La Quinta Avenida es la calle más famosa y la principal arteria de la ciudad de Nueva York, que conecta el norte y el sur de Manhattan. Conoce un poco más de su historia, las tiendas más famosas y algunos otros sitios de interés para visitar. Entra en este post y entérate.

Quinta Avenida

¿Dónde se encuentra la Quinta Avenida?

La Quinta Avenida de Nueva York atraviesa toda la isla de Manhattan de norte a sur, extendiéndose desde Washington Square Park, en Greenwich Village, discurriendo hacia el norte por el corazón de Midtown, a lo largo de la parte oriental de Central Park, donde forma el límite del Upper East Side, y a través de Harlem, hasta terminar en el río Harlem, en la calle 142.

Esta afamada avenida cubre una distancia de casi 11 kilómetros, lo que significa dar un paseo de unas 2,5 horas y divide la ciudad en dos partes, este y oeste.

La Quinta Avenida es una de las principales vías del emblemático distrito de Manhattan. También te interesará conocer SOHO, tan intenso como la Quinta Avenida.

Se ha ganado su fama porque en ella se concentran grandes y espectaculares tiendas y emporios comerciales, así como centros de negociaciones de gran envergadura, lo que le ha valido ser la calle más famosa de la Gran Manzana.

Se le conoce también por su nombre en inglés Fifth Avenue o como Millionaire’s Row, nombre que se ha traducido como la “Avenida de los millonarios”, en virtud de esas prestigiosas tiendas que hacen vida en ella.

Quinta Avenida

Las manzanas que cubre la avenida en el centro de la ciudad fueron en gran parte una zona residencial hasta principios del siglo XX, cuando se desarrollaron como zonas comerciales.

La Quinta Avenida es un emblema de bonanza mercantil, por ser una de las calles en las llevan a cabo cuantiosas transacciones comerciales y por las elegantes tiendas, en la que se efectúan compras y operaciones comerciales en diversos rubros.

Algunos estudiosos comparan esta avenida con los Campos Elíseos de París o con Ginza, la zona más elitista de Tokio. Al respecto, te recomendamos leer también sobre Niseko en Japón.

En cuanto al tráfico, la Quinta Avenida es una calle de doble sentido de circulación desde la calle 142 hasta la 135 y de sentido único en dirección sur en el resto de su recorrido.

Hasta 1966, toda la calle era de doble sentido. Desde la calle 124 hasta la 120, la Quinta Avenida está cortada por el parque Marcus Garvey, y el tráfico en dirección sur se desvía alrededor del parque Mount Morris West.

Quinta Avenida
Parque Marcus Garvey

En esta avenida se percibe un ambiente aristocrático, el cual ha sido reconocido y difundido en películas, series, conmemoraciones y actividades culturales,

Además, es la ruta tradicional de muchos desfiles de celebración en la ciudad de Nueva York, por lo que se cierra varios domingos al año.

Historia de la Quinta Avenida

La historia de la avenida data del año 1862, cuando era solo una estrecha calle residencial, en la que se estableció en la parte suroeste de la esquina en la calle 34, la socialité y emprendedora estadounidense Caroline Schermerhorn Astor, a finales del siglo XIX.

Debido a sus emprendimientos, comenzaría a transformarse en 1893 la realidad de la Quinta Avenida, por el inicio de innovadoras construcciones, como la del hotel Astoria, de la mencionada Schermerhorn.

Quinta Avenida

Poco a poco la ciudad fue tomando su giro mercantil y se registró como el primer edificio comercial de la Quinta Avenida el construido por el empresario estadounidense Benjamin Altman, quien compró toda la esquina noreste de la calle 34 en 1896, donde fundó e instaló su compañía Almacenes B. Altman and Company.

La ciudad comenzó, así, a adquirir relevancia económica y empresarial a inicios del siglo XIX, cuando reconocidas y adineradas personalidades de la época se empezaron a interesar en la avenida para establecer sus residencias.

Seguidamente, comenzaron a aparecer tiendas de lujo como Cartier y Tiffany e incluso afamados hoteles como el Plaza y edificios religiosos como la Catedral de San Patricio.

Ya en 1900, el aumento del tráfico hizo que se propusiera restringir la circulación en esta calle.

El tramo al sur de Central Park se ensanchó en 1908, sacrificando sus amplias aceras para acomodar el creciente tráfico.

Quinta Avenida

En esa década de los años 20, se instalaron torres de tráfico destinadas a controlar los cruces más importantes de la parte baja de la Fifth Avenue.

Las primeras se instalaron gracias a un regalo del Dr. John A. Harriss, que pagó las casetas de los patrulleros en medio de la Quinta Avenida, en las calles 34, 38, 42, 50 y 57.

Dos años más tarde, la Asociación de la Quinta Avenida regaló siete de estas torres de tráfico de bronce de 7,0 m de altura, diseñadas por el arquitecto Joseph H. Freedlander, en intersecciones puntuales entre las calles 14 y 57, por un costo total de 126.000 dólares.

Sin embargo, las torres tuvieron que ser removidas en 1929 tras considerarse que obstaculizaban la circulación del tráfico en vista de sus grandes dimensiones.

Quinta Avenida

Se encargó a los ingenieros el diseño de señales de tráfico de bronce más adecuadas para las esquinas de estos cruces. Las torres tenían encima estatuas del dios Mercurio.

Estas señales sobrevivieron hasta 1964, y algunas de las estatuas fueron restauradas en 1971.

Se colocaron, entonces, los semáforos que redujeron el tiempo de viaje a lo largo de la avenida entre las calles 34 y 57, de 40 minutos antes de la instalación de las torres de tráfico a 15 minutos después.

En 1954, el aumento del tráfico hizo que se propusiera limitar el uso de la avenida únicamente a los autobuses y los taxis.

El 14 de enero de 1966, la Quinta Avenida, por debajo de la calle 135, pasó a ser de sentido único en dirección sur, y la Avenida Madison, de sentido único en dirección norte. Anteriormente, ambas avenidas tenían tráfico bidireccional.

En 1998, se instaló un paso de peatones a mitad de cuadra al sur de la intersección de la Quinta Avenida con la calle 50, como parte de un experimento para permitir que el tráfico de vehículos girara sin entrar en conflicto con los peatones. En ese momento, era uno de los pocos pasos de peatones a mitad de cuadra de la ciudad.

Más tarde se instaló un paso de peatones similar en la calle 49, pero ambos pasos de peatones fueron recientemente retirados en 2019.

Quinta Avenida

Arquitectura

La opinión generalizada es que Nueva York es una ciudad construida según el estilo impuesto por la gran cantidad de inmigrantes, que llegaron y se establecieron aquí en siglos pasados.

De hecho, Nueva York fue literalmente construida por inmigrantes, que erigieron algunos de los edificios residenciales y comerciales más emblemáticos de la ciudad.

Esas edificaciones fueron diseñadas por arquitectos inmigrantes, que se inspiraron en sus países de origen para convertir a Nueva York en un crisol arquitectónico y cultural.

Los arquitectos encargados de los proyectos más destacados solían proceder de países como Escocia e Inglaterra, y a menudo tenían una gran formación y plasmaron sus diseños con su estilo europeo.

Hombres, como Richard Upjohn y Griffith Thomas, se ganaron su legado con la construcción de algunos de los monumentos más bellos de la ciudad: la Iglesia de la Trinidad y la Biblioteca Astor, actual Teatro Público, respectivamente.

La mayoría de los edificios de viviendas que empezaron a surgir en el Lower East Side en la década de 1830 fueron diseñados por arquitectos de Alemania y construidos por constructores alemanes y judíos.

A principios del siglo XX, unos cuantos de esos arquitectos inmigrantes consiguieron, no sólo abrirse paso, sino también convertirse en algunos de los principales protagonistas de la escena del desarrollo residencial que surgió en Manhattan.

Uno de ellos fue Gaetan Ajello, de Sicilia, llevó a cabo la construcción de diversos edificios en el Alto Manhattan con un estilo similar al del Renacimiento italiano temprano, con ventanas arqueadas, molduras ornamentadas y fachadas de piedra caliza y terracota.

Luego de diversos proyectos ejecutados, Ajello terminó su último edificio a mediados de la década de 1920, pero no antes de dar su primer trabajo a otro arquitecto siciliano.

Ese arquitecto era Rosario Candela, cuyos edificios de apartamentos de antes de la guerra en el Upper East y el West Side siguen estando entre los más codiciados de la ciudad.

Al mismo tiempo que Candela transformaba el Upper East Side en un paraíso lleno de apartamentos de lujo, Emery Roth hacía lo mismo en el Upper West.

Roth, nacido en una familia judía, emigró a Estados Unidos, estableciéndose en Nueva York y en las décadas de 1920 y 1930, realizó trabajos en los que se destacó por diseñar edificios estilo Beaux Arts y Art Deco.

Éstos fueron apartamentos glamurosos y meticulosamente diseñados. Fue especialmente reconocido por eliminar los pasillos estrechos y conectar las habitaciones con los vestíbulos de las galerías centrales, maximizando así el espacio de los apartamentos y haciéndolos más luminosos y acogedores.

Se fue afianzando esa tendencia del Art Deco en otros constructores, llenando la avenida de edificios residenciales y comerciales con ese estilo.

¿Por qué es una de las zonas de compras más exclusivas del mundo?

La Quinta Avenida, como sector de tiendas minoristas más lujosos del mundo y vía principal de la escena de compras de la ciudad de Nueva York, ha recibido un flujo constante de expertos de la moda durante más de 100 años.

Esto ha creado un ambiente atractivo y alucinante para los compradores ávidos de conocer las nuevas tendencias en moda y estar al día en esa materia.

Desde imitadores de pasarela hasta cazadores de gangas, los compradores acuden en masa, es especial al sector del Midtown, entre las calles 49 y 60, para comprar de todo y a la moda.

Quinta Avenida

Se ofrece al comprador marcas famosas como Victoria Secret y H&M, tiendas de lujo, magníficamente decoradas, como Bergdorf Goodman y minoristas multinacionales como Zara y Uniqlo, proporcionando todo tipo de mercancía y ofertas para todos los gustos.

Las tiendas no solo venden ropa. En la Quinta Avenida tiene la sede principal Apple, abierta las 24 horas del día, y está también la emblemática joyería de la ciudad, Tiffany & Co.

Además, la mayoría de estas tiendas avanzadas con diseñadores de alta gama cuentan con espectaculares vitrinas ornamentales, cuadros que por derecho propio se han convertido en un atractivo para captar a los visitantes.

Y cualquier día, la calle de la moda de la ciudad se asemeja a una pasarela de alta costura. El comprador es avasallado por avisos luminosos, colores, pantallas y toda suerte de artificios que buscan atrapar su atención.

Se necesita cierto arrojo para caminar de una tienda a otra sin ser tentado por cada tienda y es posible que la persona tenga dificultades para evitar contagiarse de la atmósfera pomposa.

Tiendas más famosas de la Quinta Avenida

En la Quinta Avenida se ve una marca de lujo tras otra en los más costosos espacios comerciales del mundo.

La mayoría de la gente asume que en esta calle sólo hay marcas de prestigio como Hermes, Gucci, Tiffany, Prada y otras, pero también hay una gran variedad de otras tiendas recomendables para visitar.

Desde Central Park con ruta hacia el centro, es posible darse cuenta de que cada sección es completamente diferente.

La zona comercial más importante de la Quinta Avenida se encuentra cerca de Central Park con tiendas de alta gama como Armani o Cartier.

La más famosa de la calle es Apple, situada muy cerca del parque. Es conocida por su diseño y porque ofrece computadores personales con acceso gratuito a Internet, muy apreciados por los turistas.

Junto a la popular Apple Store de la Quinta Avenida, recién renovada en 2019 y famosa por su entrada en forma de cubo de cristal, se encuentra Tiffany & Co. y Gucci, en la calle 57, junto a la Torre Trump.

Muy cerca se encontraba Fao Schwarz, la mítica juguetería, que cerró en julio de 2015.

Otra importante zona comercial va desde Washington Square hasta el edificio Flatiron, el primer rascacielos de Nueva York.

Sin embargo, la parte central de la Quinta Avenida, que discurre entre el edificio Flatiron y la Catedral de San Patricio, es bastante desconcertante y decepcionante con tiendas de souvenirs de bajo precio.

A continuación, otras grandes y prestigiosas tiendas de marcas que se encuentran a lo largo de la renombrada avenida.

  • A|X Armani Exchange
  • Banana Republic
  • Chanel
  • Christian Dior
  • Chocolatería Lindt
  • Dolce & Gabbana
  • Ermenegildo Zegna
  • Louis Vuitton
  • Michael Kors
  • Niketown
  • Ralph Lauren
  • Rolex
  • Saks Fifth Avenue
  • Tommy Hilfiger.

Otros lugares de interés

Además de las tiendas, los visitantes también encontrarán en la Quinta Avenida la Catedral de San Patricio, el Empire State Building y la Biblioteca Pública de Nueva York que se encuentra justo en Bryant Park en la calle 42, las cuales son edificaciones íconos del lugar.

Mientras se pasea por la Quinta Avenida, es posible apreciar muchos edificios famosos, como el Centro Rockefeller cerca de la calle 50, con su plataforma de observación, Top of the Rock.

Luego, pasando la Catedral de San Patricio hasta la calle 23, se halla el Flatiron Building. Por la noche, el bar de la azotea 230 Fifth le ofrece una sensacional vista del Empire State.

Además, los viajeros también encontrarán varios museos interesantes en los alrededores de Central Park, como el Metropolitano, la Frick Collection y el Museo de la Ciudad de Nueva York.

Centro Rockefeller

Museo Metropolitano

El Museo Metropolitano de Arte de la ciudad de Nueva York, coloquialmente “el Met” o “Meta”, es el mayor museo de arte de Estados Unidos. Con 6.479.548 visitantes en sus tres sedes en 2019, fue el cuarto museo de arte más visitado del mundo.

Su colección permanente contiene más de 2 millones de obras, repartidas entre 17 departamentos curatoriales.

El edificio principal, situado en el número 1000 de la Quinta Avenida, a lo largo de la conocida Milla de los Museos, en el borde oriental de Central Park, en el Upper East Side de Manhattan, es, por superficie, una de las mayores galerías de arte del mundo.

Una segunda sede mucho más pequeña, The Cloisters en Fort Tryon Park, en el Alto Manhattan, contiene una amplia colección de arte, arquitectura y artefactos de la Europa medieval.

El 18 de marzo de 2016, el museo abrió el museo Met Breuer en Madison Avenue, en el Upper East Side, que amplía el programa de arte moderno y contemporáneo del museo.

La colección permanente consta de obras de arte de la antigüedad clásica y del antiguo Egipto, pinturas y esculturas de casi todos los maestros europeos, y una extensa colección de arte americano y moderno.

El Met mantiene extensos fondos de arte africano, asiático, oceánico, bizantino e islámico.

Alberga colecciones enciclopédicas de instrumentos musicales, trajes y accesorios, así como armas y armaduras antiguas de todo el mundo.

El Museo Metropolitano de Arte se fundó en 1870 con el propósito de abrir un museo para acercar el arte y la educación artística al pueblo estadounidense.

El edificio de la Quinta Avenida se inauguró el 20 de febrero de 1872, en el número 681.

Museo de la ciudad

El Museo de la Ciudad de Nueva York es un museo de historia y arte situado en Manhattan.

Fue fundado por Henry Collins Brown, en 1923 para preservar y presentar la historia de la ciudad y sus habitantes.

Está situado en el 1220-1227 de la Quinta Avenida, entre las calles 103 y 104 del este, frente a Central Park, en el Upper East Side de Manhattan, en el extremo norte de la sección Milla de los Museos de la Quinta Avenida.

El museo de ladrillo rojo con adornos de mármol se construyó en 1929-30 y fue diseñado por Freedlander en estilo neogeorgiano, con las estatuas de Alexander Hamilton y DeWitt Clinton, obra del escultor Adolph Alexander Weinman, orientadas hacia Central Park desde nichos en la fachada.

El museo es una organización privada sin fines de lucro que recibe ayudas del gobierno como miembro del Grupo de Instituciones Culturales de la ciudad de Nueva York, comúnmente conocido como CIG, por sus siglas en inglés.

Sus otras fuentes de ingresos son las dotaciones, las tarifas de entrada y las contribuciones.

El museo acoge la exposición permanente New York At Its Core, la primera presentación en un museo de la historia completa de la ciudad de Nueva York.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here