10 Lugares Interesantes Que Ver En Aveiro

A orillas de una laguna, Aveiro es una ciudad marítima con agua en su alma. El paisaje urbano está atravesado por canales que se pueden navegar en barcos pintados conocidos como moliceiros. Y en los muelles de la parte antigua de la ciudad se encuentran encantadoras casas de estilo Art Nouveau en tonos pastel. Esto es tan solo parte de las cosas que ver en Aveiro.

La gran atracción es el Mosteiro de Jesús, un monasterio con una conexión real y repleta de arte religioso en su museo. Pero el Atlántico también está a su puerta. Y está a minutos de playas arenosas barridas por el océano y el adorable pequeño resort de Costa Nova.

Descubre estas 10 Cosas Que Ver en Aveiro

1.- Mosteiro de Jesús

El monumento más preciado que ver en Aveiro es este convento construido entre los siglos XV y XVII. Su fama proviene de una de sus habitantes, Joanna Princesa de Portugal, e hija de Afonso V. Como estaba en la línea real, nunca pudo hacer sus votos solemnes. En cambio vivió una vida modesta en el convento y le legó su herencia cuando murió en 1490.

Joanna fue beatificada en el siglo XVII, y su impresionante tumba en el presbiterio inferior mezcla mármol y cerámica. También es fantástica la nave y ábside de la iglesia, con asombrosas baldosas y cada superficie cubierta con tallas de madera dorada.

2.- Museo de Aveiro

Desde 2011 los edificios del monasterio han funcionado como un museo. Esto ha servido para para mostrar su majestad arquitectónica. Pero además para exhibir una impresionante variedad de arte religioso en los pisos superiores más recientes. Las obras se han recogido de los muchos monasterios que solían rodear Aveiro.

Hay pinturas primitivas y renacentistas, esculturas de la escuela de Coimbra, cantería tallada, azulejos, joyas, muebles y vestimentas históricas. Abajo, el refectorio es una delicia con sus paredes de azulejos. Y el claustro, construido en los siglos XV y XVI, tiene azulejos geométricos y dos gradas de galerías alrededor de una fuente central.

3.- Canales de Aveiro

Los canales, alimentados por la laguna de Aveiro, son los que dan a la ciudad su carácter. Por esto merecen un par de horas de tu tiempo. Hay varios lugares para pasear a través de los barrios históricos y nuevos de la ciudad. Un paseo por ellos es sin duda algo que ver en Aveiro.

A lo largo de los muelles en el área de Rossio hay una maravillosa arquitectura Art Nouveau. El Jardim do Rossio es un parque frente al canal con césped y palmeras, y un lugar muy bonito para traer un libro. Las casas de color pastel son la guinda del pastel, y hay suficientes embarcaciones para llevarte en un recorrido rápido.

4.- Iglesia San Joao Evangelista

Es también conocida como Iglesia Carmelita. Esta opulenta construcción fue parte de un gran convento que fue casi completamente destruido cuando el plan urbano de Aveiro fue reelaborado a principios del siglo XX. La iglesia data de principios del siglo XVIII y fue embellecida en las décadas siguientes.

Este fue un período de extrema riqueza, cuando muchas iglesias alrededor de Portugal fueron decoradas con deslumbrantes carpinterías doradas. Una vez que se pasa la fachada esta iglesia no es diferente a otras hermosas estructuras de su tipo.

Verás pinturas enmarcadas en dorado en las paredes y el techo. La mitad inferior de las paredes de la nave está decorada con gloriosos azulejos azules y blancos.

5.- Estación de tren de Aveiro

Si vienes a Aveiro en tren, te sentirás impresionado por una parte de la historia de principios del siglo XX tan pronto como llegues. La antigua terminal de la estación de tren destaca a la elegante terminal nueva. Esta belleza se completó en 1916. Es un lugar imperdible que ver en Aveiro.

Lo que la hace especial son los azulejos; Estos azulejos se realizan en la Fábrica da Fonte Nova y representan escenas tradicionales de todo Aveiro y la región. Hay moliceiros, granjas de sal, hombres y mujeres en trajes regionales e imágenes de los canales de Aveiro. Ahora es una especie de cápsula del tiempo para la ciudad, creada hace más de un siglo.

6.- Costa Nova

Este pueblo frente al mar es muy encantador. Está en una larga península con la laguna en un lado y el Atlántico en el otro. Antes de que los turistas llegaran a Costa Nova, este era un pueblo de pescadores. Y hay un recordatorio de este tiempo en sus casitas pintadas con rayas verticales.

Si te gusta el pescado y los mariscos, el mercado es imprescindible; Aquí cangrejos, percebes y gambas directamente de la laguna se preparan en el Cais dos Pescadores mientras esperas. Es una de esas raras ocasiones para degustar mariscos que acaban literalmente de salir directamente del agua.

7.- Praia da Barra

Cualquier persona que necesite algún tiempo en la playa puede dirigirse directamente a Praia da Barra, a menos de 10 kilómetros de Aveiro. Hay dos playas principales aquí; La superior (Praia Velha) es justo donde la Laguna de Aveiro llega al océano. Los rompeolas largos en ambos lado mantienen las olas del océano en la bahía. Esto produce aguas tranquilas para bañarse.

Al sur de la misma hay una larga playa abierta. Esta está trazada por dunas de arena y con una larga pasarela de madera elevada para ayudarte a moverse. Es un éxito con los surfistas por sus olas y hay una escuela directamente en la playa si te gustaría probar. Un sitio perfecto que ver en Aveiro para los amantes del agua.

No dejes de conocer las Mejores Playas de Portugal

8.- Museo Marítimo de Ílhavo

Durante la dictadura, Aveiro fue uno de los principales puertos portugueses para la pesca del bacalao. Así que si alguna vez hay una atracción para conocer la historia de amor del país con este pez es este museo.

Se presenta aquí una réplica de los arrastreros que navegaban hasta Terranova para su captura. Puedes conocer sobre las herramientas del comercio, la vida a bordo de uno de estos barcos y la cultura alrededor de esta industria. También hay exposiciones centradas en la laguna de Aveiro y su industria cosechadora de sal y moliceiros característicos.

9.- Museo Histórico de Vista Alegre

La fábrica de porcelana de Vista Alegre ha estado elaborando cerámica fina por más de 200 años. Es un complejo gigantesco que incluye la fábrica, un palacio del siglo XVII, una capilla y un barrio residencial completo para los trabajadores con su propio teatro.

El museo está en edificios antiguos de la fábrica. Tendrás una visión general de la empresa Vista Alegre, así como la historia de la porcelana. Y el papel que ha desempeñado en la sociedad portuguesa.

Hay más de 30.000 piezas en exhibición, y se pueden ver los antiguos hornos e instalaciones modernas que todavía emplean a 700 personas. Se necesita una fuerte voluntad para pasar de la tienda de regalos sin comprar algo!

10.- Tour en un Moliceiro

Estos coloridos barcos pintados son una constante en Aveiro. Y se puede abordar uno para un recorrido de 45 minutos de la ciudad por el agua. Los moliceiros fueron hechos originalmente para cosechar algas marinas en la laguna. Las algas se usaban como fertilizante en los suelos arenosos locales.

El comercio se extinguió cuando se introdujeron los fertilizantes modernos. Pero las viejas técnicas de construcción de barcos se revivieron para fabricar una flota de buques turísticos. Las pinturas de proa y popa representan escenas tradicionales en torno a Aveiro. Y en el viaje se obtiene un buen resumen de la ciudad a lo largo de sus canales y por las granjas de sal que bordean la laguna.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.