5 Monumentos De Madrid Que Muestran La historia De La Ciudad

La capital de España, Madrid, tiene muchos monumentos centenarios. Algunos de estos son plazas y palacios enteros, mientras que otros son puertas y fuentes. Los Monumentos de Madrid son un enlace a su pasado que ha sido incorporado a su presente. Estas estructuras están dispersas por toda la ciudad, y son visitadas tanto por turistas como por residentes.

Esta ciudad predominantemente histórica de España y tercera ciudad más grande de la Unión Europea conserva muchos de sus lugares históricos y tesoros arqueológicos. Estas piezas valiosas de la arquitectura dan una idea aproximada de las ciudades pasadas.

Conoce los 5 Más Interesantes Monumentos de Madrid

1.- Puerta de Alcalá

Está situada en el corazón de una intersección enorme. Los visitantes de la ciudad sólo son capaces de ver la puerta de lejos debido a la gran cantidad de tráfico que la rodea. Sin embargo, si viajas desde el aeropuerto de Barajas al centro de Madrid en taxi, la Puerta de Alcalá es uno de los primeros monumentos de Madrid que se pueden ver.

La Puerta, que es clasificada como monumento nacional, es un excelente ejemplo de arquitectura neoclásica. Se hizo por órdenes de Carlos III. Cinco planes de cinco arquitectos diferentes fueron desechados antes de que el diseño de Francisco Sabatini fuera aceptado en 1778.

Con la intención de ser la principal entrada a la Corte, la entrada consta de cinco arcadas de granito y piedra y tres arcos principales. Cada uno de los arcos está decorado con cabezas de leones hechas por Robert Michel, rodeadas por dos más pequeñas. Sobre el monumento están los querubines, los trofeos y el escudo de armas, que son obra de Francisco Gutiérrez.

2.- Palacio Real

La antigua fortaleza musulmana de Madrid (El Alcázar) fue demolida en 1734 por un incendio. Fue entonces cuando Felipe V aprovechó la oportunidad en 1737 para construir un opulento Palacio Real. Filippo Juvara concibió los primeros planes, sin embargo, no había ni finanzas ni un lugar suficientemente grande para construir el palacio planeado.

Originalmente su fachada tendría una medida de 476 metros, tres veces la longitud de la fachada de hoy. El Palacio Real fue rediseñado por Juan Bautista Sacchetti y no se terminó hasta 1764. Francisco Sabatini y Ventura Rodríguez también contribuyeron en este proyecto.

La familia real no utiliza el Palacio Real de 2.800 habitaciones como residencia, aunque a veces se utiliza para ocasiones estatales. Debido a razones de seguridad, la única manera de ver el palacio es en una visita guiada que se organiza según el idioma hablado por los visitantes.

El tour dura una hora y se recorren aproximadamente 50 de las salas más impresionantes. Las visitas incluyen el Salón de los Halterreros, la Sala Oficial, el Salón del Trono y los apartamentos de Carlos III. Además del Salón de Gasparini, el Comedor de Gala, Museo de Pinturas, Farmacia Real, Armería Real y Sala de Porcelana.

El mejor lugar para admirar el palacio es desde los formales Jardines Sabatini, situados al norte del Palacio. O también desde el Campo del Moro, con su impresionante museo de carruajes que se encuentra en la parte trasera. Este es uno de los monumentos de Madrid que debes conocer en una visita.

No te pierdas estos Pueblos con Encanto cerca de Madrid

3.- Templo de Debod

El templo fue construido originalmente a 15 Km al sur de Asuán (sur de Egipto). Muy cerca de la primera catarata del Nilo y al gran centro religioso dedicado a la diosa Isis, en Philae. A principios del siglo II aC, Adikhalamani (Tabriqo), el rey kushita de Meroë, comenzó su construcción construyendo una pequeña capilla de una sola habitación dedicada al dios Amón.

Fue construido y decorado en un diseño similar a la capilla posterior de Meroitic en el cual el templo de Dakka se basa. Desde el muelle, un largo camino procesional conduce a la pared construida en piedra, a través de tres puertas de pilares de piedra y finalmente al templo mismo.

Los pranaos, que tenían cuatro columnas con capiteles compuestos se derrumbaron en 1868. Detrás de este estaba el santuario original de Amón, la sala de la mesa de ofrendas y un santuario posterior con varias habitaciones laterales y escaleras hacia el techo.

En 1960, debido a la construcción de la Gran Presa de Asuán y la consiguiente amenaza a varios monumentos y sitios arqueológicos, la UNESCO hizo un llamado internacional para salvar este rico legado histórico. Como muestra de gratitud por la ayuda proporcionada por España en salvar los templos de Abu Simbel, el estado egipcio donó el templo de Debod a España en 1968.

El templo fue reconstruido en uno de los parques más bellos de España, el Parque del Oeste, cerca del Palacio Real y la Plaza España. Fue abierto al público en 1972 y la entrada es gratuita.

4.- Puerta de Toledo

La Puerta de Toledo es otro de los más hermosos monumentos de Madrid. Se encuentra en la Glorieta de la Puerta de Toledo, al suroeste de Madrid. Esta puerta independiente tiene 19 metros de altura y consta de tres arcos. El arco central es el más alto. Tiene un arco redondeado y semicircular y fue la puerta principal en el camino hacia la ciudad de Toledo en siglos pasados. Está flanqueado por dos puertas cuadradas más pequeñas que tienen columnas ornamentales a cada lado.

Es una estructura llamativa de granito cuya construcción inició en 1812 bajo el gobierno de José Bonaparte. La construcción se detuvo tras la desaparición del gobierno napoleónico, pero volvió a reiniciarse bajo el gobierno de Fernando VII. Finalmente se terminó en 1827. Es entre los monumentos de Madrid uno de los más nuevos.

La Puerta de Toledo no sigue el diseño napoleónico original. Una vez Fernando VII ganó el trono, Antonio López Aguado fue comisionado para llegar a un nuevo diseño. También se optó por construirla en nuevos materiales como granito y piedra de Colmenar.

El lado sur de la puerta, el que mira hacia Toledo, tiene un grupo de esculturas en la parte superior del arco central. Estas fueron creadas por Ramón Barba y Valeriano Salvatierra. Representan el poder en tiempos medievales de la monarquía española en los hemisferios norte y sur.

En el lado norte, el emblema de la Ciudad de Madrid es sostenido por dos ángeles. Cada uno de los dos arcos a ambos lados del central también están adornados con esculturas. Estas son representaciones de varias victorias militares de la época.

Conoce el hermoso Jardín Botánico de Madrid

5.- La Plaza de Cibeles

La monumental Fuente de Cibeles se ha convertido en un icono madrileño. Está situada en el corazón de la ciudad. En ella se muestra a Cibeles, la diosa griega de la fertilidad y la naturaleza sosteniendo un cetro y una llave siendo tirada por dos leones en un carro. Los leones salvajes simbolizan el poder de la naturaleza o de la diosa.

Diseñada por Ventura Rodríguez y esculpida en 1782, se situaba originalmente frente al Museo del Prado frente a la fuente de Neptuno. Se dice que la fuente original en realidad se remonta a cuando Madrid todavía era un asentamiento morisco y que proporcionó agua a la población local. Pero en el siglo XIX fue trasladada al centro de la plaza donde hoy se encuentra y adornada con otros detalles decorativos.

En cada una de las 4 esquinas de la plaza puedes encontrar un edificio interesante. El Palacio de Buenavista fue construido en 1777 y actualmente alberga la sede del Ejército español. El Palacio de Linares fue construido en 1877 y es propiedad de la Casa de América. Es dependiente del Ministerio de Relaciones Exteriores y promueve vínculos políticos, económicos y culturales con América Latina.

La esquina suroeste de la plaza alberga el Banco de España. Está ubicado en un edificio grande y digno, cuya construcción comenzó en 1884. Por último, El Palacio de Comunicaciones, finalizado en 1917, y desde 2007 la sede de la Alcaldía de Madrid.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.