Arco De Tito – Historia Y Detalles De Este Arco Triunfal Romano

El Arco de Tito es un arco de triunfo romano erigido por Domiciano en c. 81 CE al pie de la colina palatina en la Via Sacra. Conmemora las victorias de su padre Vespasiano y su hermano Tito en la guerra en Judea (70-71 dC). El arco es también una declaración política y religiosa que expresa la divinidad del difunto emperador Tito.

Este hermoso arco ha servido desde su edificación como modelo para la construcción de otros muchos arcos triunfales.

Historia tras la construcción del Arco de Tito

En el verano del 71 DC, el emperador romano Vespasiano y Tito, su hijo mayor, habían sofocado una revuelta peligrosa en la provincia romana de Judea. Habían entonces regresado a Roma para celebrar este importante logro. Además de eso, la dinastía Flaviana (Vespasiano y sus dos hijos Tito y Domiciano) había logrado ganar el trono durante el año 69 DC. Esta fue una época de sangrienta agitación civil conocida como el “Año de los Cuatro Emperadores”.

Había mucho en juego para Vespasiano y Tito, ambos parientes políticos de una línea familiar que no eran particularmente ilustres. El honor del triunfo en Judea les fue concedido conjuntamente. Y el espectáculo (según lo descrito por Flavio Josefo en “La Guerra Judía”) rivalizaba con cualquier cosa que Roma hubiera visto antes.

La guerra dio como consecuencia botines, prisioneros y narraciones pictóricas en abundancia. Todo esto estaba destinado a atormentar a los espectadores y a transportarlos a los campos de batalla de la guerra en el este. Pero el ritual del triunfo, su desfile e incluso el estatuto semidivino otorgado al triunfador fue efímero. Por esta razón, la construcción posterior de este monumento permanente sirvió para impactar el paisaje urbano. Además de mantener la memoria colectiva de los habitantes de la ciudad.

Localización estratégica del Arco de Tito

El Arco de Tito se encuentra en Summa Sacra Via, el punto más alto de la Via Sacra. Este era el “Camino Sagrado” de Roma que sirvió como su principal calle procesional. Además, el Arco de Tito domina un punto clave a lo largo de la ruta triunfal (vía Triumphalis). Esta enlaza visualmente el valle del anfiteatro flaviano (conocido como el Coliseo) con el valle del Foro Romano y el Monte Capitolino más allá.

Muchos desfiles triunfales habían pasado por esta ruta durante muchos siglos. Por lo que la elección de colocar un monumento triunfal permanente sobre la ruta no fue accidental. Fue más bien evocadora del hecho de que el triunfo como ritual creó y reforzó la memoria colectiva de los romanos.

También podrías leer: Arco de Constantino

Arquitectura y Decoración del Arco de Tito

Con una sola abertura el arco es más pequeño y más modesto en su decoración que otros arcos supervivientes como los de Constantino y Septimio Severo. Además, la escultura decorativa no ha sobrevivido muy bien los estragos del tiempo. Sin embargo, todavía se puede ver el significado de algunas de las escenas de la escultura, en particular, los paneles laterales.

Estos relieves de mármol están situados a ambos lados del arco interior y miden 2.04 m de alto por 3.85 m de largo. Un panel muestra el inicio de la procesión triunfal de la victoria de 71DC de Tito. Se puede ver que pasa por la Porta Triumphalis hasta el Forum Boarium con los participantes que llevan botines desde el Templo de Jerusalén después del saqueo de la ciudad.

El botín incluye un candelabro de siete brazos (menorah), trompetas de plata, y tal vez incluso el Arca del Pacto. Algunas figuras llevan pancartas que probablemente indicaban los nombres de las ciudades y pueblos conquistados.

El otro panel de relieve está tallado en tres cuartos de vista. Muestra a Tito montando un carro de cuatro caballos (quadriga) y siendo coronado por una personificación de la Victoria. La diosa Roma está de pie, sosteniendo la brida de uno de los caballos. Las dos figuras a la derecha del carro son personificaciones del pueblo de Roma (torso desnudo) y el Senado (con toga).

Los dos paneles de relieve son significativos en la historia y el desarrollo del arte romano. Esto porque son el primer intento completo de los escultores romanos para crear la ilusión del espacio. Esto se logra con éxito de varias maneras. Las figuras se representan en tres cuartos de vista. Las de fondo se representan de tal manera que retroceden gradualmente en la distancia. Las figuras centrales están talladas en un relieve más alto que las de los bordes. Y todo el panel está curvado ligeramente hacia dentro.

Friso exterior

Alrededor de todo el arco hay un pequeño friso que representa toda la procesión triunfal. Por encima van las victorias aladas de pie en un globo celebrando con banderas, trofeos, guirnaldas de laurel y hojas de palma. Situado en el centro de cada lado de la arcada hay una piedra angular que representa a Roma y el genio del pueblo romano.

La bóveda interior está adornada con una representación central del Título deificado (apoteosis) llevado al cielo por un águila. Originalmente, todo el arco se terminó en el estilo acostumbrado con un enorme quadriga de bronce que se habría situado en la parte superior.

No te vayas sin conocer otros hermosos Lugares que ver en Roma

Inscripción

El arco fue construido usando mármol Pentélico, con la parte del ático en mármol de Luna. La inscripción original en el lado este del arco está todavía in situ. Aunque originalmente las letras se hubieran incrustado con bronce dorado. Se lee:

“SENATUS
POPOLUS QUE ROMANUS
DIVO TITO DIVI VESPASIANI F
VISPASIANO AUGUSTO”

“El Senado y el Pueblo de Roma, a Divus Titus, hijo de Divus Vespasian, Vespasiano Augustus”.

El uso de ‘Divo’ para Titus indica que el arco fue erigido después de la muerte del emperador en 81 EC. La inscripción en el lado oeste describe la remodelación del monumento por el Papa Pío VII en 1821 dC.

Restauraciones

Durante el siglo XI el arco fue incorporado en una fortaleza construida por la familia Frangipani en Roma. Esto resultó en daños a los relieves de varios paneles que todavía son visibles hoy en día.

En 1821, durante el pontificado del Papa Pío VII, Giuseppe Valadier emprendió una importante restauración de la estructura sobreviviente. Para identificar aquellas porciones que habían sido restauradas, Valadier empleó travertino en comparación con el mármol original.

El lado occidental del ático recibió una nueva inscripción en el momento de esta restauración. La famosa pintura El Arco de Canaletto permite ver la condición del monumento antes de la restauración de Valadier.

 

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.