No Dejes De Conocer Las Bellezas Que Esconde La Casa De Pilatos En Sevilla

La hermosa Casa de Pilatos en Sevilla es una visita obligada para los amantes del arte, la arquitectura y la historia. Este bello palacio es una exquisita mezcla de estilo renacentista italiano y mudéjar. Los visitantes de este lugar se sumergirán en un pasado inimaginado. Pasear por sus jardines bellamente tratados y detallar su cuidadoso diseño es una experiencia inolvidable.

El nombre real de este palacio es el de Palacio de los Adelantados Mayores de Andalucía. El nombre popular con el que se conoce, Casa de Pilatos, data del siglo XVI. En esa época, y en el marco del viacrucis de semana santa, se salía de esta casa hasta el Humilladero de la Cruz del Campo. Se dice que esta distancia era igual a aquella que recorrió Jesús desde la casa original de Pilatos en Jerusalén hasta el calvario.

Historia de la Casa de Pilatos

Este hermoso palacio fue un proyecto arquitectónico concebido por la familia Enríquez de Ribera. Este matrimonio compró la primera propiedad a la Inquisición en 1483. La vivienda original era propiedad de una familia judía y estaba edificada en estilo islámico. Con el paso del tiempo, los herederos de la familia Enríquez de Ribera compraron otros solares aledaños a la propiedad original para así construir lo que hoy se conoce como la Casa de Pilatos.

El diseño del palacio está en parte compuesto por trazas de diseños inspirados en el renacimiento italiano. Este fue el aporte hecho por Fadrique Enríquez quien al hacer un viaje a Italia quedó fascinado con el movimiento artístico y quiso llevar a su ciudad de Sevilla un poco de las glorias que tanto le habían llamado la atención.

No dejes de conocer la belleza de La Alhambra

Más adelante, otro de los herederos que aportó reformas y añadió su toque personal al palacio fue Per Afán de Ribera. Este caballero era amante del arte e incluyó en la Casa de Pilatos una vasta colección. Para hacerlo, realizó ciertas reformas que aún pueden ser vistas en la actualidad.

Luego de años de abandono además de tener que sobrellevar catástrofes como un terremoto en 1755 y los destrozos causados por los franceses en 1808, la Casa de Pilatos cayó en un estado de soledad notable. En el siglo XIX con la llegada del Romanticismo, se hacen algunas adiciones a la Casa para ajustarse a las nuevas corrientes.

Desde esta época, los propietarios de la casa han reunido esfuerzos para preservar sus encantos e invaluable importancia para el arte. Actualmente se la lista de obras de arte que alberga la Casa de Pilatos ha crecido considerablemente. Adicionalmente se han hecho trabajos de restauración para mantener intacta la belleza que la hizo notable en primer lugar.

Recorriendo la Casa de Pilatos

Patio Central

Lo primero que veremos al llegar a la Casa de Pilatos es su bello portal hecho de mármol y rematado con crestería gótica. Al pasar esta entrada se llega al patio central. Esta es una característica típica de las viviendas andaluzas. Adornando el patio se encuentra en el centro una hermosa fuente. También en el patio se encuentran dos estatuas de la diosa Palas que parecieran cuidar el espacio.

Además de esta diosa, se colocaron 24 bustos alrededor del patio que representan a figuras importantes de la historia. Allí veremos desde emperadores romanos y españoles hasta insignes pensadores y Dioses. Todo el patio está delimitado por un conjunto de columnas genovesas que dan a este espacio una belleza única.

Capilla de la Flagelación

Esta capilla es una de las estructuras más antiguas que permanecen en la Casa de Pilatos. Esta hermosa sala combina de manera extraordinario elementos árabes con aquellos básicos de la fe cristiana. Tiene una doble bóveda gótica. Sus muros y techo están cubiertos por un hermoso trabajo de yesería trabajada en motivos vegetales mezclados con caligrafía que detalla cantos a Alá. Debajo de este trabajo se encuentra un friso hecho con hermosos azulejos mudéjares.

En perfecta armonía con este trabajo de diseño se integran los elementos de la fe cristiana en la forma de ángeles colocados en las esquinas de las bóvedas que llevan consigo los elementos de la Pasión de Cristo. El piso es un delicado trabajo de losas primitivas que representan el agua.

En el centro de la capilla se encuentra una columna de mármol traída desde Italia por uno de los Enríquez. La leyenda cuenta que es la misma en la que azotaron a Jesús. En el altar de esta pequeña capilla se encuentra una imagen del Buen Pastor que data del siglo XVI.

Segundo nivel

Desde la planta baja se llega al nivel superior a través de una fascinante escalera decorada con azulejos. El techo de esta impactante escalera es una cúpula hecha de madera apoyada en trompas de mocárabes. En las varias salas de esta planta se conservan numerosas obras de arte.

Las paredes de estas galerías del segundo nivel están hermosamente decoradas con frescos. Además, podremos ver un extenso trabajo de azulejos que nos lleva de regreso al tiempo en el que este arte estaba en su máximo apogeo. La belleza de la colorida decoración se traslada incluso a sus techos. En estos podemos ver los vibrantes colores de un arte ya extinto pero no olvidado.

La extensa colección de pinturas de los siglos XVI al XIX son una atracción imperdible de la Casa de Pilatos. Como ejemplo de estas obras podemos mencionar una extensa colección de artistas como Goya, Lucas Jordán, Giuseppe Recco, Vanvitelli y José de Ribera entro otros muchos. Además es digno de mencionar el fresco en el techo de uno de los salones que representa la Apoteosis de Hércules.

Jardines

No solo el interior de la Casa de Pilatos está repleta de arte. En los jardines podremos disfrutar de una colección de esculturas que va más allá de la imaginación. Mezcladas con la delicadeza de la naturaleza veremos personajes como Venus o Baco salpicando los rincones de este ajardinado espacio.

No te pierdas de conocer Que ver en Andalucía

La Casa de Pilatos en la actualidad

Este hermoso palacio ha sido venerado durante años como una muestra de arte y arquitectura extraordinaria. Estas mismas características hacen que cada día más esta casa sea considerada como un lugar digno de conocer. Esta atractiva belleza y la particularidad de su mezcla de estilos la han convertido en escenario ideal para el rodaje de películas. Hecho que añade aún más magia a sus históricas paredes.

Actualmente se hacen visitas a la Casa de Pilatos. Esta abierta al público todos los días de la semana. Su horario dependerá de la temporada siendo de 9 a 6 durante el invierno y de 9 a 7 durante el verano. Se pueden arreglar visitas guiadas para pequeños grupos centradas en la riqueza de este palacio como centro de arte. Estas visitas se hacen con la guía de un historiador del arte. Además también está disponible para la realización de eventos privados.

La Casa de Pilatos es sin lugar a dudas un lugar que tiene mucho que ofrecer a quienes la visitan. La historia que la llena es digna de ser escuchada y vivida. Recorrerla y ver la grandeza del arte pasar ante nuestros ojos es sin lugar a dudas una experiencia digan de tener.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.