10 Lugares Fabulosos Que Ver En Copenhague Capital de Dinamarca

La capital de Dinamarca, Copenhague, es la ciudad más grande del país. Aquí se encuentra el Parlamento en Christiansborg y la residencia de la familia real en Amalienborg. Es sin lugar a dudas la capital más relajada de Escandinavia. Copenhague tiene una sensación claramente europea, una vida callejera amistosa y una cultura única de cafetería que hará que desees volver una y otra vez. Y para que sepas exactamente que buscar te mostramos una lista de los Lugares Que Ver en Copenhague.

La ciudad es perfecta para pasear a través de sus atractivos turísticos o hacer como un local y subir en una bicicleta, el modo de transporte preferido para muchos. A lo largo de la ciudad, hay un ambiente náutico que se refleja en las casas coloridas del lado de la costa de Nyhavn. Copenhague también es el hogar de un gran número de restaurantes de vanguardia.

10 Lugares Que Ver en Copenhague

1.- Jardines Tivoli

Caminando de la Plaza del Ayuntamiento y cruzando el Boulevard H.C. Andersens te lleva a la inspiración detrás de los parques temáticos de Disney. El famoso parque de atracciones y jardines de recreo Tivoli que data de 1843. Aquí encontrarás más de 20 atracciones incluyendo una montaña rusa, rotondas, salas de espejos, títeres y teatros al aire libre. Además de una gran cantidad de restaurantes y cafés, jardines de flores y una sala de conciertos estilo morisco, que es particularmente agradable cuando está iluminada por la noche. El parque es famoso en todo el mundo y aparece en muchas películas. De hecho, algunos podrían decir que es la atracción más famosa que ver en Copenhague.

Conoce los 5 Mejores Parques de Atracciones del Mundo

2.- Palacio de Christiansborg

En la isla minúscula de Slotsholmen está el asiento danés del gobierno y una atracción que debe ser infaltable en la agenda de cualquier visitante. Christiansborg cuenta con más de 800 años de historia. Hoy en día, el palacio es el hogar del Parlamento, la Oficina del Primer Ministro y la Corte Suprema. Además, varias partes todavía son utilizadas por la Casa Real, aunque afortunadamente, mucho está abierto al público. En el sitio donde el obispo Absalon construyó las primeras fortificaciones de la ciudad en 1167, las ruinas del castillo del obispo y la fortaleza medieval fueron descubiertas cuando el actual palacio estaba en construcción. Ahora pueden ser vistos por los visitantes. Este es uno de los lugares imperdibles que ver en Copenhague.

3.- Museo Nacional de Dinamarca

Esta es otra de las atracciones imperdibles para cualquier persona con un interés en la historia y la cultura danesas. Algunas impresionantes piedras rúnicas están en exhibición. Y la colección de la historia danesa incluye un carro de sol (objeto de culto en forma de carro) que tiene más de 2.000 años de antigüedad. Además de accesorios de la iglesia románica y gótica, porcelana danesa y plata y colecciones de antigüedades y monedas.

La colección etnográfica, incluyendo elementos de Groenlandia, da una impresión excelente de la vida entre los esquimales. Otras exposiciones incluyen Asia, África y Oceanía, así como la cultura de los indios. Aquí también se encuentra el Palacio del Príncipe (1744). Este es un edificio rococó influenciado por el estilo francés de la época.

4.- Galería Nacional de Dinamarca

La Galería Nacional de Dinamarca muestra la colección más grande de arte danés de los años 1700 hasta la actualidad. Así como impresionantes obras de todo el mundo. Destacan la exposición de arte danesa y nórdica, que abarca 150 años. Además de pinturas de los maestros holandeses, Edvard Munch y Picasso, entre otros. La luz natural inunda los pisos superiores dando a la galería un ambiente maravilloso. Asegúrate de recoger un mapa antes de explorar todas las colecciones. La cafetería es particularmente agradable y un gran lugar para relajarse y disfrutar de los alrededores. Si eres amante del arte este es otro de los lugares que ver en Copenhague.

Descubre Qué ver en Varsovia

5.- Puerto de Nyhavn

En la parte posterior de Amalienborg se encuentra Nyhavn (Puerto Nuevo), que está flanqueado por una calle del mismo nombre. Al final del puerto, un ancla sirve como un monumento a los marineros daneses que perdieron sus vidas en la Segunda Guerra Mundial. Nyhavn fue una vez un barrio de mala reputación de la ciudad. Pero ahora, con sus casas pintadas de colores vivos, muchas de ellas con restaurantes o cafés, es una parte particularmente encantadora de Copenhague. Idílicos buques museo se encuentran anclados, incluyendo uno que data de 1885. Desde Nyhavn, servicios de hidrodeslizador y catamarán operan a Suecia. Así como excursiones alrededor del puerto y a lo largo del canal.

6.- La torre redonda

En Købmagergade está la torre redonda (Rundetårn), una estructura de 36 metros de altura construida como un observatorio en 1642. Ahora también alberga una pequeña colección conectada con el famoso astrónomo danés Tycho Brahe. Un lugar especial es la plataforma, a la que se llega por una amplia rampa espiral. Desde la parte superior verás magníficas vistas panorámicas de la ciudad. Una nueva atracción es el piso de vidrio a 25 metros sobre el suelo, donde se puede mirar hacia abajo en el núcleo del castillo.

7.- Castillo de Amalienborg

El Castillo de Amalienborg junto con sus serenos jardines frente al mar es uno de los sitios que ver en Copenhague. Los cuatro palacios que ven a la plaza fueron originalmente construidos como casas para la nobleza. Pero fueron tomados por la familia real después de un incendio en Christiansborg en 1794. El palacio toma su nombre de la reina Sophie Amalie que tuvo un suntuoso retiro de verano en el sitio.

El área fue diseñada para ser una sociedad modelo con el Rey como punto focal y la aristocracia que lo rodean. Hoy en día, la reina Margrethe II y su familia ocupan la parte superior del Palacio Cristiano IX. Y el Palacio Moltke se utiliza para fines oficiales. Los soldados de la Guardia Real con sus pieles de oso y los uniformes azules son un símbolo único de la ciudad.

8.- Palacio de Rosenborg

Este es el hogar de algunos de los tesoros culturales más grandes de Dinamarca. El palacio fue construido originalmente por Christian IV como un palacio de placer. Fue habitado por la familia real hasta 1720 y después utilizado como refugio de verano. El edificio y los contenidos se convirtieron en un museo en 1838. En el sótano se encuentran las joyas de la corona danesa.

De particular interés son la Sala de Mármol, una sala de recepción barroca, y el Salón de los Caballeros con el Trono de la Coronación (utilizado entre 1871 y 1940). Así como las famosas Tapicerías de Rosenborg, que han adornado las paredes desde 1693. Exquisita porcelana está también en exhibición, incluyendo el famoso servicio Flora Danica.

9.- Kastellet y La Sirenita

Seamos realistas: no se puede visitar la capital danesa sin ver a la sirenita. Este es el más icónico de los sitios que ver en Copenhague. Así que ve a lo largo de la línea costera de Nyhavn a Kastellet. Kastellet es la antigua ciudadela de Frederikshavn, cuyas partes más antiguas datan de 1625. Los edificios de la Ciudadela están bien mantenidos y bien vale la pena explorar. La Sirenita (Den lille Havfrue), que verás desde la orilla, es el emblema oficial de Copenhague. La escultura de bronce, creada por Edvard Eriksen en 1913, se basa en un tema de uno de los cuentos de Hans Christian Andersen. La que cuenta la historia de una sirena que una vez salió de las profundidades del mar porque se había enamorado de un príncipe. Lamentablemente, como el príncipe no le correspondía, se vio obligada a abandonar el mundo humano y regresar una vez más al mar.

Te mostramos estos 8 Lugares que ver en Coímbra, Portugal

10.- Plaza del Ayuntamiento

La concurrida Plaza del Ayuntamiento está dominada por el Ayuntamiento de Copenhague (construido entre 1892 y 1905). Este edificio se basa en una mezcla de arquitectura italiana del renacimiento y danesa medieval. Para las vistas puedes subir la torre. A 106 metros de altura, es la más alta de la ciudad. El edificio en sí está ricamente decorado con esculturas y pinturas.

Encima de la entrada principal hay una figura del obispo Absalon en cobre dorado. Y en el gran salón se encuentran bustos de notables daneses como Martin Nyrop, el arquitecto que diseñó el edificio y el escultor Bertel Thorvaldsen. Además de Hans Christian Andersen y el físico Niels Bohr. El reloj mundial en la entrada principal fue diseñado y construido por Jens Olsen en 1955 y muestra no sólo la hora y la fecha, sino también varias constelaciones astronómicas. Si buscas un sitio popular que ver en Copenhague, este debe estar en tu lista.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.