Museo Del Prado. Una Visita Imperdible Para El Amante Del Arte

La institución que ahora llamamos Museo del Prado abrió sus puertas en 1819 y fue llamada el Museo Real de las Pinturas. Debido a que fue montado por la colección real, nunca fue diseñado para ser un museo enciclopédico. En lugar de mostrar objetos de todas las épocas de la historia del arte, el Museo del Prado refleja los gustos de la realeza española. Así como su gran ojo para encontrar obras de arte de pintores famosos.

El Museo del Prado cuenta con una colección de más de 7000 pinturas. Sin embargo, sólo cerca 1500 están actualmente expuestas. Estas obras son como una ventana a los caprichos históricos del alma española con una mirada hacia afuera con sofisticadas obras de arte de toda Europa.

Historia del Museo del Prado

La historia del museo se remonta al siglo XIX. Fernando III y su esposa, la reina María Isabel de Braganza, influyeron en la decisión de abrir un Museo Real de Pinturas y Esculturas en la capital. Esto con la idea de exhibir la impresionante colección real. El museo iba a ser alojado en un palacio de reciente construcción que había sido encargado a Juan de Villanueva por el rey Carlos III.

El museo abrió por primera vez sus puertas al público en 1819. Exhibía exclusivamente arte español y rápidamente se convirtió en un símbolo de la proeza artística de España. Además de un objeto de orgullo nacional. La colección fundacional estaba compuesta por más de 1500 piezas que habían sido recogidas por la familia real española desde el siglo XVI.

Además de la colección real inicial, una serie de piezas fueron adquiridas de colecciones privadas. Incluyendo además otras obras de museos más pequeños que cerraron.

En 1868, el museo fue nacionalizado y adquirió el nuevo nombre de Museo del Prado. Su nombre hace referencia al campo salvaje que había ocupado anteriormente la zona del museo. En el siglo XX, el museo se sometió a obras de ampliación para poder acomodar su creciente colección. En 2007, se aprobaron planes para aumentar su espacio de galería en un 16 por ciento.

El museo alberga algunas de las piezas de arte clásico más aclamadas del mundo. Especialmente de maestros españoles como Goya, Velázquez y El Greco. También incluye obras de otros maestros antiguos como Hieronymus Bosch, Rubén y Ticiano. Así como artistas de los siglos XIX y XX como Sorolla, Vicente López o José de Madrazo y Agudo. En 2013, fue clasificado como el 18vo museo más visitado en el mundo por The Art Newspaper.

Edificio Jerónimos

En contraste con el edificio original Villanueva, el ala oriental (Edificio Jerónimos) es parte de la impresionante extensión moderna del Prado, inaugurada en 2007. Este espacio está dedicado a exposiciones temporales y es el hogar de la excelente librería y cafetería. Su principal atractivo son los claustros del segundo piso.

Construidos en 1672 con granito local, los claustros estaban hasta hace poco unidos a la Iglesia adyacente de San Jerónimo El Real. Lamentablemente estaban en un estado deplorable. Como parte de su polémica incorporación al Prado, fueron desmantelados, restaurados y reensamblados.

No dejes ver otros Lugares que Visitar en Madrid

Qué podemos ver en el Museo del Prado

Este extraordinario museo cuenta con una inmensa colección de arte español en la que destacan gigantes como Goya y Velázquez. Esta cantidad de piezas dan testimonio de las relaciones de estos artistas con la corte española. Veamos un poco acerca de la obra de estos grandes y aclamados artistas:

Goya

La Maja Vestida-Goya

Las obras de Francisco José de Goya y Lucientes (Goya) se encuentran en los tres pisos del Museo del Prado. Pero recomendamos comenzar en el extremo sur del nivel inferior. En la Sala 65, El dos de mayo y El tres de mayo de Goya se encuentran entre las pinturas más emblemáticas de Madrid. Traen a la vida la revuelta anti-francesa de 1808 y la posterior ejecución de insurgentes en Madrid.

A su lado, en las salas 67 y 68, están algunas de sus obras más oscuras y perturbadoras, Las pinturas negras. Se llaman así en parte debido a los marrones oscuros y negro que dominan. Pero más por la apariencia de animales distorsionados de sus personajes.

Hay más Goyas en la primera planta en las salas 34 a 37. Entre ellas hay dos más de las más conocidas e intrigantes de Goya: La maja vestida y La maja desnuda. Estos retratos de una mujer desconocida se encentran en la Sala 37. Comúnmente se cree que se trata de la Duquesa de Alba (que puede haber sido amante de Goya). Son idénticos, salvo por la falta de ropa en una.

Velázquez

Las Meninas-Velázquez

Diego Rodríguez de Silva y Velázquez (Velázquez) es otro de los grandes maestros del arte español que trae tanta distinción al Museo del Prado. De todas sus obras, Las meninas (Sala 12) es lo que la mayoría de la gente viene a ver. Terminado en 1656, es más conocido como La familia de Felipe IV.

Las habitaciones que rodean Las Meninas contienen obras más bellas de Velázquez. Te recomendamos ver en particular las pinturas de varios miembros de la realeza que parecen brotar del lienzo. Por ejemplo los retratos de Felipe II, Felipe IV y Margarita de Austria. O El Príncipe Baltasar Carlos e Isabel de Francia a caballo.

Te mostramos también estos 14 Museos Imperdibles para los amantes del Arte

Otras obras de interés

Si los pintores españoles han despertado tu curiosidad, Bartolomé Esteban Murillo, José de Ribera y las figuras de Francisco de Zurbarán deben estar en su itinerario. Las obras vívidas, casi surrealistas del maestro del siglo XVI El Greco son impresionantes. Las figuras son característicamente esbeltas y torturadas, además de ejecutadas perfectamente.

Otra alternativa es la destacada colección de arte flamenco del Museo del Prado. Las figuras llenas y los querubines bulbosos de Peter Paul Rubens (1577-1640) proporcionan un antídoto juguetón a la oscuridad de muchos de los otros artistas flamencos. Sus trabajos de firma son Las tres gracias y Adoración de los reyes magos.

Otras obras excelentes en los alrededores incluyen El triunfo de la muerte de Pieter Bruegel, Artemisa de Rembrandt, y obras de Anton Van Dyck. Y no puedes perderte el extraño y maravilloso Jardín de Delicias Terrenales (Sala 56A) de Hieronymus Bosch. Nadie ha sido capaz de dar una explicación definitiva para este trabajo alucinatorio, aunque muchos lo han intentado.

Y luego están las pinturas de Dürer, Rafael, Tiziano, Tintoretto, Sorolla, Gainsborough, Fra Angelico y Tiepolo entre otros.

Visitar el Museo del Prado

Pasa todo el tiempo que puedas en el Prado. O mejor aún, planea hacer un par de visitas porque puede ser un poco abrumador si intentas absorberlo todo a la vez.

La entrada al Prado es a través de la Puerta de los Jerónimos, con entradas a la venta bajo el norte de la Puerta de Goya. Una vez dentro, toma el plan gratuito de la taquilla o el mostrador de información justo dentro de la entrada. Esta información enumera las ubicaciones de 50 de las obras más famosas del Prado. Además de dar los números de las salas para todos los artistas principales.

Conoce los más hermosos Monumentos de Madrid

En el verano, especialmente, el museo puede estar inundado con grupos de turistas que bloquean las vistas. Recuerda sin embargo que estos grupos están a menudo en un horario apretado. Si un grupo organizado está bloqueando tu visión, simplemente espera unos momentos y pronto estarán fuera del camino.

En general, el Museo está más concurrido entre las 10h00 y las 12h00 todos los días. Recuerda, todo sucede mucho más tarde en España, incluyendo los horarios de apertura del museo. El edificio está abierto hasta las 20h00, así que lo mejor sería dejar las filas morir y hacer tu visita en la tarde / noche temprano.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.