Para los turistas exigentes y aventureros se han creado convenientemente los hoteles más extraños de Europa con el fin de complacer esos gustos inusuales que ameritan ser satisfechos. Descubre en este post esos sitios de hospedaje singulares en lugares increíbles que te asombrarán y te retarán a conocerlos.

Hoteles más extraños en Europa

Los hoteles más extraños de Europa

En muchos lugares del viejo mundo las autoridades del turismo y entes privados encargados de recibir, acoger y complacer a los visitantes que llegan a sus países se han dado a la tarea desde hace algún tiempo de idear y construir los hoteles más extraños de Europa.

Así, se procura atender esos gustos exóticos de personas que exigen ambientes y conceptos nuevos en sus viajes de placer. En Hoteles en Algarve se presentan instalaciones similares.

En estos sitios se busca romper con lo preestablecido en los establecimientos habituales, que a muchos asiduos viajeros aburren y rechazan por lo cotidiano y previsible de sus instalaciones y servicio. Se recomienda Zona de Barcelona para conocer otras alternativas afines.

Particularmente, han llamado la atención del público turista cinco alternativas de hoteles más extraños de Europa, que ofrecen opciones innovadoras y que constituyen un reto para los turistas exigentes.

 Hotel V8, Alemania

Este es un hotel muy moderno, clasificado con 4 estrellas, situado en la localidad de Böblingen, en el estado alemán de Baden-Wurttemberg, que es una excelente ubicación en la ciudad.

 Hoteles más extraños de Europa

Se encuentra en el propio centro de exposiciones Motorworld Region Stuttgart, la increíble exhibición de vehículos de los modernos concesionarios Porsche, McLaren o Lamborgini, así como de una amplia variedad de autos clásicos.

Además, el Hotel V8 está a 18 km del célebre Palacio Solitude estilo rococó que data del siglo XVIII y a 20 km de la Schlossplatz, la plaza más grande del centro de la ciudad de Stuttgart.

Estos lugares dan cuenta de la extraordinaria ubicación que goza este hotel, uno de los hoteles más extraños de Europa y se constituye en el sitio ideal para los aficionados a los carros, que asisten a la Motorworld.

Se trata de un hotel ambientado con la temática automovilística, en cuyas instalaciones los huéspedes pueden disfrutar de originales habitaciones y suites muy modernas todas con la peculiar decoración basada en temas del mundo del motor.

Hoteles más extraños de Europa

Son 26 habitaciones temáticas cuidadosamente diseñadas hasta en el más mínimo detalle. Los vehículos utilizados en las habitaciones tienen partes originales de carros y cada uno con su toque peculiar.

En su decoración es posible apreciar detalles originales como murales, objetos y mobiliario inspirados en el ambiente de los automovilistas.

Todo, tanto en las habitaciones como en las suites, ofrecen tonos vivos y detalles interesantes referentes a las diversas marcas de vehículo con muchas particularidades que estimulan a conocer cada habitación para descubrir las características de los distintos tipos de vehículo.

El estilo de las habitaciones del V8 Hotel es el de un diseño típico de estilo Bauhaus con una decoración inspirada en el mundo del motor.

Hoteles más extraños de Europa

Las habitaciones de uno de los hoteles más extraños de Europa

Los elementos decorativos de todas las habitaciones fueron específicamente diseñados por expertos conocedores del mundo del automóvil, quienes incluyeron las partes reales de las camas, detalles de las marcas de carro, ilustraciones, fotografías y murales de las mismas.

Así, el huésped tiene la posibilidad de escoger, si es su gusto, una habitación doble de diseño V6 en el estilo de las clásicas con parquet de madera real.

También, si prefiere, puede optar por una habitación referida al V8, que le permite sumergirse en el mundo temático de autos de este estilo.

No hay dos habitaciones iguales, todo está diseñado de manera individual y equipado con piezas únicas.

Asimismo, se ofrecen los apartamentos V10 que más bien resultan ser como un hogar para un tiempo más prolongado. Incluyen sala de estar y dormitorio, baño con bañera adicional, una cocineta y una terraza. En toda la estancia se han cuidado los detalles de manera que todo sea de alta calidad.

También, se ofrecen las habitaciones especiales V12 Mercedes-Suite, ubicadas en la antigua torre del aeropuerto del V8 Classic.

Se trata de suites de 120 m² en cuatro niveles con su propio sauna y azotea tipo mirador, desde la que se puede admirar toda la exhibición del Motorworld.

Hoteles más extraños de Europa

En general, todos los huéspedes del V8 Hotel pueden acceder a las áreas generales de sauna, zonas de descanso y de refrigerios.

Se dispone, asimismo, de un restaurante informal, en el que el chef y su equipo se esmeran por complacer a los huéspedes desde el desayuno tipo buffet hasta la cena con platos regionales, que son preparados al momento con productos locales, según la temporada.

Los mesoneros del V8 Bar ofrecen sus propias creaciones en exquisiteces y bebidas clásicas y modernas, con sabores experimentales y una selección de bebidas alcohólicas finas de todo el mundo.

En el bar, en el vestíbulo o en el restaurante, cada huésped encontrará su zona de confort, en la que se deleitará con experiencias de las épocas de la historia del automóvil y del desarrollo vehicular a través del tiempo, rememorado en el mobiliario en todas las instancias de hotel.

Hoteles más extraños de Europa

Es posible aprovechar el acogedor gimnasio, el spa y zona de relajación, al igual que de la sala de tratamientos, además de estacionamiento dentro del hotel por un pequeño recargo.

Por otra parte, a 30 minutos en carro o transporte público se halla el Museo de Mercedes-Benz y Porsche y el centro comercial Outletcity Metzingen, con muchas atracciones que ofrecer al turista.

El hotel también organiza visitas a la fábrica de Mercedes-Benz en Sindelfingen, situada a solo 500 metros, previa solicitud.

Es el sitio ideal para las personas y parejas que les encantan y se apasionan por los vehículos.

Hoteles más extraños de Europa

 Hotel Can Sleep, Dinamarca

Resulta una experiencia totalmente innovadora hospedarse en el Hotel Can Sleep, en el cual para dormir le entregan al huésped una enorme lata de la cerveza fabricada localmente.

Esto es lo que sucede en el Hotel Can Sleep situado a orillas del idílico Lago Skanderborg, en la zona centro-este en Dinamarca, cercana a la playa y bosque de Dyrehaven.

El Can Sleep Hotel es parte de los ofrecimientos que se hace durante la celebración del festival de música Smukfest que tiene lugar cada verano al aire libre en el entorno del Lago Skanderborg.

Hoteles más extraños de Europa

Cuenta con 121 habitaciones compuestas por una réplica fiel de una lata gigantesca de la popular cerveza danesa Royal Unibrez.

Las habitaciones se ubican en grupos de seis, como si fueran los conocidos six packs de cerveza.

Se hallan en medio de un prado paradisíaco, en el que se dispusieron las latas de 3,80 metros de alto y aproximadamente 2,20 metros de diámetro, agrupadas en 20 packs de 6 latas y alguna lata suelta para completar las 121 habitaciones.

Cada habitación tiene 2 pisos, en la que la planta baja tiene un pequeño living y un minibar, repleto de cervezas Royal Unibrez, que la organización del evento se encarga de llenar cada día.

A través de una escalerita se llega a la planta alta, que tiene una cama doble redonda y una claraboya, en la que hay espacio confortable para dos personas, pero en ocasiones se puede acomodar a tres, pero se debe avisar con anticipación.

Hoteles más extraños de Europa

Las paredes están cubiertas por completo con papel dorado con burbujas y los muebles son de Ikea.

Debido a su singularidad, el hotel abre sólo en agosto de cada año para el festival  y, como la demanda de este alojamiento es muy grande, las habitaciones se asignan por sorteo entre los participantes interesados en asistir a los eventos del festival.

Es por ello que sólo los afortunados que se postulan pueden disfrutar de la experiencia de dormirse y despertarse dentro de una lata de cerveza en uno de los hoteles más extraños de Europa.

Como nota informativa, en este festival han participado celebridades como Eric Clapton, Lenny Kravitz, Beck, Björk, y Green Day.

Hoteles más extraños de Europa

Harlingen Harbour Crane, Países Bajos

La experiencia que brinda este hotel es muy novedosa, pues se trata de hospedarse en una grúa.

Este singular hotel conformado por la grúa situada en la provincia holandesa de Frisia, específicamente en el puerto de Harlingen al norte de Holanda, sobre el mar Wadden, que fue convertida en hotel.

La grúa se encuentra a unos 17 metros de altura y para acceder a la suite se sube por dos ascensores; el primero llega a una plataforma en las “patas” de la grúa y con el segundo, se accede a la habitación propiamente dicha.

Se acondicionaron tanto la sala de máquinas como la de control para alojar a la única suite elegante y cálida, con área de servicio, proporcionando al huésped, a una altura de hasta diez metros, hermosas vistas panorámicas exclusivas de la reserva natural del mar Wadden, del puerto y del horizonte marino.

Hoteles más extraños de Europa

La habitación se encuentra en lo que era la antigua sala de máquinas y está equipada con todo lo necesario para pasar una noche bien acompañado.

Tiene capacidad para dos personas en un espacio increíblemente iluminado y cálido con una cama hecha a medida, un pequeño espacio de servicio, mobiliario diseñado por Charles Eames, reconocido arquitecto y diseñador estadounidense, diversos equipos táctiles de alta tecnología y un baño completo.

Como está totalmente rodeada por ventanas, el huésped disfruta de la impresionante vista alrededor.

Hoteles más extraños de Europa

La grúa Harlingen azul y blanca fue construida en 1967 y solía ser usada para descargar cargamentos de madera de los barcos mercantes provenientes de Rusia y Escandinavia.

Se necesitaron dos años, de 2001 a 2003, de remodelación para crear este hotel a diecisiete metros del suelo.

Y para completar esta increíble experiencia en uno de los hoteles más extraños de Europa, los huéspedes pueden ser operadores de la grúa por un día.

Por medio de una escalera que lleva a la antigua cabina del operador, se puede usar la palanca de control para girar el gigante de acero 360 grados y tener una vista sin precedentes del horizonte, los barcos y la ciudad. Por la noche, la vista es verdaderamente espectacular.

Hoteles más extraños de Europa

 Jumbo Stay, Estocolmo, Suecia

Este increíble hotel está conformado por un jet que ha estado estacionado en el aeropuerto de Estocolmo-Arlanda desde 2009 y que fue remodelado como hospedaje desde donde se da la bienvenida a los huéspedes que pasan la noche allí antes de ir al aeropuerto para tomar su vuelo.

Se trata de un Boeing 747-212B, que era propiedad de Transject Airways, que comenzó a operar en 1976 con Singapore Airlines, donde voló por varios años.

Luego pasó a Panamá y, después de estar en manos de varias aerolíneas, finalmente, terminó siendo comprado por la aerolínea sueca Transject, la cual se fue a la bancarrota, dejando a varios aviones varados en Estocolmo. El Jumbo Stay fue uno de ellos.

Hoteles más extraños de Europa

Fue debidamente acondicionado como hotel, en el cual se puede albergar hasta 76 huéspedes en 33 habitaciones, dos suites y una cafetería con lo indispensable como refrigerio.

Incluso sus alas fueron adaptadas como caminerías con barandas de protección para realizar paseos cortos a lo largo de ellas.

Las habitaciones de uno de los hoteles más extraños de Europa

Ofrece varios tipos de habitaciones para alojar de uno a tres huéspedes. Incluso en las turbinas se habilitaron habitaciones.

Hoteles más extraños de Europa

Habitaciones estándar

Estas son de varios tipos, según las preferencias y necesidades del huésped:

  • Doble jumbo equipada con una cama de 140 cm, adecuada para dos adultos.
  • Doble sencilla con dos literas de 90 cm, apropiadas para dos adultos.
  • Individual Jumbo con una cama de 140 cm, apropiada para un adulto.
  • Triple jumbo equipadas con una cama de 140 cm y otra de 90 cm, adecuadas para tres personas.
  • Se dispone, asimismo, de habitaciones individuales en la casa rodante situada bajo el avión, que tienen una entrada privada desde el exterior. En estas habitaciones se cuenta con una cama de 90 cm y un WC privado. Se comparten las duchas en el interior del avión, así como la recepción y la cafetería.

Dormitorios

Estas son habitaciones en las que se alquila la cama y se comparte la habitación con otra persona. Se ofrecen para dos y cuatro caballeros y para dos y cuatro damas.

Tienen dos o cuatro camas de 90 cm, un televisor de pantalla plana e Internet inalámbrico gratuito. El acceso a los baños comunes y separados y a la ducha en el pasillo. No incluye el desayuno, pero si la ropa de cama, la toalla y la limpieza.

Suites

  • Doble “Suite de la caja negra”, se trata de una espaciosa habitación con un espacio impresionante, la cual se encuentra en la parte trasera del avión. Es perfecta para parejas. Esta habitación tiene baño y ducha privados.
  • Espectacular habitación en la cabina de los pilotos, que puede ser una suite individual o doble, dos personas como máximo. En ella se dispone de dos camas ajustables y un baño privado con ducha.
  • Habitación individual Jumbo con baño, adecuada para el viajero de negocios. Cuenta  con una cama de 90 cm, baño y ducha privados.

Hoteles más extraños de Europa

En todas las habitaciones hay un televisor de pantalla plana con TV por cable y acceso a Internet inalámbrico gratuito. Se comparten los baños y las duchas localizados en el pasillo. Incluyen también desayuno, ropa de cama, toallas y limpieza.

Además, todas tienen compartimentos superiores, alarma de incendios y sistema de rociadores. No está permitido fumar ni tener mascotas. Las habitaciones son higienizadas para evitar alergias.

El Jumbo Stay de Estocolmo, uno de los hoteles más extraños de Europa, constituye una experiencia exclusiva en el mundo con gran comodidad para dormir en el aeropuerto.

Hoteles más extraños de Europa

TreeHotel, Harads, Suecia

Aunque se esté a gran distancia del hogar, el Treehotel es una alternativa de estar en un ambiente acogedor que da la bienvenida como si se estuviera en familia en un ambiente hogareño de los años 30 a 50.

El Treehotel está situado en la ciudad de Harads, en el norte de Suecia, en lo alto de un bosque de pinos con espectaculares vistas del río Lule, donde se aprecia el fluir de sus aguas.

Las habitaciones del árbol están suspendidas entre 4 y 10 metros del suelo y se puede acceder a ellas por medio de una rampa, un puente o escaleras eléctricas.

Hoteles más extraños de Europa

Luego de registrarse en la casa de huéspedes, se va a la habitación seleccionada a través de un paseo de cinco minutos hasta el Treehotel.

El desayuno, el almuerzo y la cena se sirven en el restaurante del Treehotel Guesthouse en el pintoresco pueblo de Harads con una población de sólo 600 personas.

Todas las habitaciones del Treehotel tienen: Inodoro incinerador, electricidad, calefacción por suelo radiante, aire acondicionado, cafetera y hervidor de agua, agua potable, refrigeradores, WiFi, sistema de agua sostenible Rukkamoika con 3 litros de agua para lavarse las manos. Las habitaciones Dragonfly y 7th room también tienen sus propias duchas.

Las habitaciones de uno de los hoteles más extraños de Europa

Los distintos tipos de habitaciones a escoger incluyen las siguientes:

Casa de huéspedes

Tiene seis habitaciones con capacidad para 12 camas. Para aquellas habitaciones que no tienen su propia ducha y baño, hay instalaciones disponibles cerca en el pasillo y en la sala de relax.

Hoteles más extraños de Europa

Mirrorcube

Es una habitación en un árbol conformada por un cubo de 4x4x4 metros, rodeada de paredes de espejos que se reflejan y se mezclan con el entorno.

En el centro de la habitación crece un tronco de árbol encerrado en un marco de aluminio, que forma la base de la habitación. Todas las paredes están cubiertas por un espejo, que da la sensación de que es una habitación de cristal.

Sin embargo, en el interior, las paredes son de madera contrachapada ligera, con ventanas en tres de ellas, así como en el techo.

Es un excelente alojamiento para dos invitados con cama doble, baño y asientos para socializar.

Nido de Pájaro

Creada para mezclarse con el entorno tanto como sea posible como si fuera un gigantesco nido de pájaro en la copa de un árbol.

Es una habitación de 17 metros cuadrados con puertas correderas que pueden separar los dormitorios. Tiene un baño y asientos acolchados junto a las ventanas para disfrutar de la vista.

Se accede por una escalera y una escotilla en el suelo. Es una habitación compacta con pequeñas ventanas, pero notablemente luminosa, gracias a la decoración interior y a las ventanas que dejan pasar la luz.

Es muy solicitada por familias con niños, pero también es adecuada para 4 adultos.

La cabaña

Es una de las habitaciones más románticas del hotel. Es doble con forma de cápsula, a la vista entre los árboles a la cual se accede por un sendero desde el edificio principal. Se ubica sobre una plataforma en la cima de una empinada pendiente con vistas al valle del río Lule.

Es una habitación de 24 metros cuadrados con una cama doble en el centro lo suficientemente espaciosa para dos personas, un baño y una terraza. Hay grandes ventanales que ofrecen una vista de gran altura del bosque y el río. Junto a las ventanas, se acondicionaron asientos cómodos para disfrute del paisaje.

The 7th room

De reciente construcción. Es una suite diseñada para tener diferentes “niveles de experiencia”. Las escaleras que conducen a la habitación tienen varios pisos con puntos de vista diferentes.

Dentro de la habitación hay ventanas panorámicas que dan al valle del río y a la aurora boreal. Los dormitorios tienen ventanas con tragaluces para ver el brillante cielo nocturno de verano.

En el centro de la habitación hay una terraza, formada por un suelo de red con un pino de crecimiento natural en el centro.

A través de este suelo se puede ver 10 metros abajo la naturaleza y desde la barandilla transparente, la gran extensión del valle del río Lule.

La habitación tiene en total 100 metros cuadrados, de los cuales 75 metros son de alojamiento.

Dispone de cinco camas, dos dormitorios con dos camas cada uno y una cama extra de 120 cm en el salón. Hay un baño y una ducha con características ecológicas.

La habitación está dominada por interiores de madera y textiles escandinavos. La fachada es un acabado de madera quemada, completamente diferente a la de las otras habitaciones.

Algo que hace que la 7th room sea particularmente acogedora es una chimenea con temperatura controlada que se enciende por debajo de cierta temperatura en las noches frescas de invierno.

The UFO

Fue diseñada para impresionar al visitante con la imagen inesperada de un UFO o OVNI en medio del bosque.

La habitación ha sido moldeada en un material compuesto de alta resistencia con el fin de crear una construcción ligera, pero resistente y duradera y que permitiera el movimiento de un OVNI suspendido por cables y vigas conectadas a los árboles.

La habitación tiene pequeñas ventanas que dejan entrar la luz y fue diseñada para cinco personas, con una cama doble y tres individuales. Se entra por una escalera eléctrica y plegable a través de una escotilla en el piso.

The Dragonfly

Es la segunda más grande, con 52 metros cuadrados. La habitación se utiliza principalmente para alojamiento privado, pero también se suele emplear para pequeñas conferencias de hasta 6 participantes.

Dispone de cuatro camas en dos dormitorios, uno con vista al valle del río Lule desde el lecho y el otro con vistas al tranquilo y susurrante bosque.

Una rampa de 15 metros conduce al Dragonfly y termina en un pequeño patio. Incluso en el cuarto de baño, que tiene ducha particular, ofrece una vista increíble de los altos pinos y del río Lule.

Es una construcción de madera con una fachada de metal que ha tomado un tono marrón oxidado, que hace que la habitación se entremezcle con los pinos.

Es lo suficientemente espaciosa para dos parejas, cuatro amigos, una familia, o como espacio social para un grupo más grande que se aloje en otras habitaciones.

The Blue Cone

Con su amplitud y hermosa vista, es una habitación de construcción tradicional de madera con tres pilares en el suelo, para dar sensación de altura y ligereza a la vez que proporciona estabilidad.

El terreno debajo de la habitación está inclinado, lo que añade la sensación de estar en lo alto.

Tiene una larga y ligeramente inclinada rampa desde el otro lado del edificio hasta la entrada lo que la hace accesible para personas con discapacidad. Además, tiene un baño muy espacioso.

Tiene una cama doble con una vista espectacular y un espejo reflectante detrás de la cama duplica la vista.  Hay un desván para dormir con dos camas individuales.

El exterior está hecho de teja de pino, un material tradicionalmente utilizado para cubrir los tejados de las viejas casas de la zona.

¿Pero cómo es que una habitación llamada el Cono Azul es de color rojo brillante? Una explicación para ello la ofrece el arquitecto Thomas Sandell, quien usó el Cono Azul como nombre de trabajo, pero que, durante el proceso, encontró un hermoso color rojo que decidió utilizarlo en su lugar.

Otra es el hecho de que el Mirrorcube iba a estar cerca del Cono Azul, por lo que se requería un color diferente para que resaltara más.

Este es uno de los hoteles más extraños de Europa que permite observar la espectacular naturaleza de Suecia desde el Mirrorcube, el UFO, o desde cualquiera de los otros espacios.

Es una oportunidad en la que se puede disfrutar de septiembre a marzo cómo la aurora boreal ilumina el cielo, o también de hacer una excursión de pesca en familia y aprender todo lo que ofrece un bosque de pinos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here