Ultimate magazine theme for WordPress.

10 Sitios Que Visitar En Nápoles Para Disfrutar De Su Arquitectura.

Incluso si has estado en muchas ciudades italianas, nada te prepara para el exuberante colorido de Nápoles. Esta ciudad tiene una abundancia de atracciones obligadas para los turistas. La larga historia de la ciudad desde los griegos en el siglo VIII aC, incluyó el gobierno bizantino, francés, español y austriaco. Y cada uno de ellos dejaron su huella. Ven con nosotros a descubrir que visitar en Nápoles.

Uno de los mejores museos arqueológicos del mundo tiene los tesoros de Pompeya, y mucho más. Durante siglos los napolitanos han prestado atención y riquezas a sus magníficas iglesias. Mientras que la realeza de varias grandes casas de Europa han adornado sus palacios. Y más allá de las iglesias, palacios y museos, las estrechas calles del barrio, amplios paseos y parques son monumentos por derecho propio.

10 Interesantes sitios que visitar en Nápoles

1.- Puerto de Nápoles

A lo largo del paseo marítimo puedes tener una idea de esta vibrante ciudad. El puerto de Nápoles se divide en muelles y cuencas separadas por una serie de muelles y rompeolas. Siempre está lleno de actividad. Hacia el este de la Piazza del Municipio está el Molo Angioino, con la Estación Marítima.

Más al sur, desde el muelle de la Calata di Beverello, barcos navegan a Ponza, Capri e Ischia. Nápoles es el puerto principal para el sur de Italia, y es el corazón de la ciudad, con hermosas vistas de la bahía al Vesubio y un montón de cafés y heladerías. Pasea, disfruta de las vistas y el ambiente animado, y prueba la contribución de Nápoles a la historia de la comida, la pizza Margarita. Es un lugar típico que visitar en Nápoles.

2.- Museo Arqueológico Nacional

Este museo posee una de las mejores colecciones de antigüedades del mundo. Muchas fueron traídas desde excavaciones tempranas de Pompeya. Además, tiene los tesoros artísticos de los reyes de Nápoles y las colecciones Farnese de Roma y Parma. Junto a las colecciones de los palacios de Portici y Capodimonte, y material de Herculano y Cumae.

La planta baja está dedicada principalmente a las esculturas de mármol, como el Hércules Farnese, una colosal estatua de 3.17 metros de los baños de Caracalla en Roma. Y el Toro Farnese, el grupo de mármol más grande que ha descendido de la antigüedad. En el entresuelo se encuentra la colección de antiguos mosaicos de Pompeya. Estos incluyen la famosa Batalla de Alejandro de 6,20 metros.

En el primer piso, en el centro del Salone dell’Atlante, se encuentra el Atlas Farnese. Aquí también está la colección de escultura de bronce de Pompeya y Herculano. Busca especialmente Apolo tocando la Lira, una original del siglo V procedente del Peloponeso.

También en esta planta se encuentra la notable colección de pinturas murales antiguas, principalmente de Pompeya, pero también de Herculano y Stabiae. También utensilios de bronce, vasijas de terracota, y un gran modelo de Pompeya. Si eres amante de la historia, este es un sitio imperdible que visitar en Nápoles.

3.- Palacio Real y Museo Capodimonte

Este palacio originalmente fue un pabellón de caza para el rey Carlos III pero llegó a convertirse en la residencia real. Además es el lugar en que el rey albergó la colección Farnese, que había heredado. La colección incluye retratos de miembros de las familias gobernantes de Tiziano y formó la base de la Galería Nacional.

Sus más de 500 pinturas incluyen, además de los titianos, obras de Mantegna, Caravaggio, Raphael, Botticelli, El Greco, Bellini y artistas napolitanos de los siglos XVII y XVIII. En los apartamentos reales, encontrarás muebles, tapices y porcelana utilizados por las dinastías Borbón y Saboya. La pequeña habitación, Salottino di Porcellana, está completamente revestida de porcelana.

En el parque que rodea el palacio, el rey Carlos III fundó los Talleres de Capodimonte para producir cerámica. Este trabajo altamente decorativo se hizo bastante famoso. Y podrás ver los productos del taller en el convento Santa Chiara.

4.- Catedral de Nápoles

Se remonta a finales del siglo XIII y aunque se ha alterado considerablemente, la entrada de 1407 ha sobrevivido. Puedes ver la suntuosa Capilla de San Gennaro del siglo XVII, patrón de Nápoles. En su altar mayor, un busto de plata contiene el cráneo del santo, que fue martirizado en 305. En el tabernáculo hay dos recipientes que contienen la sangre del santo.

Puedes ver la tumba del santo en la ricamente decorada Confessio (1497-1506) debajo del altar mayor. Y en la zona arqueológica subterránea, se puede ver la Basílica Santa Restituta del siglo IV, la iglesia más antigua de Nápoles. Allí verás excelentes frescos de techo y columnas de un templo romano.

5.- Monasterio San Martino y Museo

El antiguo monasterio cartucho de San Martino fue construido en 1325 y reconstruido en el siglo XVII. Este edificio alberga el Museo Nazionale di San Martino. En la iglesia deberías ver la sacristía y el tesoro que están ricamente decorados con mármol, frescos de techo y pinturas de los siglos XVII y XVIII.

Hay dos claustros, el Chiostro dei Procuratori y el Claustro Principal, que está rodeado de 60 columnas de mármol blanco. El museo contiene porcelana, un coche del estado del siglo XVIII y varias reliquias históricas de Nápoles y el sur de Italia. Si buscas un hermoso lugar que visitar en Nápoles, este debe estar en tu itinerario.

6.- Catacumbas de San Genaro

Las catacumbas de San Gennaro del siglo II son un laberinto de pasajes y cámaras de tumbas. Pero estas son más ambiciosas arquitectónicamente y tienen pinturas más finas que sus contrapartes romanas. Hay dos niveles y en la bóveda superior de la catacumba hay frescos del siglo II. Aquí también está la pequeña cripta de los obispos y la gran basílica subterránea, con tres naves cortadas en la piedra.

La basílica fue construida cerca de las catacumbas en el siglo V y aunque ha sufrido varios cambios, es un raro ejemplo de la arquitectura cristiana temprana. Incluso después de una importante renovación, su estructura básica de tres naves y ábside semicircular permanecen.

Descubre las interesantes: Catacumbas de Roma

7.- Castel Nuovo

El Castel Nuovo de cinco torres es también conocido como el Maschio Angioino. Era la residencia de reyes y virreyes de Nápoles. Su historia refleja los varios gobernantes pues cada uno agregó o restauró para adaptarse a los tiempos. Originalmente fue construido por Carlos I de Anjou en 1279-82, y fue ampliado por Alfonso I de Aragón. Fue este último quien agregó el gran Arco Triunfal del Renacimiento temprano entre las torres para celebrar su entrada victoriosa en la ciudad.

El castillo se utiliza para acontecimientos y exposiciones. Pero el pasillo del arsenal, el patio del sur, el pasillo de Charles V, y la Sala della Loggia son generalmente abiertos. En el patio se encuentra la iglesia gótica de Santa Bárbara (o Cappella Palatina).

8.- San Domenico Maggiore

San Domenico Maggiore fue construida alrededor de 1300. Está entre las iglesias más bellas e interesantes que visitar en Nápoles. Está llena de trabajo del Renacimiento temprano. El techo adornado con paneles conduce tus ojos directamente al altar mayor. Cada una de sus capillas contiene algo de interés. Especialmente la Capilla de San Michele Arcangelo a Morfisa al final de la nave derecha. En el Cappellone Crocifisso hay una crucifixión del siglo XIII y el entierro de Cristo del siglo XV.

Más allá de la capilla dedicada a Santo Tomás de Aquino está la sacristía. Esta cuenta con un techo con frescos y una galería de 45 sarcófagos pertenecientes a los miembros de la casa de Anjou.

9.- Santa Chiara

El claustro del Monasterio de Santa Chiara de 1310, parece más a un parque en un balneario que un solemne retiro para monjas. Tiene azulejos hechos en los talleres de Capodimonte en colores y diseños vivos. Estos cubren las 66 columnas octogonales que rodean el claustro y entre las columnas hay largos bancos también cubiertos de azulejos. Estos parecen traer el mundo secular dentro de las paredes del monasterio.

Bajo los pórticos, las paredes de los cuatro lados del claustro están cubiertas con frescos del siglo XVII de escenas del Antiguo Testamento. Hay más razones para visitar Santa Chiara. Dentro hay una escena de la natividad ambientada en una ruina romana. Las figuras están vestidas con ropa local típica de los siglos XVIII y XIX.

Mientras reparaban los daños después de la Segunda Guerra Mundial, los restos intactos de un balneario romano del siglo primero fueron descubiertos. Este y otros hallazgos de los siglos I a IV constituyen una pequeña zona arqueológica y un museo.

10.- Palazzo Reale

El antiguo Palacio Real es uno de cuatro palacios en el área que fueron utilizados como residencias por los reyes de Borbón. En la larga fachada hay ocho estatuas de mármol de los diversos reyes que gobernaron Nápoles. Es un hermoso sitio que visitar en Nápoles.

En el interior, se puede ver la gran escalera de mármol blanco, un teatro, y más de dos docenas de habitaciones en los apartamentos de estado. Allí veremos muebles, tapicerías, porcelanas y esculturas. Muchos visitantes consideran que esta es una de las atracciones más interesantes que visitar en Nápoles.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.