La mera mención de Bali evoca la idea de un paraíso. La rica y diversa cultura de Bali se manifiesta en todos los niveles de la vida. El centro de la ciudad está dominado por los espectaculares volcanes de las montañas centrales y los templos de las colinas. A continuación, te mostramos 8 lugares donde alojarse en Bali, Indonesia.

En Seminyak puedes encontrar tiendas y diseñadores, Kerobokan tiene lujosos resorts junto a la playa y una excelente comida. Asimismo, Kuta y Legian tienen la vida nocturna, y Canggu lo envuelve todo en un paquete irresistible. Sumérgete en el espíritu de Bali mientras renuevas el tuyo en Ubud o coges la ola perfecta en Bingin. Cualquier cosa que busques, puedes encontrarlo aquí.

1. Hotel Four Seasons Resort Bali at Sayan

Este hotel está escondido en las grietas alrededor de la pequeña aldea de Sayan, en las colinas, rodeado de hermosos y perfumados jardines, con el río Ayung cayendo en medio de él. Asimismo, Ubud, el epicentro artístico y espiritual de Bali, está a unos 10 minutos en auto. Mientras que el traslado al aeropuerto dura hasta dos horas en un mal estado de tráfico.

Hotel Four Seasons Resort Bali at Sayan
Hotel Four Seasons Resort Bali at Sayan

Las actividades diarias complementarias incluyen yoga, charlas sobre la vida, paseos por los pueblos, excursiones en bicicleta y espectáculos de danza tradicional balinesa. Asimismo, puedes pasar las mañanas acostado junto a la piscina infinita y las tardes enteras en el maravilloso Sacred River Spa. Los tratamientos aquí incluyen de todo, desde ser golpeado con cataplasmas de sal del Himalaya hasta ser calmado por las vibraciones de los cuencos tibetanos.

Dispersas por los extensos terrenos se encuentran 60 amplias suites y villas, todas ellas con espléndidas terrazas de arroz y vistas al bosque tropical. Los interiores son refinados, mezclando la artesanía tradicional balinesa con lujos como los de los jetsetters. Imagina hileras de teca brillante, cabeceros de madera tallada, camas suaves de malvaviscos cubiertas con finas redes blancas y baños de mármol de gran tamaño.

2. Hotel Katamama

Katamama se encuentra en Seminyak, a poca distancia de la playa y justo al lado de uno de los clubes de playa favoritos de Bali, Potato Head. También a poca distancia se encuentran las tiendas de moda, cafés y boutiques por las que Seminyak es conocido y amado. Asimismo, el aeropuerto está a unos 45 minutos o una hora de distancia, dependiendo del tráfico. Todo esto lo hace una excelente opción donde alojarse en Bali.

Hotel Katamama
Hotel Katamama

El bienestar es fundamental para la experiencia de Katamama. Por ello las clases de yoga se imparten diariamente junto a la piscina, y el programa Vitality del hotel combina nutrición, yoga, clases de surf, masajes, reflexología y una sesión de entrenamiento personal. Hay un bar en la piscina, un restaurante, un gimnasio bien equipado y un pequeño spa. Katamama hace un gran esfuerzo para cuidar el medio ambiente, y no utiliza plásticos de un solo uso.

Hay seis tipos de suite en Katamama. Cada una cuenta con una cama king size, un bar de cócteles, muebles de mediados de siglo y un escritorio de trabajo hecho a medida. Las habitaciones estándar del hotel son espaciosas y bellamente decoradas. Éstas vienen equipadas con una sala de estar, un balcón con sofá cama y mesa de comedor y un bar bien surtido. Cuenta con un gran cuarto de baño con ducha, bañera y servicios de baño orgánicos.

3. Hotel The Bulgari Resort Bali

La ubicación épica del resort en Uluwatu es de una belleza prístina. No hay mucho a poca distancia, sólo caminos estrechos de la aldea bordeados de vacas flacas y tiendas modestas. Sin embargo, está a sólo cuatro millas (seis kilómetros) de las impresionantes vistas del océano en el famoso templo de Uluwatu en la cima de un acantilado. Al igual que a 11 millas (18 kilómetros) del Aeropuerto Internacional Ngurah Rai.

Hotel The Bulgari Resort Bali
Hotel The Bulgari Resort Bali

El encantador personal proporciona un servicio exquisito pero discreto. Cuenta con una piscina infinita con cabañas etéreas cubiertas y vistas panorámicas del Océano Índico a 150 metros de profundidad. Además, posee un spa aislado con otra piscina al aire libre, un pabellón de yoga, un salón, un gimnasio y salas de tratamiento al aire libre frente a la costa. Así como una playa privada, un restaurante, bar, servicio de lavandería, y Wi-Fi.

Cada una de las 59 villas se encuentra detrás de imponentes paredes de piedra volcánica. Puedes entrar por las puertas de madera tallada a una sala de estar al aire libre con vistas ininterrumpidas al mar. Cuenta con una máquina de café espresso y un minibar lleno de champán, cerveza local y chocolate balinés. Los baños son paraísos parecidos a un spa, con un baño central, duchas interiores y exteriores, lavabos dobles y exuberantes artículos de tocador.

4. Hotel Four Seasons at Jimbaran Bay

Se encuentra al final de la bahía de Jimbaran, un pueblo relativamente tranquilo junto a la playa, conocido por sus arenas plateadas y doradas. No hay mucho más en la zona, pero las boutiques y bares de Seminyak están a 30 minutos en taxi. Se puede llegar al aeropuerto en 20 minutos (una bendición en el tráfico notoriamente malo de Bali) lo que lo convierte en la primera parada ideal en un tour por la isla.

Hotel Four Seasons at Jimbaran Bay
Hotel Four Seasons at Jimbaran Bay

El personal increíblemente cálido, acogedor y profesional. El hotel cuenta con una enorme variedad de actividades gratuitas y pagadas para elegir, incluyendo meditación matutina con vista al mar, media docena de clases de yoga y espectáculos de danza balinesa. La acción acuática se puede encontrar en el club de playa de Sundara, incluyendo bicicleta acuática, tablas de paddleboard, tablas de bodyboard y escuela de surf.

Las villas de senderismo están escondidas detrás de altos muros de piedra de lava cubiertos de hibisco, jazmín y frangipani. Las habitaciones son luminosas en blanco y crema, con arte balinés de buen gusto, románticas camas en red y puertas de cristal que se abren hacia las piscinas privadas. Además, los baños son amplios, con lavabos dobles, duchas interiores y exteriores y bañeras independientes lo suficientemente grandes para dos personas.

5. Hotel Hoshinoya Bali

Hoshinoya Bali se encuentra a unos 10 km (6 millas) del centro de Ubud. El resort se extiende a lo largo de una ladera que flanquea el río Pakerisan, y se ha tenido un cuidado minucioso para asegurarse de que se mezcle con los alrededores del bosque. Es considerado por muchos como una muy buena opción donde alojarse en Bali.

Hotel Hoshinoya Bali
Hotel Hoshinoya Bali

Todas las villas de huéspedes tienen acceso privado a una de las tres piscinas palaciegas de gran belleza. El spa ofrece suntuosos masajes y rituales corporales. Asimismo, hay sesiones de yoga cada amanecer y atardecer y, en un encantador guiño a la cultura balinesa, una clase diaria (gratuita) sobre cómo hacer canang. Si los huéspedes desean explorar, hay un servicio de transporte desde y hacia el centro de Ubud.

Hay tres tipos de villa: Bulan, Sokha y Jalak. Tienen interiores elegantes con camas de futón y arte balinés y lámparas impresas a mano junto a las camas. Todos tienen su propia zona de estar al lado de la piscina, y hay toques elegantes como sales de baño aromáticas y sistemas de altavoces Bose.

6. Hotel Alila Seminyak

Ubicada en la playa de Seminyak, esta propiedad de Alila ofrece a sus huéspedes vistas ininterrumpidas del océano desde sus suites, piscinas, restaurante y bar de playa. Si bien Seminyak es una zona popular entre los turistas, el tramo de playa que flanquea este hotel es tranquilo: no hay una sombrilla o una tumbona a la vista. El hotel está convenientemente cerca de boutiques y restaurantes y está a unos 45 minutos del aeropuerto.

Hotel Alila Seminyak
Hotel Alila Seminyak

Hay cinco piscinas a lo largo de este resort frente al mar, incluyendo una para adultos y otra para familias. El bar de la playa tiene vista a una de estas piscinas y es un lugar elegante y vibrante desde el cual se puedes ver la puesta de sol. Asimismo, cuenta con un gimnasio y un spa de ensueño, que ofrece tratamientos de inspiración asiática (así como una ducha vichy, un baño de microburbujas y un facial de arcilla volcánica) en relajantes habitaciones.

Las amplias y minimalistas habitaciones de Alila Seminyak reflejan el diseño contemporáneo del resort. Incluyen una vista al mar, vista a través de grandes puertas de cristal que conducen a un pequeño patio. Además, los paneles oscuros de madera de la pared y las paredes y el techo sin costuras se aseguran de que nada reste importancia a esta vista. Por último, el cuarto de baño se extiende casi a lo largo de la habitación.

7. Hotel Amandari

Está situado en una colina rodeado de arrozales y cocoteros. Amandari está a sólo 15 minutos en auto del centro de la ciudad, pero se siente a un mundo de distancia del ajetreo. Aunque no hay mucho a poca distancia, el servicio de transporte gratuito en cualquier momento significa entrar en acción en el Bosque Sagrado de los Monos o el Palacio de Ubud.

Hotel Amandari
Hotel Amandari

Cuenta con una famosa piscina infinita, hay una cancha de tenis y un brillante gimnasio. Además posee un apacible spa que ofrece salas de tratamiento con cascadas al aire libre que proporcionan niveles de relajación similares a los del trance. El menú del spa utiliza la línea de productos para el cuidado de la piel de ultra lujo de Aman, que contiene ingredientes que contienen piedras preciosas y extractos de plantas raras.

Los techos de paja se elevan sobre los resbaladizos pisos de mármol de las 30 suites pulidas, que ofrecen baños al aire libre, y cubiertas llenas de flores con tumbonas. Algunos también tienen camas pintadas a mano, vistas al valle o piscinas privadas de color verde jade. Las unidades tienen minibares, tarros de galletas recién horneadas de cortesía, pequeños detalles como una jarra de agua fría junto a la piscina y un cubo de hielo siempre lleno.

8. Hotel Stone House

Ubud, a poco más de una hora del aeropuerto de Denpasar, es el corazón cultural de Bali. Lo que lo convierte en una excelente opción donde alojarse en Bali si te gusta empaparte de su cultura. La Casa de Piedra se encuentra a 1,5 millas (2,4 km) al norte de la ciudad, a lo largo de una estrecha carretera bordeada por campos de arroz y algún que otro edificio. El silencio sólo es perforado por las salamanquesas, el agua corriente y el canto de los pájaros.

Hotel Stone House
Hotel Stone House

La paz se puede encontrar; las excursiones en bicicleta que empiezan en un bosque cerca de Kintamani llevan a los huéspedes cuesta abajo a través de las carreteras secundarias del “viejo Bali”. Una cálida piscina está hecha de piedra tallada a mano de Java central; es lo suficientemente larga como para nadar. El masaje es un elemento básico de las vacaciones en Bali; reserva un tratamiento en la habitación con una de las manos curativas recomendadas por el hotel.

Tres espacios (dos villas y una suite) cada uno tiene su propia alma. Todos ellos exudan una inclinación indonesia pero se despliegan en diferentes direcciones. La Longhouse, construida completamente sobre pilotes, es una de las favoritas: rica en maderas oscuras, telas de colores indonesios y un porche que se extiende sobre un mini valle de la jungla. Los baños varían, con lavabos de ónix hechos a mano montados sobre teca torcida y una bañera de madera cuadrada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here