Las cuevas son vestigios de nuestra historia ya que fueron los lugares donde se asentaron las comunidades prehistóricas. Estas cuevas quedaron marcadas con el conocido arte rupestre, una de estas es la Cueva de Ekain ubicada en España y en este artículo hablaremos sobre ello.

Cueva de Ekain

¿Cómo es la Cueva de Ekain?

La cueva de Ekain en es una cueva que posee una de las colecciones más destacadas de pinturas rupestres, se encuentra en el municipio guipuzcoano de Deva en el País Vasco, España. Dentro de la Cueva de Ekain, una de las colecciones más destacadas es el panel de los caballos.

Se sabe que estas pinturas datan del período Magdaleniense del Paleolítico Superior, esta antigüedad hace que la Cueva de Ekain sea considerada como uno de los principales santuarios prehistóricos europeos en conjunto con las cuevas de  Lascaux, Niaux y Altamira.​

La cueva de Ekain actualmente está incluida en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde julio del año 2008. Esta cueva entra en el conjunto de la «Cueva de Altamira y arte rupestre paleolítico del Norte de España» .

Ingreso

La entrada original a la Cueva de Ekain tenía forma de arco con una altura de unos 1,20 metros  y un ancho de unos 2,30 metros. Luego de atravesar una zona estrecha, encontraremos la bóveda la cual se eleva para permitir que una persona pueda permanecer erguida sin problemas.

Esta galería que se abre en toda la entrada de la cueva recibe el nombre de Erdibide, destaca por poseer un suelo es estalagmítico y en una ligera pendiente que se va estrechando.  En esta galería podemos encontrar la primera pintura de la Cueva de Ekain a unos 6 metros de su comienzo, dicha pintura está hecha con un trazo negro.

Si avanzamos un poco más, encontraremos una gran cabeza de caballo, de hecho es la más grande que se encuentra dentro de la cueva. Dicha cabeza de caballo está ubicada en un lugar estratégico desde donde se ve un bloque de piedra el cual se asemeja a la cabeza de un caballo, a esta piedra se le conoce como  Erdialde.

Esta cabeza de caballo está realizada con  tinta plana y se orienta hacia la derecha. Fue pintada con manganeso y el contorno se va haciendo cada vez más oscuro a medida que nos aproximamos a las fauces siendo de esta forma las sienes y el comienzo de la crin las partes más claros. Los ojos y las rejas del caballo están bien distinguidas.

Sala Zaldei

Esta es la sala más importante de la cueva de Ekain ya que dentro de esta sala se encuentra el famoso gran panel de caballos. El suelo de esta sala es estalagmítico, a ambos laterales de la sala encontraremos conjuntos de figuras donde la figura predominante son los caballos, a parte de los caballos se pueden apreciar dos bisontes los cuales se sitúan cada uno en una pared.

Cueva de Ekain

Se piensa que los caballos corresponden a aquellos que habitaban la zona para la época, dichos caballos poseían una crin corta y derecha así como también una diferente coloración entre las regiones dorsal y ventral.

El panel de caballos que se sitúa a la derecha posee 18 figuras de las cuales 11 son caballos, por otro lado, 15 de todos los animales de este panel se orientan hacia la izquierda, apuntando hacia el  “nicho del oso” que se encuentra en la sala Artzei.

Estas figuras no se sobreponen y están representadas de diversas formas, algunas poseen un contorno negro, otras tienen un modelado interno negro mientras que otras están hechas en negro y rojo o bien están grabadas las figuras.

En lo que respecta a la pared izquierda, en ella podremos visualizar 8 caballos los cuales están orientados hacia la derecha, e decir, que apuntan hacia el “nicho del oso”. Las figuras de los Bisonte se realizaron gracias a un reborde rocoso natural, el resto del cuerpo se completaría con puntura, dicho reborde forma la línea del dorso del bisonte y su cola.

Cueva de Ekain

Sala Artzei

Es en esta sala donde encontraremos el famoso “Nicho del oso”, esta es una plataforma en la cual en un bajo techo y escondidos de la vista se encuentran pintados una pareja de osos. Dichos osos  están pintados con manganeso en negro. Se piensa que esta sala es el punto central de la cueva ya que la mayoría de los caballos, apuntan hacia esta sala como si estuvieran indicando el camino hacia la misma.

Galería auntzei

Esta es una galería que posee unos 15 metros de largo y 2 metros de ancho. En esta galería se pueden apreciar diversas figuras de animales pero entre ellas no hay ningún caballo. Dentro de estas figuras de animales encontramos a 2 ciervos, 4 cabras y 1 salmón.

Los ciervos forman un pequeño conjunto el cual está compuesto de una cierva y un ciervo que fueron grabados más no pintados, de hecho estas son las únicas figuras en toda la cueva que no están pintadas. Del ciervo se puede apreciar la cabeza la cual contienen una cornamenta  vista de frente, el resto de las partes de su cuerpo están muy bien detalladas. En lo que respecta a la cierva, esta solo está representada su cabeza y el cuello.

Por su parte, el salmón está representado como una silueta completa con boca, su opérculo, y todas sus aletas son menos visibles. Para la realización del ojo y de la línea dorsal del salmón se emplearon elementos de la pared. La silueta mide unos 55 centímetros de longitud y está orientada al interior de la galería, dicha silueta fue pintada en negro.

Cueva de Ekain

En ambos laterales de la galería se encuentran varias figuras de cabras, una de ellas está representada la cabeza de la cual se destacan los cuernos que se ven en una perspectiva frontal así como también su cuello y el comienzo de la línea dorsal. En la pared de enfrente también se puede apreciar la figura de una cabra de unos 20 centímetros de longitud y está representada acostada mirando hacia la izquierda, está pintada en negro y rellena de pintura.

Sala Erdialde

Esta sala se caracteriza por ser una de las que posee mayor amplitud en toda la cueva de Ekain. En esta sala podemos encontrar un bloque de piedra el cual se asemeja a un caballo. Por otro lado, en la parte baja de este bloque y en la pared trasera del mismo se pueden apreciar dos figuras pintadas, estas figuras son la de un caballo y la de un bisonte.

Historia de la Cueva de Ekain

La Cueva de Ekain fue descubierta en el año 1.969 por Rafael Rezabal y Andoni Albizuri quienes eran miembros de la Sociedad Cultural Azpeitia Antxieta. Estos eran dos aficionados de la búsqueda de restos arqueológicos. En una de sus tantas exploraciones por el monte Izarraitz decidieron seguir el curso de la regata Goltzibar, esto les llevó a descubrir un lugar muy singular que parecía ser un asentamiento prehistórico.

Sería exactamente el 1 de junio del año 1.969 encontrarían la entrada de la Cueva de Ekain, no sería sino hasta el 8 de Junio que se adentrarían a explorar la cueva.  En esta exploración descubrieron la galería de las pinturas luego de abrirse paso por un pequeño pasillo en el cual tuvieron que retirar algunas rocas que les obstaculizaba el paso.

Cueva de Ekain

Ahora bien, los primeros estudios en torno a la Cueva de Ekain fueron realizados por José Miguel de Barandiarán y Jesús Altuna quienes pertenecían a la Sociedad de Ciencias Aranzadi. Luego de su investigación publicaron sus conclusiones a finales del año 1.969 en la Sociedad de Ciencias Naturales Aranzadi. Posteriormente decidieron realizar un segundo estudio de las figuras el cual se publicaría en esta misma revista en el año 1.978.

Las pruebas realizadas en la entrada de la cueva darían como resultado la verificación de la existencia de un yacimiento prehistórico. Este yacimiento sería excavado y estudiado entre los años 1.969 y 1.975, en este período de tiempo se realizaron 6 campañas de excavaciones las cuales fueron realizadas por la Sociedad de Ciencias Aranzadi bajo financiación de la Diputación de Guipúzcoa.

De estas seis campañas, las tres primeras fueron realizadas bajo la dirección de José Miguel Barandiarán. Durante estas excavaciones se encontraron hallazgos que indican la ocupación de la cueva en diversos períodos así como también la ocupación de la misma por osos de las cavernas.

Para el año 1.978 se realizó una ampliación de los estudios y para el año 1.984 se publicaron formalmente los estudios realizados hasta la fecha en torno al yacimiento y a las pinturas encontradas en la Cueva de Ekain.

Cueva de Ekain

Estos estudios concluyeron que las pinturas fueron calificadas como pertenecientes al período Magdaleniense del Paleolítico Superior, siendo estas similares a las pinturas rupestres encontradas en las cuevas de Altamira y de Lascaux. Para el año 2008, la Cueva de Ekain sería declarada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

Arte rupestre de la Cueva de Ekain

La cueva de Ekain se compone de varias salas y galerías, cada una de ellas posee unas características propias y se han bautizada con un nombre que concuerde con dichas características. Se han documentado un total de 70 figuras las cuales están distribuidas en todas las galerías.​

Ahora bien, 64 las 70 figuras están pintadas mientras que el resto de las figuras están grabadas. Es importante mencionar que el número de figuras depende de si se contabilizan los trazos que están ligados a las figuras o no. Se calcula que cerca del 58% de las figuras son caballos.

Existen tres conjuntos los cuales cuentan con más de cinco figuras y los caballos pintados de estos conjuntos corresponden con el tipo de caballo que existía en el periodo final del Paleolítico,. Estos caballos poseían una crin corta y recta, manchas en el cuello, un vientre más claro que el lomo y cebraduras en sus patas y en el cuello.

Cueva de Ekain

Los colores con los que se pintaron a estos caballos son el negro y rojo, el negro fue realizado con carbón vegetal o manganeso mientras que el rojo procede de la limonita el cual es un mineral natural de óxido de hierro.

Descubrimiento e investigaciones realizadas

Tanto el yacimiento como las pinturas de la Cueva de Ekain fueron estudiadas a penas se tuvo noticias de su descubrimiento. Una de las primeras publicaciones en torno a esta cueva se le acreditan a J. M. Barandiarán y J. Altuna, miembros de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, dicha publicación es del año 1.969, pocos meses después del descubrimiento de la cueva.

Con esta publicación, se incentivaría una campaña de excavaciones la cual culminó en el año 1.975 y luego en el año 1.978 se realizaría una ampliación de estos estudios. Toda la información obtenida en estas excavaciones fue publicada.

Dentro de las informaciones más importantes recopiladas en estos estudios destacamos que los restos encontrados en esta cueva pertenecen al Paleolítico Superior. Dentro de la cueva se hallaron restos de osos de la cavernas.

En el vestíbulo de la caverna se encontraron evidencias de presencia humana, estas evidencias apuntan a que en dicho vestíbulo se encontraban conviviendo cuatro hogares. Por otro lado se encontraron numerosos restos de alimentación e industria tanto lítica como ósea.

Los restos de la alimentación permiten concluir que la ocupación de la cueva se realizaba en verano. Estos restos pertenecían a cervatillos y ciervas los cuales durante los meses de invierno no suelen rondar las cuevas.

Restos de arpones típicos de la época indican que esta comunidad era muy buena cazando, de hecho existen evidencias de la especialización en la caza de la cabra montesa, una especie que habitaba cerca del monte Izarraitz.

¿Cómo llegar a la Cueva de Ekain?

La Cueva de Ekain se encuentra en el valle de Sastarrain a unos 4 kilómetros de la salida 48 de la autopista AP-8. Esta cueva esta a tan solo media hora de San Sebastián y se encuentra bastante cerca del resto de capitales vascas.

Es importante mencionar que el recorrido desde el estacionamiento hasta el Museo de la cueva de Ekain es de 25 minutos a pie. El plazo límite para recoger las entradas en la Oficina de Información de este museo es de media hora antes del inicio de la visita por lo que es recomendable llegar a tiempo para no andar con premuras.

Museo de la cueva de Ekain

La cueva de Ekain es reconocida por sus pinturas rupestres que datan de la época Magdaleniense, siendo descubierta en el año 1.969. Durante milenios estas pinturas permanecieron ocultas y refugiadas en el microclima de la cueva desarrollándose unas condiciones idóneas para su conservación.

De la necesidad de conservar la Cueva de Ekain surgió la idea de construir un Museo el cual contuviese una réplica de la cueva de Ekain, a este edificio se le denomino cómo Ekainberri. Gracias a esta réplica se puede descubrir, conocer y sentir todas estas obras del arte rupestre vasco sin necesidad de afectar el microambiente de la cueva.

Visitas a la réplica de la cueva

Debido a la importancia que tiene el yacimiento de la Cueva de Ekain y además las características del microambiente de la cueva, se decidió no abrir la misma al público. Esto llevó a tomar la decisión de realizar una réplica de la cueva y de las pinturas en conjunto con un equipamiento cultural que explicase el periodo prehistórico en el cual se realizaron las pinturas.

Este proyecto le dio origen a Ekainberri que es la réplica de la Cueva de Ekain. Esta replica se realizó de la mano de la Fundación Ekain en la cual participó la Diputación Foral de Guipúzcoa, el Gobierno Vasco y el Ayuntamiento de Cestona. En lo que respecta a la gestión de la infraestructura, esta corre a cargo de la Unión Temporal de Empresas la cual está formada por Arazi y la Sociedad de Ciencias Aranzadi.

La entrada a Ekainberri queda a 600 metros de la entrada a la cueva original. Esta réplica fue realizada por la empresa ZK Productions de Montignac de Francia, bajo la dirección de Renaud Sanson. La parte científica del proyecto está a cargo de Jesús Altuna, mientras que la escenografía se compone de dos partes.

La primera parte de la escenografía  es conocida como escenografía “de detalle”, fue realizada por la  empresa ZK Productions. La otra parte de la escenografía es considerada como complementaria y su realización estuvo a cargo de la empresa eibarresa Alfa Arte.

Una vez construido el edificio en donde se iba a ubicar la réplica de la Cueva de Ekain se tuvo que paralizar la obra por 8 años debido a dificultades económicas. Sin embargo, cuando se puso en marcha de nuevo este proyecto, la realización del panel de las pinturas se hizo en base a una tomografía digital en 3D de las salas originales.

La creación del panel de pinturas tardó más de dos años en llevarse a cabo, el material en el que fue hecho fue en polietileno el cual fue recubierto de mortero y posteriormente de policromado.

En este artículo pudimos conocer sobre la Cueva de Ekain el cual es considerado como una de las reservas más importantes de pintura rupestre en el País Vasco. Debido a que sus pinturas son sumamente valiosas y las aglomeraciones de personas afectan el microambiente ​de la cueva se decidió cerrar la misma al público y crear una réplica de la cueva que mejora la experiencia no sólo sensorial sino también de conocimientos en torno al arte rupestre. Te podrían interesar los siguientes artículos:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here