Salvador De Bahía, Brasil. 7 Lugares Que Debes Conocer!

Salvador de Bahía es la capital del estado de Bahía y la ciudad más grande del noreste de Brasil. Fue la primera ciudad en la colonia de Brasil. Fundada en 1549, la ciudad primitiva se asentaba en un peñasco accesible sólo por senderos escarpados. Estos caminos subían desde el puerto casi directamente debajo de la gran bahía llamada Bahía de Todos os Santos. Hoy en día, este casco antiguo aún está lleno de edificios coloniales de los siglos XVII y XVIII. Esto le ha valido la designación de Patrimonio Mundial por la UNESCO. Aquí es donde se encuentran las iglesias y monasterios más hermosos de Salvador, que son sus principales atracciones turísticas.

Salvador de Bahía fue la capital de Brasil hasta 1763, cuando fue sucedido por Río de Janeiro. Y durante tres siglos, fue el principal puerto para los esclavos que llegaban de África. Las personas de ascendencia africana siguen constituyendo la mayoría de la población. Además, la influencia africana es evidente en la música, festivales y cocina de Salvador.

Conoce estas 7 Atracciones Turísticas de Salvador de Bahía

1.- Pelourinho

La ciudad alta era el centro gubernamental y residencial cuando esta era la capital de la colonia de Brasil. Se sienta en una elevación de 85 metros sobre la costa. En su corazón está el distrito conocido como Pelourinho. Este es el mejor conjunto de edificios coloniales de los siglos XVII y XVIII en América Latina. Es tan destacado que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En la Rua Gregório de Matos se encuentra el Museo de la Ciudad, con figuras Candomblé de tamaño natural. Estas eran utilizadas en danzas ceremoniales. También está el Museo Abelardo Rodrigues, que contiene arte sacro y arte popular. Este está alojado en una mansión de 1701.

También Prédio do Senac es una escuela de gastronomía donde podrás probar platos típicos bahianos. En las tardes puedes encontrar a menudo funciones de danza y otros eventos aquí. También en el barrio de Pelourinho se encuentra la Casa de Benín. Está dedicada a la cultura del antiguo reino de Benin (ahora el sur de Nigeria). Es de allí desde donde la mayoría de los esclavos fueron enviados a Bahía.

2.- Sao Francisco

Salvador de bahía es una ciudad conocida por sus iglesias sorprendentemente ornamentadas. Pero São Francisco destaca como la más altamente decorada de todas. Su interior está inundado de tallas de madera cubiertas de oro. El dorado del altar mayor está tan adornado que tardó dos años en completarse. La iglesia mezcla estilos manieristas y barrocos y fue construida entre 1708 y 1750. El techo está pintado en escenas y temas asociados con la Virgen María. Y el coro combina tallas de madera elaborada con azulejos. Las paredes del claustro adyacente también cuentan con magníficas imágenes de azulejos portugueses.

Justo al lado de la iglesia del convento se encuentra la impresionante fachada tallada de la Iglesia de la Terceira Ordem de São Francisco. Estatuas de santos y ángeles y otras decoraciones cubren la cara de la iglesia. Esto junto con la decoración suntuosa del interior, supera el barroco portugués e italiano.

Te invitamos a conocer Las Playas más hermosas de Brasil

3.- Elevador Lacerda

Las ciudades alta y baja están unidas por calles empinadas y varios elevadores. Entre ellos el Plano Inclinado de Gonçalves y el Elevador Lacerda. Este es un impresionante ascensor independiente que se ha convertido en un hito de Salvador de Bahía. Fue construido en 1930 en estilo Art Deco. Conecta Praça Cairu en la zona del puerto con Praça Tomé de Souza en el casco antiguo. Desde la terraza formada por la plaza superior, Praça Tomé de Souza, hay una magnífica vista de la ciudad baja y el puerto. En la Praça Tomé de Souza hay una serie de edificios del siglo XVII, entre los que destaca el blanco Palácio Rio Branco. Uno de los palacios históricos más antiguos de Brasil y que fue sede del gobierno baiano.

4.- Catedral

En el Terreiro de Jesús, adyacente a la Praça da Sé, se encuentra la catedral. Originalmente fue la iglesia del antiguo Colegio de los Jesuitas, construida entre 1604 y 1656. La fachada se hizo con piedra traída de Portugal. Y el interior fue decorado en Estilo barroco en el siglo XVIII. Las capillas laterales de la nave son especialmente interesantes. Esto por la variedad de arte en los retablos, que datan de finales del siglo XVI a mediados del siglo XVIII.

La sacristía está ricamente decorada en estilo barroco, con azulejos del siglo XVII y techos pintados. En un tiempo, el seminario jesuita fue el más grande de su tipo fuera de Roma. Y es interesante recorrer sus claustros. También en el Terreiro de Jesús se encuentran las iglesias de São Pedro dos Clérigos y São Domingos de Gusmão.

5.- Igreja da Ordem Terceira do Carmo

La iglesia carmelita original en este sitio fue construida en 1580 pero quemada en 1788. Fue reconstruida cuarenta años más tarde. Su arquitectura es clásica barroca, con líneas elegantes y campanarios gemelos. Pero es mejor conocida por su impresionante sacristía, una habitación casi completamente forrada en oro. Actualmente alberga un museo de arte sacro. Lo más destacado es la escultura de Cristo en Cadenas en cedro de Francisco Manuel das Chagas. Este era un esclavo que se convirtió en un escultor notable en el siglo XVIII. La estatua, tallada en 1710, se fija con más de 1.000 rubíes, cada uno representa una gota de la sangre de Cristo. Las características arquitectónicas y decorativas del convento y la iglesia han sido cuidadosamente conservadas como un hotel de lujo. Una visita obligada en Salvador de bahía.

No dejes de conocer Qué ver en Sao Paulo, Brasil

6.- Playas

Salvador de Bahía se encuentra en una península que separa el gran puerto natural de la Baía do Todos Santos del Océano Atlántico. Tanto la bahía como las costas del océano están bordeadas por playas de arena blanca. Las playas en el lado de la bahía están protegidas y son buenas para nadar. Mientras que las de mar abierto ofrecen un montón de olas para los surfistas.

Más cercana al centro de la ciudad está Porto da Barra. Es el sitio del primer asentamiento europeo de Bahía y un lugar frecuentado por los lugareños. Y Praia do Farol da Barra, que tiene piscinas rocosas cerca del faro y buenas condiciones de surf. En un barrio animado con muchos restaurantes cerca de la playa, Praia do Rio Vermelho es popular. Al sur de la ciudad hay tres islas costeras. De estas Tinharé y Boipeba tienen largas playas de palmeras al abrigo de las olas del Atlántico. La Praia do Farol de Itapoã, cerca de la hermosa Laguna de Abaté, tiene enormes dunas.

7.- Cidade Baixa (Ciuadad Baja)

En la base del Elevador Lacerda, el centro comercial de Salvador se extiende a lo largo del puerto. Desde allí se puede tomar un bote para visitar Forte São Marcelo, construido en 1623. Cerca del ascensor se encuentra la imponente iglesia barroca de Nossa Senhora da Conceição da Praia. Esta fue construida entre 1739 y 1765 en piedra de lioz. Una piedra de mármol traída de Portugal como lastre en los veleros que transportaban productos brasileños a Europa. La pintura del techo en la nave fue realizada por José Joaquim da Rocha en 1773. Es una obra maestra de trompe-l’oeil. En la iglesia hay un museo de arte sagrado.

Busque en el Mercado Modelo artesanía local. Y en el laberinto de puestos en Feira de São Joaquim vea los ingredientes y condimentos de los platos locales. Pruebe algunas comidas en los mostradores. Varios museos se encuentran en este barrio, incluyendo el Museo de Arte de Bahía. También el Museo Carlos Costa Pinto que muestra mobiliario y joyas de los siglos XVII al XIX. Además el Solar do Unhão, un edificio colonial que alberga el Museo de Arte Moderno. El Palácio da Aclamação, antigua residencia del Gobernador de Bahía también se puede ver. Este cuenta con hermosos jardines y un lujoso interior abierto al público como museo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.