros parques públicos de Niza. En el típico estilo mediterráneo, el parque cuenta con palmeras altísimas y fuentes monumentales.

2.- Saint-Tropez

Un elegante balneario que atrae a turistas de todo el mundo, Saint-Tropez fue una vez un humilde pueblo de pescadores. La ciudad se hizo famosa gracias a la actriz Brigitte Bardot en los años 50. Luego de que filmara una película aquí. El ambiente de la pequeña ciudad de Saint-Tropez y su entorno mediterráneo encantan a sus visitantes. El histórico pueblo ofrece un pintoresco ambiente del Viejo Mundo. Con calles adoquinadas, cafés al aire libre y agradables plazas sombreadas. Mientras que el pintoresco puerto está lleno de yates de lujo que pertenecen al jet-set.

Sin embargo, a pesar de los restaurantes de lujo y boutiques de moda, todavía hay un auténtico ambiente provenzal que se encuentra en Saint Tropez. Los visitantes verán familias paseando por la noche, y artistas locales vendiendo sus pinturas en los mercados y a lo largo del puerto. Saint-Tropez es un lugar agradable para explorar. Los visitantes disfrutan de tomar el sol en las playas y de pasear sin prisas a lo largo de la costa o en el pueblo. En Saint-Tropez, el bello entorno y el ambiente elegante son los principales atractivos.

No te puedes perder estos  8Lugares que debes conocer si vas a Francia

3.- Playas de Cannes

Durante los meses de verano, coloridos parasoles se alinean en las playas de Cannes. Y los amantes de la playa toman el sol en el estilo clásico de la Costa Azul. La mayoría de las populares playas de Cannes se encuentran justo al lado de La Croisette Boulevard, la elegante calle principal de la ciudad. Cannes es famosa por su exclusividad y sus exclusivas playas privadas. Sin embargo también hay playas municipales (Playa Macé y Playa Zamenhof) que cobran sólo una pequeña cuota. Así como playas públicas (Plage de la Casino, Playa La Bocca y Playa Mouré Rouge) que ofrecen entrada gratuita. Sombrillas y tumbonas están disponibles para alquilar en la mayoría de las playas. Y muchas tienen bares y otras instalaciones para complacer a los turistas.

Gracias a las aguas calmas y cálidas del Mediterráneo, nadar es una delicia. La mayoría de las playas tienen salvavidas de guardia de 8:30 am a 6:30pm. Para aquellos que quieren una verdadera experiencia en la Costa Azul mientras visitan Cannes, deben visitar los restaurantes gourmet y elegantes cafeterías que bordean el paseo marítimo a la orilla del agua.

4.- Mónaco

Famoso por sus prestigiosas carreras de yates, Mónaco tiene un estatus especial en la Costa Azul. Esta pequeña ciudad costera es su propio Principado con una familia real, que simboliza el glamour de la Riviera francesa. El palacio de la familia real está situado en lo que se llama con cariño la “Roca de Mónaco”, el sitio de una fortaleza construida por los genoveses en 1215. Los turistas pueden visitar el Palacio Princier (palacio real) para descubrir sus esplendores. Entre sus tesoros, Frescos del siglo 15, el Salón Louis XV, La Sala Mazarin cubierta con paneles de madera ornamentada. Y la Sala del Trono con su majestuosa chimenea renacentista. Otros lugares turísticos destacados incluyen la Catedral y la Capilla de la Visitación, que alberga un museo de arte religioso. También un museo oceanográfico con un acuario impresionante.

También entre las atracciones de Mónaco está el Jardin Exotique. En un lugar majestuoso con vistas al mar Mediterráneo, este hermoso jardín está lleno de plantas raras y exóticas. Más sensacionales vistas al mar se pueden encontrar a lo largo de la Corniche. Apegado a los acantilados, este camino dramático ofrece vistas impresionantes. Uno de los sitios más emblemáticos de Mónaco es su pintoresco puerto.

5.- Villa y Jardines de Ephrussi de Rothschild, Cap-Ferrat.

Entre Niza y Mónaco, el Cap-Ferrat es una estrecha península con algunos de los más bellos paisajes de la Costa Azul. Muchas villas privadas exclusivas se encuentran a lo largo de este tramo de costa. Una villa famosa que está abierta al público es la Villa Rothschild construida por Béatrice Ephrussi de Rothschild, hija del banquero Barón Alphonse de Rothschild.

La villa, una de las más hermosas de la Costa Azul fue diseñada en el estilo de un palacio italiano con una delicada fachada rosa. El gusto excepcional de Béatrice se revela en todo el interior. Especialmente en el Gran Salón con sus muebles de Luis XVI y su suntuosa decoración con motivos florales. Después de recorrer el interior de la villa, los visitantes pueden pasear por los magníficos jardines. Los nueve jardines incluyen un jardín francés, un jardín español y uno florentino. Además un jardín de rosas con decenas de variedades florales y un jardín japonés tradicional con cascadas y estanques de peces.

6.- Menton

El pintoresco pueblo de Menton goza de una ubicación sensacional y un clima suave y soleado (el más cálido de la Costa Azul) que permite que los cítricos florezcan. La parte más atmosférica de Menton es el casco antiguo, que tiene un ambiente distintivo italiano. Los visitantes pueden comenzar un recorrido por el Montée des Logettes y la estrecha calle Longue, pasando por las antiguas fortificaciones de la ciudad. Un tramo de escalones (Rampes de Saint Michel) conduce a la terraza de la Place de la Concepción con sus espectaculares vistas al mar. A la izquierda se encuentra la Iglesia de San Miguel del siglo XVII con un altar alado creado por Manchello en 1569. Más arriba está la Iglesia de la Concepción, construida en 1685 en el estilo jesuita italiano.

Para aquellos que buscan relajarse junto al mar, la Plage des Sablettes es una atracción maravillosa. Los interesados en la navegación pueden visitar el museo Jean Cocteau en el puerto de Menton. La aldea también tiene un museo que ofrece las obras de Chagall, Dufy, y Picasso entre otros. Otro punto interesante de Menton es su hermoso jardín, el Jardín Biovès, lleno de árboles exóticos.

Si quieres conocer otros lugares hermosos, te invitamos a descubrir estos Encantadores Pueblos de Francia

7.- Playas de Antibes

La preciosa escena de las playas en Antibes es legendaria, y los turistas que adoran el sol tienen muchas opciones para escoger. Desde las grandes playas públicas hasta las playas privadas con restaurantes costeros. El pueblo de Antibes tiene dos zonas principales a lo largo de la costa: la península de Cap d’Antibes y Juan-les-Pins. Perfecto para tomar el sol, las playas de Antibes son famosas por su naturaleza prístina y playas de arena suave y blanca.

La costa también ofrece rutas escénicas, como el Chemin des Douaniers, que son ideales para practicar senderismo o pasear tranquilamente. Juan-les-Pins fue nombrado después de los bosques de pinos que florecen en esta región. Para aquellos que disfrutan de una excelente cocina francesa, la zona de Juan-les-Pins de Antibes es famosa por sus restaurantes gourmet y elegantes bistros con terrazas al aire libre.

8.- Pueblo de Eze

Eze es una joya de la Costa Azul. Este encantador pueblo medieval se encuentra en una colina escarpada muy por encima del mar Mediterráneo, con amplias panorámicas de la costa de Cap-Ferrat. Paseando por las estrechas calles empedradas del pueblo verás maravillosos descubrimientos como galerías de arte, boutiques de artesanías y hermosas vistas al mar. Una de las atracciones de Eze es La Chevre d’Or, un hotel de lujo ubicado en un castillo del siglo XIV. El hotel ocupa varios edificios en el corazón del pueblo y cuenta con un restaurante. La propiedad también cuenta con un exquisito jardín lleno de rosas, árboles sombreados, fuentes e instalaciones de arte.

A pocos pasos se encuentra el Museo del Perfume de Fragonard, abierto al público. El pueblo también tiene una hermosa iglesia del siglo XII con una elegante fachada neoclásica del siglo XVIII. En la cima de la colina de Eze se encuentran los espectaculares jardines exóticos con una vista impresionante.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.