Ultimate magazine theme for WordPress.

Torre Eiffel | Historia, Construcción Y Consejos Para Visitarla

Piensa en París y de inmediato se vienen a la mente imágenes de la Torre Eiffel volando por encima de la ciudad. Se suponía que solo sería una estructura temporal, pero el icono de hierro forjado se ha convertido en parte de la estructura del río Sena. Hoy, “La Dame de Fer” (la Dama de Hierro) ocupa un lugar preponderante en la imaginación en Francia y en todo el mundo. Y la tradición que la rodea linda con la mitología.

Historia de la Torre Eiffel

La Torre Eiffel recibió su nombre del ingeniero Gustave Eiffel, cuya compañía diseñó y construyó el célebre monumento. La construcción comenzó en enero de 1887 y se completó en solo dos años. Su plan era terminar la torre a tiempo para ser el arco de entrada para la Feria Mundial en 1889. Esta feria celebró el 100 aniversario de la Revolución Francesa, que tuvo lugar entre 1789 y 1799.

Ubicada en Champs de Mars, la torre es la estructura más alta de París. Fue la estructura artificial más alta del mundo durante 41 años hasta que el Edificio Chrysler en Nueva York lo superó. Luego se agregó la aguja en la parte superior de la torre, elevando su altura a 17 pies más alto que el edificio Chrysler. ¡Ahora mide 1,063 pies! Hay dos réplicas de la Torre Eiffel en el mundo. Una maqueta a media escala en el Hotel Paris en Las Vegas, y un monumento de tamaño completo con un diseño similar (pero no exacto) en Tokio, Japón.

Construcción de la Torre Eiffel

Cada una de las 18,000 piezas utilizadas para construir la torre se calculó específicamente para el proyecto. Estas piezas se prepararon en la fábrica de Eiffel en las afueras de París. La estructura de hierro forjado se compone de cuatro inmensas patas arqueadas. Estas están colocadas en muelles de mampostería que se curvan hacia adentro hasta unirse en una única torre cónica.

La construcción de la torre requirió 2.5 millones de remaches ensamblados térmicamente y 7.300 toneladas de hierro. Para proteger la torre de los elementos, los trabajadores pintaron cada centímetro de la estructura. Esta es una hazaña que requirió 60 toneladas de pintura. La torre ha sido repintada 18 veces.

No dejes de conocer el Museo Rodin de París

Visitar la Torre Eiffel

Si visitas la Torre Eiffel, puedes admirar París desde tres niveles diferentes. Puedes tomar un ascensor hasta los tres niveles, o puedes desafiarte subiendo las escaleras hasta el nivel dos. Mientras que visitar durante el día te permite ver París por todas partes, la noche ofrece un poco más de dinamismo. La ciudad, así como la torre en sí, están completamente iluminadas, ¡convirtiéndola en una experiencia inolvidable!

Para experimentar l’amour (en francés, “el amor”) que rodea la Torre Eiffel, lo mejor es intentar visitarla más de una vez. Desde la salida del sol sobre el Sena tendrás vistas de radio de aproximadamente 45 millas durante el día. Hasta las hermosas vistas nocturnas de la “Ciudad de la Luz”. Cualquier hora del día puede traer impresionantes fotografías a 1.063 pies sobre el suelo.

Para los tipos aventureros, subir las 1,021 escaleras de los dos primeros niveles es una opción sobre los ascensores. Los ascensores funcionan desde todos los niveles hasta la parte superior. Y son la única forma de atravesar el segundo y el tercer nivel.

¿Tienes algo de tiempo extra (y dinero)? Comer en el restaurante, Jules Verne (ubicado en el segundo nivel) permite a los visitantes cenar a 400 pies sobre el suelo. Además podrás disfrutar de las vistas panorámicas de la Torre Eiffel mientras se disfruta de la cocina francesa de calidad.

Innumerables vendedores de souvenirs, artistas y artistas callejeros llenan la base de la Torre Eiffel durante el día. La animada escena es memorable y entretenida. Por la noche, el área alrededor de la Torre Eiffel se convierte en una fiesta llena de comida y festividades.

Puede que te interese conocer los Mejores Museos de París

Planifica tu visita

La Torre Eiffel está abierta todos los días del año. De 9 a.m. a medianoche en verano (mediados de junio a principios de septiembre). Y de 9:30 a.m. hasta las 11:45 p.m. el resto del año. Si eres del tipo espontáneo y no deseas planificar con anticipación, recuerda que lo mejor es evitar los fines de semana y el período comprendido entre las 11 a.m. y las 5 p.m.

La mejor forma de obtener la prioridad de entrada es solicitar boletos en línea. Estos boletos pre ordenados indican un intervalo de tiempo exacto, y debes llegar dentro de los 30 minutos previos a ese momento. Los precios para acceder a la cima son de 17 euros para adultos. Y de 14,50 euros para jóvenes entre 12-24 años.

Evita los revendedores o comprar de terceros, que a menudo aumentan el precio con fuerza. Incluso si tienes un boleto en la mano, consulta el sitio web oficial y la cuenta de Twitter. Asi podrás  obtener información actualizada sobre el clima y la seguridad. En algunos casos excepcionales, la apertura de la Torre Eiffel se puede retrasar. En este caso, si compraste boletos a través del sitio web oficial, recibirás un correo electrónico sugiriendo un horario alternativo para la visita. De lo contrario, las entradas pueden ser reembolsadas.

La llegada en metro a Trocadéro (líneas 6, 9) ofrece la oportunidad de mirar boquiabierto a la Dama de Hierro desde una privilegiada posición sobre el Sena. Este es también un lugar destacado para ver los fuegos artificiales del Día de la Bastilla. Y el deslumbrante espectáculo cuando la Torre Eiffel brilla con sus luces nocturnas. Desde aquí, es un paseo de 15 minutos a través del Pont d’Iéna.

Alternativamente está la estación de metro Bir-Hakeim (línea 6). Esta se encuentra a 10 minutos a pie a lo largo del Quai Branly. Y la estación de metro École Militaire (línea 8) está a 15 minutos. La parada Champ de Mars-Tour Eiffel en la línea RER C es la más cercana.

Datos curiosos sobre la Torre Eiffel

La Torre Eiffel no es inmune a los rumores, algunos verdaderos como que se creó una tirolina durante el Abierto de Francia. Y otros falsos como que un muro se levantaría alrededor de ella. Lo que es cierto es que se levantará una división de vidrio. Esto se hará en los jardines para mejorar la experiencia del visitante y mejorar la seguridad.

La mejor manera de obtener información privilegiada y escuchar anécdotas interesantes es con un guía privado. Ofrecido por Cultival, este recorrido “detrás de escena” proporciona acceso a áreas generalmente cerradas al público. Esto incluye sitios como la sala de máquinas original y el “búnker” bajo el Champ de Mars. El guía también señalará características interesantes que generalmente no son visibles para los visitantes, como las nuevas turbinas eólicas, camufladas con el mismo color de pintura que la Torre Eiffel.

Otras novedades divertidas incluyen el piso de vidrio transparente en el primer nivel que definitivamente no es para los débiles. Es aquí donde se instala una pista de patinaje sobre hielo en invierno. Y si estás de visita en marzo, puedes echar un vistazo a una carrera única llamada “la Verticale de la Tour Eiffel”. Esta actividad se trata de una competencia en la que los corredores corren hacia la cima de la torre (los 1665 escalones).

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.