La antigua Ciudad de Petra fue tallada literalmente de los acantilados de arenisca del sur de Jordania. Allí los nabateos construyeron templos y tumbas, casas y salones, altares y acueductos. Y construyeron una civilización que se encontraba en la encrucijada del antiguo Cercano Oriente. Esta ciudad era un centro para el comercio, ya que las rutas comerciales de la época fluían a través de Petra.

En su apogeo, la ciudad de Petra fue el hogar de unos 20.000 nabateos. Estos construyeron en medio del desierto un ingenioso sistema de vías fluviales para proporcionar a su ciudad con el precioso líquido. Desde principios de 1800, cuando fue “redescubierta”, se están descubriendo pistas de la vida cotidiana en esta “ciudad perdida de piedra”. Y hoy comenzamos a ver una vez más lo que Petra parecía hace 2.000 años.

Descubre las 10 Mejores Atracciones que ver en la Ciudad de Petra

1.- Siq

Este cañón de 1,2 km, con sus estrechas paredes verticales, es sin duda uno de los mejores momentos de visitar la Ciudad de Petra. El paseo por este mágico corredor que serpentea hacia la ciudad oculta es uno lleno de anticipación por las maravillas que se avecinan. Es un punto no desperdiciado por los nabateos que hicieron el pasaje de una manera sagrada, puntuado con sitios de significado espiritual.

No dejes de conocer estas Ciudades Perdidas del Mundo

2.- Lugar Alto de Sacrificio

Este es el más accesible de los “lugares altos” de Petra. El sitio bien conservado fue construido encima de Jebel Madbah con desagües para canalizar la sangre de los animales de sacrificio. Un tramo de escalones señalizados justo antes del Teatro conduce al sitio. Gira a la derecha en los obeliscos para llegar a la plataforma de sacrificio. Puedes ascender por burro pero sacrificarás tanto el sentido del logro al llegar a la cumbre como el buen humor de tu pobre transporte.

3.- Al-Deir. Monasterio

Escondido en lo alto de las colinas, el Monasterio es uno de los legendarios monumentos de la Ciudad de Petra. Es semejante en diseño a la Tesorería pero mucho más grande (50m de ancho y 45m de alto). Fue construido en el siglo 3 AC como una tumba para los Nabateos. Deriva su nombre de las cruces talladas en las paredes interiores, sugestivas de su uso como una iglesia en tiempos bizantinos. El antiguo camino de roca de más de 800 escalones comienza en el Museo Nabateo y sigue la antigua ruta procesional.

4.- Al-Khazneh. Tesorería

Conocida localmente como la Tesorería, esta tumba es donde la mayoría de los visitantes se enamoran de la Ciudad de Petra. La fachada helenística es una pieza asombrosa de artesanía. Fue esculpida en arenisca para servir como una tumba para el rey nabateo Aretas III (c 100 aC-200 dC). La Tesorería deriva su nombre de la historia de que un faraón egipcio ocultó su tesoro aquí (en la urna de la fachada) Mientras perseguían a los israelitas.

5.- Tumbas Reales

Descendiendo desde el Teatro, el wadi se ensancha para crear una vía más grande. A la derecha, el gran macizo de Jebel al-Khubtha se cierne sobre el valle. Dentro de sus acantilados orientados al oeste se encuentran algunos de los lugares de entierro más impresionantes en la Ciudad de Petra. Estos son conocidos colectivamente como las ‘Tumbas Reales’. Se ven especialmente impresionantes bañadas en la luz dorada del atardecer.

Te mostramos la belleza del Teatro Romano de Mérida, España

6.- Teatro

Fue originalmente construido por los nabateos (no los romanos) hace más de 2000 años. El teatro fue cincelado de la roca, cortando a través de muchas cuevas y tumbas en el proceso. Fue ampliado por los romanos para albergar alrededor de 8500 personas poco después de llegar en el año 106. Dañado por un terremoto en el año 363 DC, el teatro fue parcialmente desmantelado para construir otras estructuras, pero sigue siendo un lugar destacado de la Ciudad de Petra.

7.- Calle de las Columnas

Bajando desde el Teatro, esta calle marca el centro de la ciudad de Petra. Fue construida alrededor del año 106 DC y sigue el patrón romano estándar de un decumanus este-oeste. Pero sin el cardo maximus normal (eje norte-sur). Varias columnas de piedra arenisca revestidas de mármol bordeaban originalmente la calzada de 6 metros de ancho. Y los pórticos cubiertos daban acceso a las tiendas.

8.- Gran Templo

Un templo nabateo importante del siglo I aC, esta estructura fue gravemente dañada por un terremoto poco tiempo después de su construcción. Sin embargo permaneció en uso (aunque en diferentes formas) hasta el último período bizantino. Un theatron (teatro en miniatura) se encuentra en el centro. El templo tuvo una vez 18 metros de altura, y el recinto era de 40 metros por 28 metros. El interior fue cubierto originalmente con estuco rojo-y-blanco llamativo.

9.- Al-Beidha

Las ruinas neolíticas de Al-Beidha se remontan a 9000 años y junto con Jericó, constituyen uno de los sitios arqueológicos más antiguos de Oriente Medio. Los restos de alrededor de 65 estructuras redondas (y más tarde rectangulares) son especialmente significativos. Señalan la transición física de las comunidades cazador-recolector a las comunidades establecidas de pastores y agricultores. El asentamiento fue abandonado alrededor de 6000 aC, manteniendo el sitio intacto.

Un sendero de 15 minutos que comienza a la izquierda de la entrada de la pequeña Petra, conduce al sitio. Es importante mantener los senderos marcados en Al-Beidha porque el sitio es frágil. Es justo decir que para el visitante casual, las ruinas requieren imaginación.

Descubre Los Arcos del Triunfo más bellos del Mundo

10.- Museo Nabateo

El pequeño Museo Arqueológico de Petra, generalmente conocido como el Museo Nabateo, tiene una interesante exhibición de artefactos de la región, incluyendo mosaicos. Las explicaciones están en inglés. El museo, junto con una tienda de venta de mapas detallados y de precio fijo, joyas hechas a mano patrocinadas por la Fundación Queen Noor, comparte el mismo edificio que el restaurante Basin.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here